LA CRITICA Cine

Fecha: Martes, 24 Octubre, 2017 - 00:00

Blade Runner 2049

Un sobreimpreso a modo de introducción aporta lo básico para entender la trama: Los replicantes son humanos creados con ingeniería biológica para hacer trabajo esclavo.
Alrededor de 2020 muchos se rebelaron y debieron ser exterminados por un cuerpo especial de policías, los Blade Runners.
Y la acción comienza en 2049, con nuevos modelos de replicantes obedientes y sometidos a revisiones como el agente K -Ryan Gosling- , que sigue la pista de algunos ¿congéneres? que han subsistido a la cacería.
K vive en un pequeño departamento de Los Ángeles con una bella compañera virtual y es implacable en el trabajo que hace para sus superiores humanos, hasta que atrapa un fugitivo con un secreto que lo llena de dudas sobre su propia existencia.
Algo que lo llevará a correr riesgos para encontrar al ex agente Rick Deckard -Harrison Ford- , el único que conoce la verdad.
A 35 años del estreno de Blade Runner (Ridley Scott; 1982), esta secuela recupera de modo asombroso su atmósfera, textura, colores, sonido, música, usando toda la parafernalia tecnologíca actual y un elenco que mezcla rostros capaces de atraer nuevo público y la vuelta de un par de los viejos protagonistas para invitar a los seguidores que consiguió a través de las décadas. Particularmente los temerosos de ver arruinado un clásico de la ciencia ficción y el neo noir.
El resultado visual es óptimo -definitivo candidato a todos los Oscar técnicos- y permite una verdadera inmersión en los paisajes desérticos y las calles oscuras de ese futuro cercano y distópico tanto es formato 2D como 3D.
Una maravilla que tiene su contraparte en la morosidad de tanta imagen bella acumulada -los editores de grandes producciones no saben o no pueden hacer su trabajo- y una trama concebida para conformar a la mayoría.
Allí están el origami, la lluvia, el énfasis en los ojos y la mirada, están Elvis y Sinatra y las mismas preguntas existenciales como tributo enamorado de un fan, porque el talento del director canadiense Denis Villeneuve es evidente, pero parece haber estado demasiado complacido de continuar uno de sus films favoritos como para sacar los pies del plato e introducir un gesto propio.
El resultado es una bellísima segunda parte, que puede entenderse sin haber visto ni la primera entrega ni los cortos previos, pero aun así “hace la segunda”.

Dirección: Denis Villeneuve
Guión:
Hampton Fancher, Michael Green
Fotografía
:
Jules O'Loughlin
Música: Atli Örvarsson
Origen:
USA, UK, Canadá - 2017
Calificación: Sólo apta mayores de 13 años, con reservas
Intérpretes: Ryan Gosling, Harrison Ford, Dave Bautista, Robin Wright, Jared Leto

Autor: Silvana Angelicchio