©Todos los derechos compartidos

Cumbre sobre el hambre en el mundo

La crisis internacional por el precio y la escasez de alimentos ya es una dura realidad en diversas regiones del planeta. Esta semana se reunieron en Roma más de medio centenar de jefes de estado respondiendo a una convocatoria de la FAO, el organismo de las Naciones Unidas vinculado con el tema. El objetivo, tratar de evitar que otros cientos de millones de seres humanos pasen a engrosar en los próximos años las filas de los hambrientos y marginales en el mundo. Como suele ocurrir en estas reuniones de alto nivel las palabras y las promesas superaron a los hechos. Una de las excepciones fue el jefe del estado español, José Luis Rodríguez Zapatero, que con anterioridad al cónclave había dispuesto ya la entrega de 50 millones de euros respondiendo al llamamiento de la FAO para asistir a los países más necesitados. (Italia y Reino Unido por el contrario habían anunciado la reducción de su ayuda al desarrollo). Sarkozy entonó el “mea culpa” y afirmó: “Estamos en el siglo XXI. Sabemos que podemos alimentar el planeta. Y en cambio, cada 30 segundos un niño muere de hambre. Y en cambio, añadió, cada día 25.000 personas mueren por desnutrición”. Y concluyó: “Nos hemos equivocado”. Lo que no queda tan claro es en que consisten esas “equivocaciones” y como piensa enmendarlas Sarkozy y en el caso de que se sumaran a su criterio, los restantes países desarrollados.

Los biocombustibles
La cuestión de la producción agrícola destinada a la fabricación de biocombustibles, fue otro de los temas tratados, pero a partir de enfoques confrontados. Lula por ejemplo, defendió su apuesta por el etanol y culpó a sus críticos de “tener las manos sucias de petróleo o carbón, mientras mantienen políticas proteccionistas en perjuicio de los países más pobres y de los consumidores de todo el mundo”. Las áreas que más pueden verse afectadas por la crisis alimentaria en los próximos años son África, Asia y América Latina. La Organización Mundial de la Salud, considera que hay más de 20 países sufriendo ya problemas serios de desnutrición en la mayoría de sus habitantes. Pero anticipan que lo peor aún está por llegar y que es urgente empezar a tomar medidas. México es uno de los países latinoamericanos que tuvo los primeros síntomas de la crisis cuando hace ya varios meses el aumento del precio del maíz incidió en el encarecimiento de uno de los productos básicos en la alimentación de la gente de menos recursos: la tortilla que se hace precisamente a partir de ese cereal. Hubo protestas callejeras y el reclamo social hizo que finalmente el presidente Felipe Calderón decidiera promulgar un paquete de medidas para afrontar el alza de precios de los alimentos. El plan consiste en subsidiar a los consumidores de menores ingresos, eliminar los aranceles a importaciones de granos y fertilizantes y generar incentivos adicionales a los productores mexicanos. El problema es que durante años los gobiernos mexicanos no han prestado atención a la producción interna de maíz y frijol, y se ha recurrido a la importación y ahora es muy difícil recuperar el tiempo perdido. El grano fundamental para la producción de las tortillas, el modesto y tradicional maíz, aumentó en lo que va del año su precio en un sesenta por ciento.  

La opinión campesina
En paralelo al foro oficial de Roma deliberaron representantes de diversas organizaciones sociales y campesinas no gubernamentales. Reclamaron reformas estructurales en la producción y la comercialización, denunciaron los mecanismos del negocio agro-exportador concentrado en muy pocas empresas, el proteccionismo de los países desarrollados a sus productores y las barreras arancelarias. También promueven que cada país asegure su soberanía alimentaria teniendo en cuenta a los pequeños y medianos productores.

facebook
Twitter
Follow
2008-06-07 00:00:00
Etiquetas: Internacionales.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp