©Todos los derechos compartidos

Los medios como constructores de sentidos
Natalia Carabajal Figueroa, directora del periódico EcoDias, expuso en la primera jornada de la Cátedra Abierta de Violencia de Género, el miércoles 30 de septiembre, abordando la Violencia Mediática.
Categoría: Sociedad

Natalia Carabajal Figueroa, directora
del periódico EcoDias, expuso en la primera jornada de la Cátedra Abierta de
Violencia de Género, el miércoles 30 de septiembre, abordando la Violencia
Mediática.

El evento se desarrolló en el Teatro Colón de Punta Alta, y estuvo organizado
por la Mesa Puntaltense de Prevención de la Violencia. La misma está integrada
por la Secretaria de Acción Social rosaleña, la Comisaría de la Mujer y Familia,
el Programa de Responsabilidad Compartida Envión, el Grupo Involúcrate de
Protección y Prevención del Abuso Sexual Infantil, la División de prevención y
asistencia a la familia en riesgo del Hospital Naval Puerto Belgrano, el Área
de la Juventud de Coronel Rosales, la Iglesia Asamblea de Dios, el Centro
Preventivo Asistencial (CPA), el Juzgado de Paz de Coronel Rosales y distintas
ramas de la educación distrital.
El sistema patriarcal y machista se soslaya, y cuando se habla de eso hay que
hablar del sistema de relaciones de poder donde prima lo masculino. Aquí, ¿el
rol de lo femenino dónde queda? Son cuestiones de poder, donde lo femenino
queda subyugado a lo masculino, realizándose una distribución desigual de
poder. En este contexto la directora de Ecodias enuncia: “El patriarcado va
entregando roles por ser varón o mujer, y acá se tienen que enmarcar las
violencias, porque está la violencia simbólica y la (violencia) mediática. La
primera hace referencia a los tipos de violencia a través de patones estereotipados
donde se transmite dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones
sociales, donde se naturaliza la subordinación de la mujer en la sociedad”.
Este tipo de violencia no solo afecta a las mujeres, sino a toda la sociedad.
Por su parte, la violencia mediática es aquella publicación o difusión de
mensajes estereotipados a través de cualquier medio masivo de comunicación, que
de manera directa o indirecta promueva la explotación de mujeres y de sus
imágenes. Como así también la utilización de adultos, adolescentes o niñas, en
mensajes e imágenes pornográficas legitimando la desigualdad de trato o
construya patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o
generadores de violencia contra las mujeres.
Además, la periodista manifiesta que “la
violencia mediática apunta a sostener los patrones de poder, y también la
legitima demostrando que lo que marca el patriarcado tiene que ser así. El
tratamiento de los medios de comunicación sobre ciertos casos resonantes
ocasionan repercusión, como lo fue el caso de Alicia Muñiz, esposa de Monzón”.
El mismo, por primera vez, sacaba de la intimidad y el espacio privado la
violencia de género.
Durante la exposición
en
el Teatro Colón
, se destacó que en el tratamiento de los casos de femicidio hay mucho de
violencia mediática, ya que ahí se reafirman y sostienen los estereotipos sobre
cuáles roles deben ocupar las mujeres y cuáles no. Al estar traspasado por el
sistema patriarcal, se construyen discursos alrededor que son sostenedores del
sistema patriarcal. Otro caso citado fue el de Nora Dalmaso, ocurrido en 2006,
donde se la llamaba “Norita” y mostraban imágenes de ella sonriente, ya que las
fotos reafirman lo que se dice. Esto es una forma de observar y entender el
lugar que ocupan los medios de comunicación, desde el mismo momento de nombrar
las cosas. Carabajal Figueroa afirma entonces que “con el lenguaje se construye
sentido permanentemente, y con el lenguaje y la imagen construimos sentido todo
el tiempo. ¿Qué le puede pasar a una mujer que anda de ‘farra’? Esa es la línea
sutil que a veces crean los medios periodísticos”.
Cuando se habla de mujeres víctimas de femicidio muchas veces se habla de
violencia mediática. El patriarcado en este caso marca cosas que no hacen las
“buenas mujeres”, ya que es diferente el régimen. El hombre está habilitado por
el patriarcado a irse de “farra” y hasta incluso está obligado por una presión
sistemática, esto sucede para que sostenga el lugar que le fue asignado en su
momento, el de beneficiario.
Los medios de comunicación muchas veces hablan desde el sistema patriarcal, que
consumimos inocentemente. El desafío es entender lo que observamos y denunciar
lo que transgrede. “Hay que nombrar las cosas de manera distinta y con el
nombre que corresponde, al femicidio ya no se lo puede llamar crimen pasional”.

facebook
Twitter
Follow
2015-10-06 00:00:00
Etiquetas: Sociedad.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp