©Todos los derechos compartidos

Unidad para enfrentar la concentración económica
Con independencia del resultado electoral los trabajadores debemos pasar de “ser un grupo de presión a ser un grupo de poder”. Requerimos del movimiento obrero unidad de concepción que sólo surgirá de una sana, honesta y profunda discusión política.
Categoría: Política

Con independencia del resultado
electoral los trabajadores debemos pasar de “ser un grupo de presión a ser un
grupo de poder”. Requerimos del movimiento obrero unidad de concepción que sólo
surgirá de una sana, honesta y profunda discusión política.

El 10 de diciembre encontrará al movimiento obrero en una situación compleja
caracterizada por divisiones y dispersión que los hechos por venir harán
necesario resolver. Repasemos antecedentes comenzando por la resistencia
gremial al modelo neoliberal aplicado durante la última década del siglo XX.
Numerosos sindicatos se decidieron a enfrentar las políticas de cierres de
industrias y desempleo que impactaron sobre todas las ramas de actividad y
dejaron tras de sí el ajuste permanente de salarios y la flexibilización de las
condiciones laborales. Esa resistencia fue una divisoria de aguas entre los
gremios combativos enfrentados abiertamente al modelo neoliberal y al gobierno
de Menem y los sindicalistas dialoguistas que optaron por adecuarse a la nueva
situación, convencidos de que esas políticas se extendían por el mundo y habían
llegado para quedarse sin que existiera una alternativa de oposición viable.

¿Es posible la unidad de la CGT en este
momento?
Desde el año pasado, pero más intensamente durante 2015, varios dirigentes
han realizado intentos por la unidad de las dos CGT sin tener en cuenta,
aparentemente las diferencias entre los sectores sindicales que se
profundizaron con el proceso electoral. Mientras que en las primarias (Paso)
los “gordos” se mostraron cerca de Sergio Massa, Moyano y la mayoría de los
suyos negociaron con Mauricio Macri. La CGT comandada por Caló apoyó explícita
y activamente a Daniel Scioli en las primarias y en las generales.
Las gestiones de unificación fracasaron, tanto las provenientes del
sindicalismo como las gestadas desde otros sectores. Luego de definidos los dos
candidatos que disputarían el ballotage, las diferencias se acentuaron.
Mientras que Moyano apoyó a Macri, pensando más en sus propios negocios que en
el modelo de país contrario a los intereses de los trabajadores que su
candidato propone, la CGT comandada por Caló acompañó a Scioli y su propuesta
de desarrollo a partir de los logros de los últimos 12 años.
Las diferencias son irreconciliables porque desde la CGT de Moyano no sólo
apoyaron a Macri sino que sostuvieron que el ajuste que propone “es necesario e
inevitable”, según uno de los más conspicuos laderos del camionero, que además
repitió las muletillas macristas tales como: “No hay reservas en el Central” o
“los 8 millones de planes no son fuente de trabajo genuina”.
Por el contrario, la CGT Caló acompañó a Scioli a lo largo de estos meses de
campaña y expresó en sus documentos su rechazo a las políticas neoliberales que
proponía el PRO en boca de su candidato y en la de sus economistas y
legisladores y su acompañamiento a las políticas del gobierno y a las propuestas
de continuidad con los cambios necesarios enunciadas por Scioli.
Como se ve, lo que hoy divide al sindicalismo argentino está vinculado al
posicionamiento de las centrales frente a los modelos socioeconómicos en pugna.
En esas condiciones la unidad parece muy lejana independientemente del
resultado del domingo pasado porque lo que está en juego son los derechos del
trabajo, el bienestar de los trabajadores argentinos y el tránsito de la Nación
por los principios de justicia social, independencia económica y soberanía
política al que adhiere el sindicalismo peronista.
Para que los trabajadores dejemos de ser “usados” como aparato tenemos que
pasar de “ser un grupo de presión a ser un grupo de poder” pero eso requiere
unidad de concepción que sólo obtendremos como resultado de una sana, honesta y
profunda discusión política. Como dice Caló, la unidad está a la vuelta de la
esquina, el problema es saber de qué esquina.

facebook
Twitter
Follow
2015-12-01 00:00:00
Etiquetas: Nacionales.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp