©Todos los derechos compartidos

Cuando las empresas no cumplen la ley
Categoría: Interés general

Desde el año 1972 rige una resolución que establece un régimen tarifario diferencial para el transporte de estudiantes secundarios, universitarios y docentes, que otorga para viajes de larga distancia un descuento del 20 por ciento en la compra de cada pasaje.
Sin embargo, en el caso de docentes, puede verse cómo esta normativa no es cumplida y es interpretada, por algunas empresas, a su consideración.

En la edición 343 de EcoDias publicábamos una nota acerca de las dificultades que tienen las personas discapacitadas para poder viajar de manera gratuita a cualquier punto del país, debido a las trabas que ponen algunas empresas de transporte de larga distancia para entregarles los pasajes que les corresponden.
No son las únicas personas que ven vulnerados sus derechos con este tipo de empresas. Los docentes y estudiantes también padecen el hecho de no poder viajar de la manera que dicta la ley.
El derecho que ampara tanto a estudiantes como a docentes tiene su origen en la resolución que establece un descuento del 20 por ciento en la compra de pasajes de larga distancia. Si bien para los estudiantes el cumplimiento suele ser mayoritario, no así para los docentes, en cuanto no siempre se realiza ese descuento o el trámite para obtenerlo se torna engorroso por parte de las empresas.
La resolución que fija el descuento es del año 1972 y fue resuelta por los Ministerios de Obras y Servicios Públicos y de Hacienda y Finanzas. En su artículo 3º establece “un descuento del veinte por ciento (20%) en las tarifas correspondientes a las líneas de servicios interurbanos de jurisdicción nacional utilizadas por estudiantes secundarios, universitarios y personal docente”.
Consultado por EcoDias el secretario general de SUTEBA, Raúl López, sobre el cumplimiento de esta resolución, sentenció: “Hoy por hoy lo que podemos decir es que solamente algunas empresas, para algunos destinos y para algunos servicios, están cumpliendo este descuento”.
Según López se trata de un reclamo que viene haciéndose desde hace mucho tiempo y no sólo en nombre de los docentes sino de toda la comunidad educativa: “Esto es así porque sabemos de las necesidades de los alumnos, además de conocer las carencias salariales de los docentes. En algún momento este reclamo fue respondido, incluso en forma de reglamentación pero fueron muy pocas las empresas que cumplían estos requisitos”.

Trámites densos
Explica López que el descuento debería hacerse más allá del destino del docente, es decir, el educador puede viajar hacia donde lo desee y le corresponde ese 20 por ciento menos en el valor del pasaje.
Para obtener ese derecho se deben presentar en las ventanillas de las empresas de la terminal de ómnibus una serie de documentaciones: “El trámite a seguir y los papeles a presentar son bastantes densos. Por ejemplo, algo que a un docente le cuesta siempre conseguir es una certificación de la escuela en la que está trabajando. No alcanza solamente con el recibo de sueldo -generalmente, vienen muy atrasados, llegan dos meses más tarde del mes que se está liquidando-, sino que nos piden esa certificación. A veces los docentes no hacen el trámite para el descuento por el embrollo que significa tener que conseguir en la escuela una certificación, pues a veces se tarda un par de días en poder tenerla en mano”.
En opinión de López, cada empresa estipula lo que se debe presentar para llevar a cabo el trámite: “Yo creo que a veces las empresas tratan de complicar la situación para evitar este trámite”, y por ello en algunos casos suman fotocopias de DNI al recibo de sueldo y de la certificación de la escuela en la que se está trabajando.

Las empresas
EcoDias consultó a algunas empresas y comprobó que cada una de ellas impone diferentes requisitos en Bahía Blanca. En el caso de El Rápido solicitan únicamente recibo de sueldo; la empresa El Valle exige recibo de sueldo y DNI pero diferentes son las situaciones si se pregunta en Don Otto: el descuento sólo es válido para docentes universitarios y terciarios, y éstos deben presentar el DNI más una constancia que acredite su cargo.
Sin embargo, hay casos peores: la empresa Plusmar informó que directamente no hace ningún tipo de descuento para docentes.
Poniendo negro sobre blanco los derechos de los trabajadores y las decisiones empresariales, Raúl López destacó: “No hay reclamos puntuales de los docentes al respecto, no se considera esto una cuestión gremial. Los reclamos que hemos hecho en las empresas no tienen la fuerza que podemos tener hacia nuestros empleadores. Ellos son ejecutantes de una política comercial: si estamos de acuerdo, la usamos, y sino, no la usamos”.
Justamente ese es el concepto: una política comercial que se impone sobre una resolución estatal. Muchas de las empresas en la Terminal de colectivos ostentan un cartel con el descuento a estudiantes, pero al momento de solicitarlo comienzan los vaivenes, tales como que se realizan únicamente sobre los servicios más económicos, cosa que no está establecido en la reglamentación.
Esto va mostrando cómo desde las empresas no se respeta la ley y cómo impera la política comercial que decide si se viaja y de qué manera. Para romper con esta modalidad lo único que queda es hacer la denuncia correspondiente en la CNRT.

Dónde denunciar
La Comisión Nacional de Regulación del Transporte atiende de 9.30 a 16.30 hs. en la oficina 25 ubicada en la planta baja de la Terminal de Ómnibus de Bahía Blanca.
Su teléfono local es (0291) 481-7222, además del gratuito nacional 0800 333 0300. Su web es www.cnrt.gov.ar.

facebook
Twitter
Follow
2010-10-16 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp