ORGANIZACIÓN Locales

Fecha: Martes, 5 Diciembre, 2017 - 00:00

Parque Noroeste

Una jornada de recuperación y festival cultural se realizó en el sector del parque Noroeste. Un vecindario comprometido que impulsa la preservación y mejora de las construcciones y espacios naturales.

“Quisimos rescatar desde la minga, un trabajo colectivo, nos pusimos a recuperar uno de los galpones que está desmantelado, creo que lo único que no es patrimonio histórico”, dijo Franco Berdini. El lugar es un galpón, actualmente desmantelado, fue utilizado por un tiempo por Gendarmería, “empezamos a tratar de recuperarlo con adobe, pisamos barro y con eso recuperamos alguna de sus paredes”.
La tarde comenzó con un festival cultural, una obra teatral a cargo de las mamás del Jardín 913, que se encuentra enfrente del parque, también hicieron su música las bandas del Coro de Clarinetes, Tambor de hojalata, Bien de Vientos, la Cuna de Tamborileros, y los malabares de la Nave Circo.
El sitio a recobrar se encuentra detrás del galón de la Nave Circo, “queremos recuperar las estructuras del parque, más allá de lo ecológico, y entendemos que la municipalidad tiene buena voluntad con otras cuestiones como los galpones que utilizan como depósito de leche en polvo para las unidades sanitarias de los barrios, y que no cuenta con las características necesarias para alojar un alimento para las personas” afirmó el vecino. “Lo que tiene que ver con la construcción de un parque no tiene voluntad, de hecho ni siquiera nos cortaron el pasto, pedimos el favor a una cooperativa de trabajo que realiza actividad con la delegación” explicó. El galpón desmantelado fue una buena oportunidad para recuperarlo, “tenemos proyectado utilizarlo como vivero y depósito de herramientas, fundamentalmente, pretendemos que el sector del parque Noroeste sea un gran polo cultural a cielo abierto”.
La proyección del lugar como parque siempre estuvo, la faceta cultural sí es coyuntural, “surgió a partir de la invisibilización del municipio, vemos que es difícil que la gente se lo apropie porque mantiene los paredones ferroviarios, no ves para adentro, no te invita a pasar”. El conflicto con el municipio eclosionó cuando intentó ocupar el lugar para destinarlo a motos y automóviles secuestrados, “ellos denominaron limpieza el arrasar la vegetación de añares, nosotros empezamos un estilo de resistencia que tuvo su pico cúlmine cuando quisieron desmantelar una plataforma de un metro y medio de altura, cuando quisieron avanzar sobre un gualeguay de más de 50 años tuvimos que hacer un cordón humano para defenderlo, empezamos a hacer un acampe por una semana, bloqueamos el ingreso de las máquinas, y a partir de todo esto empezamos a abarcar el sector y a organizar la idea de convertirlo en un sector ecológico”.
La faceta de lo cultural llega a través de la Permacultura como objetivo principal, “también lo entendemos como un lugar para que se intercambie el arte y la cultura, y principalmente, la participación del vecindario”.
El empuje de 20 vecinos conlleva un compromiso diario, “giramos alrededor de la recuperación, mantenimeinto y proyección, un grupo de 10 personas están a pleno y destinan tiempo libre de sus vidas para cuidar y hacer avanzar el proyecto”.

Doble vara
“Creemos que la atención siempre está puesta en sectores muy privilegiados, vemos que hasta se roban recursos de la periferia para sectores centrales”. Berdini cita el caso de las esculturas del Paseo, “fueron realizadas con material ferroviario recuperado con lo que hoy es Plaza de las Colonias, un espacio cuidado y protegido por vecinos, de hecho cuando se presentaron lo hicieron debajo del Puente Colón, y después fueron instaladas en un sector privilegiado”. El vecino aseguró que el municipio fue denunciado por la comunidad ante la venta de adoquines, “se vendió el empedrado de la calle Rondeau, tratan de avasallar y cuando los vecinos o la comunidad organizada ponen el grito en el aire dan marcha atrás”. Los adoquines fueron encontrados en un terreno privado próximo, “salimos a denunciarlo, y nos dijeron que no se dieron cuenta, y supuestamente se comprometieron a resguardarlos en el depósito municipal”.
Una de las características destacadas por Berdini en cuanto al gobierno local es “la doble vara, cuando nosotros empezamos la resistencia en el parque se opusieron a tirar el paredón porque era patrimonio histórico, a pintar las paredes porque eran patrimonio histórico, pero no tienen ningún problema en levantar todo el empedrado y poner cemento, cuando es también patrimonio histórico”.
Con la meta de seguir trabajando en el territorio, “tratamos de institucionalizar lo necesario, el intendente se comprometió de palabra, pero estamos esperando que lo haga públicamente, que diga que no va a funcionar un chatarrero o un depósito municipal”. El representante vecinal puntuó las necesidades que tienen, “retirar basura de todo el predio, nunca nos respondieron a eso, retirar los restos de todos los árboles y vegetación, los montículos de tierra que hicieron con las máquinas, jamás se hicieron cargo de eso; pedimos que tapen una fosa porque corre peligro la gente que anda por el sector y está lleno de agua, muy perjudicial para el dengue, tampoco se hacen cargo, pedimos que corten el pasto, tampoco se hacen cargo”.
El trabajo de este año es seguir convocando a los vecinos, “del barrio en particular y de la ciudad en general, queremos que lo tomen como propio, porque no es solamente un lugar de divertimento o un lugar donde se pueda proyectar lo cultural, sino que en una ciudad donde cada menos los sectores verdes creemos fundamental que se cuiden y prioricen esos sectores verdes”.

Autor: Redacción EcoDias