DECRETAZO EN EL CENTRAL Política

Fecha: Martes, 1 Agosto, 2017 - 00:00

Removido por opinar distinto

El gobierno nacional removió a través de un decreto a Pedro Biscay del directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) por sus opiniones en redes sociales y en notas periodísticas. Tenía mandato hasta 2019.

Con la firma del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el gobierno echó a Biscay por considerar que sus opiniones son "mala conducta e incumplimiento de los deberes de funcionario público".
En el decreto 571, publicado este jueves en el Boletín Oficial, el gobierno manifestó que Biscay realizó “afirmaciones que ponen en riesgo los objetivos establecidos en la Carta Orgánica del Banco Central, particularmente en lo que se refiere a la estabilidad financiera en un sistema bancario de encajes fraccionarios y en el marco de un país que ha atravesado múltiples crisis cambiarias y bancarias en las últimas décadas”.
También aseguran que "no se trata en el caso de su supuesto de afectación de la libertad de expresión (...) pues con tal criterio se podría sostener que también deberían violarse los secretos de Estado o publicarse elementos de la vida privada de las personas -protegidos por las normas constitucionales- o dejarse de lado la reserva que impone la responsabilidad del desempeño de determinados cargos".
Los directores del Banco Central son propuestos por el Ejecutivo y luego cuentan con acuerdo del Senado para garantizar si inamovilidad. Biscay fue propuesto por el entonces ministro de Economía Axel Kicillof en 2014 y todavía tenía mandato hasta 2019.
Por ese motivo, el gobierno utilizó como argumento el dictamen de una Comisión Bicameral del Congreso que contó con los votos de los oficialistas Federico Pinedo, Eduardo Amadeo y Luciano Laspina para promover su salida. En contra votaron los senadores Juan Manuel Abal Medina y Eduardo Aguilar.
Tras ser expulsado del directorio del Banco Central, el ex director Pedro Biscay cuestionó la metodología y los argumentos utilizados por el gobierno nacional para desplazarlo.
"Lo que le molesta al Gobierno es que exista una voz crítica. Ellos buscan imponer un pensamiento único. Este Gobierno quiere tener una voz monocorde", denunció el removido director del Banco Central en diálogo con Radio 10.
 “No hay pruebas fácticas que determinen el mal desempeño", respondió el funcionario despedido y anticipó que presentará una demanda judicial por la “interferencia manifiesta de la independencia del BCRA” por parte del Gobierno.
Manifestó que "mala conducta tienen aquellos que no defienden los destinos de la patria".

Autor: Fuente: Tiempo Argentino