CONCIENTIZACIÓN Educación

Fecha: Martes, 4 Septiembre, 2018 - 00:00

Mejorando la convivencia

Bullying y grooming fueron los centros temáticos de la jornada “Convivencia escolar desde un abordaje en red”, compartida con jóvenes de distintas escuelas locales.

La escuela suele ser el sitio donde se captan casos vinculados al acoso, el hostigamiento, lo que se conoce últimamente con el nombre de bullying, desde este punto se hizo imprescindible involucrar a adolescentes y jóvenes escolares de la ciudad para discutir estas problemáticas que también están relacionadas con el uso de las redes sociales.

Ambientes hostiles
“La relación entre bullying y escuela es muy reiterada en el tiempo. Muchas veces los conflictos empiezan en el ámbito escolar y trascienden sus fronteras a través de las redes sociales, y por otro lado, muchas veces el bullying es la puerta de entrada al grooming” explicaron representantes de la Defensoría del Pueblo. El acoso escolar puede generar mucha angustia, y estos sentimientos suelen ser volcados en las redes sociales, en busca de una contención se establecen relaciones con personas desconocidas, que son contactos cibernéticos. “El dispositivo, sea una computadora o un celular, nos da la posibilidad de hablar con muchas personas que no tenemos cara a cara, y le contamos situaciones que no lo haríamos en persona, a través de la pantalla podemos caer en una trampa”.
El grooming es un delito, sucede cuando una persona mayor se hace pasar por un joven o niño, “y trata de buscar un beneficio sexual, lo hacen a través del engaño, ganándose la confianza de las personas que están en estado vulnerable, por eso se cae fácilmente”. Las redes sociales representan un gran cúmulo de beneficios, y requiere en su utilización mucha responsabilidad y atención. Este delito está vinculado con el estupro, donde un adulto mantiene relaciones sexuales con una persona menor, que lo consciente, sin embargo, sigue siendo un acto penado por la ley porque se entiende que el adulto manipula la situación y se aprovecha de la inmadurez del adolescente. “Un adulto a través de las redes sociales crea una simpatía con el joven, capta la atención del mismo, una vez que gana la confianza avanza, suele pedir fotografías en poses provocativas o con poca ropa”. Más tarde, este material se convertirá en la amenaza del acosador, quien intimidará con revelarlo a través de las redes sociales, se convertirá en la presión para mayores y más profundos acosos. El chantaje suele llegar a la instancia de obligar a los menores a presentarse frente a estos desconocidos, “de esta forma se llega al abuso real, esto es muy peligroso”. El circuito del grooming cierra los vínculos entre una persona mayor que se hace pasar por un menor, y empieza a avanzar a través de las redes sociales con discursos mentirosos y manipulaciones.

Nuevos conceptos
La identidad digital es un concepto que surge en este siglo, marcado por las comunicaciones en redes, y se refiere a los documentos, fotografías, videos, noticias e informaciones que compartimos en las mismas, “la actividad en Internet genera huellas, cuando compartimos materiales e inclusive cuando opinamos, esta identidad digital se construye con lo que comparto, con lo que publico más la información que ya existe sobre mí en las redes”. El perfil de usuario es una de las fuentes informativas más importantes, y son datos que podemos optar dejar públicos o compartir con algunos contactos”.
Los servicios que las personas utilizan en las redes también arrojan datos, ropa, comidas, lugares visitados, deportes que practicamos, “si ustedes visitan una página de carteras u objetos de fútbol van a ver que después por el correo electrónico o en el Facebook aparecen las publicidades, esto es porque su actividad deja huellas, y esto es un indicador para cualquier persona acerca de la edad que tienen, los gustos personales y los deportes que realizo”. Las condiciones de privacidad pueden ser una de las herramientas para que solo las personas conocidas en persona logren acceder a ciertos datos personales.

Comportamientos deseables
“Recomendamos que no se saquen fotos sugerentes, la publicación de las mismas como su envío por mensajería privada o whatsappse puede viralizar en pocos segundos. Muchas veces pensamos que es un material descartable, en realidad las capturas de pantalla pueden hacer que ese material permanezca”. Tomar conciencia del manejo de fotografías y videos marcados por la intimidad, “una de las mejores conductas es no seguir reenviando cadenas de este tipo”, apuntan los capacitadores.
Los contactos reales, la aceptación de personas conocidas y la privacidad de las actividades en redes sociales son claves para evitar el grooming. Frente a estas situaciones la denuncia en fiscalías o en comisarías hace que las investigaciones den con el mayor que está detrás de este acoso por redes sociales. “Es importante hablar con una persona de confianza, con padres o parientes cercanos, referentes a los que se pueda acudir, sin temerle al reto o al llamado de atención que llegará, porque a consecuencia de esto van a aprender acerca de lo que se debe hacer frente a estas situaciones”. Se reconoce la gran capacidad tecnológica de los jóvenes de este milenio, aunque las herramientas para que se cuiden no deben obviarse y deben ser brindados por los adultos.
“Hay que buscar la manera de no estigmatizar al otro, no hay que ponerlo en el lugar de hacerlo vulnerable, si ven a un compañero solo hablen con él, colaboren con una charla, pregunten qué le pasa, actuemos juntos frente a los problemas” fue el mensaje dado por los disertantes, quienes impulsaron el trabajo coordinado entre la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, la Defensoría del Pueblo y los representantes educativos del municipio y la provincia.

A RESGUARDO
La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires tiene un rol de compromiso con la ciudadanía, “defendemos los derechos de todos los habitantes de la provincia de Buenos Aires, incluso de niñas, niños y adolescentes, como saben nuestro país ha adherido a la Convención Universal de los Derechos del Niño”, comentó Marcelo Honores, Defensor del Pueblo adjunto. “La Defensoría empezó a trabajar a consecuencia de reclamos y de inquietudes que planteaban los padres por situaciones de violencia que sufrían sus hijos en la escuela, y que no eran adecuadamente abordados”.

Autor: Redacción EcoDias