©Todos los derechos compartidos

Mascotas y bebés
Los animales domésticos son parte de la vida de muchas familias, crear y apoyar buenas relaciones con recién nacidos es una tarea educativa.
Categoría: Interés general
Mascotas y bebés

El nacimiento del bebé y la posterior llegada a la casa es un evento importante para la vida de madres y padres. Al igual que niñas y niños, los animales pueden sentir celos por esta nueva incorporación, por lo tanto es importante mantener el cariño y el cuidado, y esto también será parte de la generación de un vínculo entre bebé y mascota.

“Cuando el bebé llega a la casa es importante que la presentación hacia el animal sea de forma calmada, si él está exaltado no va a comprender la situación. También hay que tener en cuenta de no dejar nunca al bebé solo con la mascota, siempre debe haber alguien supervisando, no porque el animal se vuelva malo, sino porque puede suceder que jugando sin querer rasguñe”, aportó la médica veterinaria Melisa Vázquez.

Otro punto importante es que no hay que retar al animal por oler las pertenencias del bebé, ya que lo asociará con algo negativo, tampoco se debe utilizar los juguetes del bebé con el perro y no es aconsejable que la criatura y el animal duerman en la misma habitación. Es relevante tener en cuenta que la mascota tiene un rol participativo en la situación familiar, y debe aprender a incorporar al bebé como un integrante más.


Relación con perros

Ante el cambio de rutina del perro, hay que introducir cambios de forma gradual. Lentamente, compatibilizar el tiempo de juego con la mascota, sin suprimir este tiempo compartido. También, es esencial acostumbrar al animal a cierto grado de independencia, por ejemplo en la hora del juego que los dueños no estén presentes, sino que aprendan los perros a jugar solos. Esto se puede lograr con juguetes interactivos. Pero si están acostumbrados a jugar con los dueños, se puede disminuir este tiempo y aumentando la oportunidad de que se entretenga sin esta presencia. Si el animal es muy activo, es posible considerar la ayuda de un paseador.

Si el animal es adulto, y no se puede anticipar cómo va a reaccionar ante la llegada de un bebé, se recomienda llevar a cabo diferentes estímulos, como el acústico, con una grabación de un bebé llorando mientras se juega con la mascota, si la actitud de este es positiva se lo recompensa con caricias. Además, es importante ir aumentando el volumen hasta llegar a que parezca lo más real posible. También pueden ser estímulos visuales, introduciendo objetos del bebé, como la cuna, para que se vaya familiarizando y acostumbrando. En cuanto a los estímulos olfativos, puede ser a través de productos que vaya a usar el bebé para que también se acostumbre. Si la actitud es positiva es clave reforzarlo con bocados de comida.


Con los más sensibles

Si la mascota es un gato, hay que otorgarle espacios alternativos a los que serán ocupados por la criatura. Como es más sensible a los cambios y al stress, los cambios deben ser sostenidos y progresivos. También hay que disponer de más platos de comida y agua en varios puntos de la casa y jugar y acariciarlo mínimo una vez al día para que no se sienta desplazado.

Los estímulos para crear hábitos de convivencia con el bebé pueden ser los mismos que con los perros. No hay que forzar interacciones, y tampoco ahuyentarlo de la cercanía de la cuna del bebé, enfatizando cuál es su sitio de descanso.


Toxoplasmosis y embarazo

Esta parasitosis es producida porel toxoplasma gondii. El huésped definitivo es el gato, pero en el ciclo intervienen varios huéspedes intermediarios que los constituyen los animales de sangre caliente, es decir, todos los que conocemos como la vaca, el cerdo, la gallina, más los humanos.

El gato se va a infectar mediante la ingestión de quistes que se encuentran en el tejido muscular de las aves o roedores, una vez que ingiere al animal infectado va a cumplir un ciclo dentro de su cuerpo. Puede liberar huevos del parásito a través de la materia fecal, y de esta forma, se puede contagiar un huésped intermediario.

En el caso de las mujeres embarazadas, puede afectar la vida del feto en el primer trimestre. Aunque sólo un 40% de los fetos pueden infectarse, es importante realizarse los estudios correspondientes prenatales, ya que se puede obtener un diagnóstico temprano para su posterior tratamiento.

Fuente: Neonatología del Hospital Municipal Eva Perón

facebook
Twitter
Follow
2021-07-14 20:28:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp