LESA HUMANIDAD Derechos Humanos

Fecha: Martes, 16 Octubre, 2018 - 00:00

Condena por aborto forzado

Con penas entre 8 años y prisión perpetua, los ex policías fueron condenados por sus crímenes contra seis militantes de la ciudad de Rafaela. Silvia Suppo, sobreviviente del terrorismo de Estado, fue asesinada en 2010.

El Tribunal Oral Federal de Santa Fe, integrado por Luciano Luría, José María Escobar Cello y María Ivón Vella condenó a cuatro ex policías en la causa Rafaela, por delitos de lesa humanidad. Estaban acusados del secuestro de Jorge Destéfani, Hugo Suppo, Ricardo Díaz y Graciela Rabellino, quienes sobrevivieron; de la desaparición forzada de Reinaldo Alberto Hattemer, del asesinato de Rubén Luis Carignano y del secuestro de Silvia Suppo y las torturas contra ella, la violación y el aborto forzado al que fue sometida.
Ricardo Ferreyra, comisario inspector retirado, recibió la condena unificada en 22 años, por secuestro, tormentos, muerte y violación sexual agravada y reiterada. La condena a Juan Calixto Perizzotti, comisario mayor retirado, se unificó en perpetua, por secuestro, tormentos y autor mediato del delito de aborto. María Eva Aebi, ex sargenta primera, tuvo una condena unificada en 25 años, como autora de los delitos de secuestro y tormentos, y partícipe necesaria del delito de aborto. Por último, Oscar Farina, comisario inspector retirado, recibió 8 años de condena por secuestro y partícipe necesario del delito de aborto.
No es la primera vez que se condena en causas de lesa humanidad por aborto forzoso. En abril de 2016, en La Rioja, José Félix Bernaus fue condenado a 16 años de prisión por aborto doloso sin consentimiento, entre otros delitos. La causa conocida como Menéndez culminó con trece condenas, entre ellas la de Luciano Benjamín Menéndez.
Silvia Suppo fue secuestrada a los 17 años el 24 de mayo de 1977, horas antes habían secuestrado a su hermano y en enero a su novio Reynaldo Hattemer. La llevaron primero a la seccional 4° de la Policía en Santa Fe y de ahí al centro clandestino de detención “La Casita”. En ese lugar, Silvia fue violada en varias ocasiones, como una forma del disciplinamiento brutal a las mujeres durante la dictadura. Derivada a la Guardia de Infantería Reforzada como presa legal, notaron su embarazo y le practicaron un aborto. Su carcelera era María Eva Aebi. El 29 de marzo de 2010 Silvia Suppo fue asesinada con saña. Cinco meses antes había declarado en el juicio.

Autor: Fuente: Cels