©Todos los derechos compartidos

Los indígenas lograron frenar la privatización de la Amazonía

Tras los graves incidentes ocurridos el pasado 5 de junio cuando el gobierno de Alan García lanzó a más de 600 efectivos policiales con apoyo de tanquetas y helicópteros para reprimir a las comunidades indígenas de la Amazonía peruana, el gobierno “suspendió” la vigencia de los cuestionados decretos por los cuales privatizaba más de dos tercios de esa región plena de recursos naturales.
Pero los casi 400.000 indígenas agrupados en
la Asociación Interétnica para el Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), mantuvieron su movilización, responsabilizaron de la violencia y del medio centenar de víctimas al gobierno y exigieron la derogación lisa y llana de los decretos 1.090 y 1.064, que abrían las puertas a las transnacionales extractivas. Además, una gran manifestación de apoyo de organizaciones y movimientos sociales, recorrió Lima en solidaridad con los indígenas y pidió la dimisión del gabinete ministerial.
Alan García, que ya tiene fallidas experiencias de gobierno en su haber, consideró prudente dar un paso atrás, y a través del cuestionado presidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon, se comprometió a enviar un proyecto al Congreso para derogar los decretos que regulan el manejo y explotación de los recursos forestales e hídricos. Eso, a pesar de que horas antes, había expresado que esas normas eran una consecuencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado con Estados Unidos, y por lo tanto “eran un paso legal irreversible”.
Paralelamente al anuncio de derogación, desde el gobierno se admitió que habrá una negociación en la que estarán representadas todas las comunidades indígenas, sin excepción. Daysi Zapata, de la ADISEP, expresó sus reservas y dijo que “antes de escuchar promesas, debemos ver realidades”. Y se preguntó a continuación: “¿tantas vidas tenían que perderse para que el gobierno se diera cuenta que las leyes estaban mal dadas? “.
Daysi reemplaza en la presidencia de la organización indígena amazónica a su líder Alberto Pizango, que se encuentra asilado en la embajada nicaragüense en Lima, después que el gobierno peruano ordenara su captura. Hay quienes piensan que el gobierno en realidad está “haciendo tiempo”, para facilitar que la situación se descomprima, y que los indígenas que llevaban casi dos meses en alerta y movilizados, vuelvan a sus regiones.
Las comunidades tienen muy claro lo que reclaman y también lo que supondría la entrada de las grandes empresas en la vasta región amazónica, con el consiguiente deterioro del medio natural, de los cursos de agua y de los recursos forestales. Y gran parte de la población parece estar dispuesta a respaldarlos, comprendiendo que defendiendo la amazonía, defienden los recursos y el patrimonio de todos los peruanos.


Por Carlos Iaquinandi, Agencia SERPAL, Servicio de Prensa Alternativa. www.serpal.info

facebook
Twitter
Follow
2009-06-20 00:00:00
Etiquetas: Internacionales.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp