©Todos los derechos compartidos

El día después de la caída

Una torre ubicada en el Barrio Latino se derrumbó días atrás temen que su irradiación provoque problemas en la salud de las personas

Un ejemplo más de una antena de telefonía celular mal ubicada. En este caso en Estomba al 3200, pleno Barrio Latino, donde hace nueve años estaba instalada allí una antena de Movistar, pese a los reclamos previos de los vecinos para que no se coloque por temor a que la antena provoque efectos negativos en la salud de los habitantes del barrio. Oídos sordos al pedido, la antena se construyó igual en un terreno rodeado de casas cuyos vecinos venían soportando todo tipo de ruidos durante los días de viento; incluso, varios niños y adultos del lugar comenzaron a padecer extraños síntomas desde que la antena fue puesta en funcionamiento en ese predio. Los vecinos no se acostumbraban a tener una antena en el patio de la casa y el temor fue en aumento hasta que días atrás sucedió un hecho de extrema gravedad: la antena se cayó, y no lastimó a nadie porque los vecinos pudieron protegerse con rapidez.
Vanina tiene su casa pegada al terreno donde está la antena y le tocó vivir el momento del derrumbe que se originó tras un principio de incendio en la torre: “Estábamos afuera mirando desde el comienzo, no quisimos quedarnos adentro de casa por temor de que fuera mayor, nos quedamos tranquilos porque vimos que estaban los bomberos ahí. Resulta que no pudieron entrar, estaba todo con electricidad así que no podían hacer nada y empezó a subir el humo, la llama fue fuerte, se dieron ciertas explosiones importantes y de golpe la antena se mueve y empieza a caer hacia donde estábamos nosotros”. Vanina salió corriendo con una de sus hijas en brazos mientras su marido y otra de sus hijas se salvaron de milagro: “En una de las filmaciones se ve que la antena cae a más o menos tres metros de mi marido mientras corríamos. Fue un susto terrible porque no pensábamos que se iba a caer, y pensábamos que todo estaba controlado porque confiábamos en los bomberos. Después vino la bronca de que no nos evacuaron y de que no sonó siquiera una sirena”.
Miriam Romero, secretaria de la Sociedad de Fomento del Barrio Latino también se quejó por la actuación de los bomberos y de Defensa Civil: “Los bomberos llegaron y no supieron cómo actuar. Primero porque decían que no tenían autorización para entrar al predio donde está la antena, que no tenían los medios para combatir el incendio y no supieron evacuar a la gente. A una de las vecinas que vive pegada a la antena los mismos vecinos tuvieron que ir a sacarla. Los vecinos creíamos que al estar los bomberos iba a estar todo controlado y nos tranquilizamos, y no fue así. Entre ellos mismos se tuvieron que autoevacuar y ayudarse. Defensa Civil llegó cuando todo había pasado, tarde”.

9 años con miedo
Romero explica que en el año 1999, cuando se enteran de la futura colocación de la antena, la Sociedad de Fomento elevó notas al Concejo Deliberante y a la Municipalidad pidiendo la no instalación, notas que se repitieron al año siguiente cuando la obra de construcción fue parada por un tiempo: “Todo esto no fue escuchado, la antena se coloca, el barrio continua creciendo y evidentemente quedó en el patio de muchas casas. A una cuadra está la Escuela 25 donde por esa calle cruzan chicos continuamente. Esta antena está en un terreno que pertenece a Movistar que lo compró para colocar la antena. Al lado hay casas, a 50 metros van a colocar la sede de la escuelita de fútbol del barrio, a menos de 100 metros juegan los chicos en la cancha de fútbol, vienen otros visitantes también… Es todo un riesgo y un peligro, y nosotros queremos la erradicación de esa antena ya que todavía están los restos de ahí”.
Esta solicitud es realizada en cuanto la antena sería colocada nuevamente. Carolina, otra vecina, señaló que “tuve que salir corriendo con los nenes en brazos, entonces da bronca que digan que la van a poner de nuevo”.

Síntomas extraños
Los vecinos están reunidos contra las antenas y expresan su enojo ya que el temor que existe por los daños a la salud que podrían provocar es grande. Y esto se representa en algunas cosas extrañas que sucedieron con chicos y adultos del sector. Por ejemplo, Carolina contó: “Tengo un nene que ha tenido presión alta, sangrado de nariz y dolores de cabeza. Indagando con otros vecinos, empezamos a ver que había chicos con los mismos problemas”. Carolina hizo análisis médicos a sus hijos los cuales dieron bien salvo en la cuestión de presión alta que no es normal para un niño.
Sandra Barro, quien también es vecina de la antena, comentó algo peor: “Tengo mi nene que nació con una deformidad, nació con tres pulmones, calculo que debe ser también por la antena. Yo vivo al lado y si la antena caía para el lado en que vivo me parte la casa por la mitad con mis hijos adentro”.
Dentro del grupo de quienes reclaman la erradicación está Norma quien aportó un dato muy particular: “Ellos trabajan de noche y hay mucho movimiento. Da la casualidad de que antes de que pase lo que pasó trabajaron cuatro o cinco días de noche y la iban cargando de reflectores y equipos, bien cargada estaba últimamente. Además, teníamos que bancarnos el ruido, cuando hay viento el zumbido que causa es muy molesto. Ya daba la impresión de que algo iba a pasar por el ruido que causaba a la redonda. Por eso queremos que saquen la antena”.
En los últimos días los vecinos mantuvieron reuniones invitando a autoridades municipales y legislativas por ésta y todas las antenas de Bahía Blanca.
Los restos de la antena y el predio en cuestión del Barrio Latino están custodiados por una empresa privada. La pregunta que cabe es: ¿y quién cuida a los vecinos?

Reunión positiva
Días atrás los vecinos del barrio Latino organizaron una reunión a la cual invitaron a autoridades municipales y del Concejo Deliberante para buscar soluciones respecto a la antena de Estomba al 3200. Los vecinos proponen la erradicación definitiva de la torre y por eso están juntando firmas y buscando apoyos de la clase dirigente.
Algo más de 100 personas se juntaron en la convocatoria que Miriam Romero, calificó de positiva: “Tuvimos bastante respuesta en lo que compete a la ciudad en sÍ. Vinieron las autoridades de la Sociedad de Fomento de Villa Amaducci, que sufre un problema parecido, vinieron de distintos barrios aledaños al nuestro que se comprometieron, vinieron de la Escuela 63, de la Escuela 25 sobre todo la parte docente que se comprometió para colaborar y juntar firmas para erradicar las antenas, eso nos pareció muy valioso”.
La fomentista comentó que se había invitado a todos los concejales y al intendente Cristian Breitenstein aunque éste y la mayoría de los ediles brillaron por su ausencia: “Del Concejo vino solo el concejal Norberto Martínez quien asumió un compromiso de investigación y de ayuda que son muy importantes para los vecinos porque nos sentimos apoyados por alguien que está en la función pública, es alguien con contactos y una sabiduría para con ciertas cosas. De la municipalidad lamentablemente el intendente no vino, estuvo Sergio Montero (sub secretario de Gestión Ambiental) y nos explicó que las antenas no dependen de municipalidad sino que dependen de la provincia de Buenos Aires pero que de todos modos las cosas pasan por municipalidad así que ellos tendrían un porcentaje para decir si o no”.
Para esta última alternativa, los vecinos ya tienen su respuesta bien clara que obviamente es negativa y así se lo hicieron saber al funcionario municipal: “no las queremos más y queremos seguir luchando por todas las antenas que hay en la ciudad. Se juntaron firmas acá y se juntaron firmas en otros barrios también”.
Romero destacó que Montero habría argumentado en la reunión que las antenas no pueden estar fuera del sector urbano porque de esa manera se perdería la señal para el funcionamiento de los teléfonos celulares y también se comprometió con los vecinos para dar una respuesta por parte del municipio.
Por último, Romero informó que se efectuó una denuncia penal contra la empresa Movistar por la situación que se está viviendo: “Los restos de la antena siguen ahí pero muy bien custodiados, más custodiados que nosotros los vecinos que estamos siempre a la deriva”.

facebook
Twitter
Follow
2009-08-15 00:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp