©Todos los derechos compartidos

En qué nos equivocamos
Categoría: Opinión

La
Revolución rusa se inició en octubre de 1917. Lenin sólo estuvo en el poder
hasta que falleció en febrero de 1924 (7 años), recibió dos balazos cuando
visitaba una fábrica en Smolensk.
No se los pudieron extraer de su cuerpo, estaban alojadas demasiado cerca de
centros neurálgicos.
Sabía que tenía sus días contados, murió pensando y diciendo: ¿En qué nos
equivocamos?
Dueño de un cerebro prodigioso y revolucionario, su obra literaria es más que
necesaria para todo aquel que se considere revolucionario.
Abordaba cada situación con un espíritu crítico y autocrítico.
Escuché días atrás a Cristina, invitada por el Gobierno de Ecuador, se le
otorgó una condecoración y habló en dos oportunidades.
Lenin fue un revolucionario marxista, Cristina es una valerosa mujer de
condición social burguesa capitalista, presentó el periodo de Néstor y el de
ella como la panacea del mundo.
No mencionó la descomposición del peronismo, la división interna que se
desplazaba hacia posiciones de derecha, fue una pieza esencial en la aplicación
del “Capitalismo de estado”.
Macri no ganó porque sea mejor que Cristina, Cristina perdió porque dentro de
un contexto burgués capitalista, internamente el movimiento nacional del
peronismo se corrompió, no pudo torcer ese rumbo: es inherente a su condición
de clase.
Traigo esto a colación porque estamos viviendo a nivel mundial un periodo de
crisis del capitalismo, que al no tener respuesta ni ofrecer soluciones, todas
las contradicciones se profundizan y no hay país que no las tenga.
Sigo pensando que al declararse (por motu propio) la disolución de la URSS y la
del partido comunista bolchevique, fue un acto contrarrevolucionario.
El hecho que no hayan encontrado soluciones no invalida la Revolución.
La caída de la URSS significó no solo un duro golpe para el comunismo y la
izquierda, afectó la relación de fuerzas y claudicó ante el capitalismo.
A partir de 1948 en que el Partido Comunista chino se convirtió en país no lo
declararon comunista, le pusieron el nombre de República Popular China.
Primera economía del mundo y con una población de 1.360 millones de habitantes
ha pasado a ser una opción o alternativa para el mundo.
En la sabia dirección del Partido Comunista están cifradas las esperanzas de un
nuevo orden mundial.
A pesar de lo difícil y complejo de la situación, los pueblos (o sea la
humanidad) volverá a reencontrarse y habrá cambios que le darán la razón a Marx
cuando señaló filosóficamente que la cuestión no es interpretar la historia de
la filosofía, sino cómo cambiar la historia.

facebook
Twitter
Follow
2016-10-11 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp