©Todos los derechos compartidos

Alguna vez hubo un proyecto
Categoría: Interés general

En nuestra edición anterior mencionábamos que la adicción a los juegos de apuestas es la segunda en importancia en Bahía Blanca. Solamente en nuestro país se recaudan millones de pesos con el juego a través de un sistema que todo lo facilita y lo estimula para que la persona apueste.

Cuando finalizaba la época Duhalde, Juan Pedro Tunessi, entonces diputado y hoy presidente del Concejo Deliberante de Bahía Blanca, tuvo contacto directo con el sistema de juego de apuestas. Una comisión investigadora descubrió que funcionaba un sistema de máquinas tragamonedas en bingos que eran verdaderos sistemas de apuestas clandestinas encubiertas que generaban una altísima rentabilidad en negro, que eran, según el presidente del HCD, una caja de corrupción para todos los funcionarios que cobraban parte de lo producido de ese negro.

Luego, Tunessi presentó un proyecto que hizo propio Felipe Solá, en ese momento gobernador de la provincia de Buenos Aires, para blanquear la existencia de esas máquinas pero con un gravamen del 34% del producido del bruto y una conexión on line para saber qué y cuánto se apostaba. Hubo resistencias pero finalmente la legislatura aprobó ese proyecto pero agregándole una serie de artículos bastante discutibles: “Establecían privilegios y normas aberrantes como facultades de la legislatura para habilitar nuevas salas y una suerte de cabinas de peajes como yo llamé. Hice una gran denuncia ante eso y el gobernador Solá terminó vetando esos cuatro artículos agregados y quedó vigente la ley que actualmente rige”.
En el medio, muchos sectores vinculados al juego clandestino fomentaban la existencia de máquinas en agencias hípicas e hipódromos, algo que se dio en nuestra ciudad: “Hicimos una denuncia penal ante el juez penal correccional quien ordenó una medida de clausura y decomiso de las máquinas”.
Posteriormente, cuenta Tunessi, presentó varios proyectos que no tuvieron tratamiento para implementar regulaciones de los efectos no deseados de la actividad del juego: “No soy partidario de la prohibición porque genera la clandestinización pero si soy partidario de una fortísima regulación por parte del Estado. La situación se ha desbordado y los efectos no deseados, que son muchos, no se los regula porque hay intereses que hacen que así no se haga”:

Transparencia
“Planteábamos transparentar todo el circuito del dinero, no solo saber lo que se captura en la sala y que lo audite la universidad sino seguir todo el circuito porque la Constitución establece que tiene que tener un fin social, saber que destino tiene ese dinero. Segundo, un sistema de licitación para la adjudicación de las licencias o la renovación de las mismas de los actuales titulares de bingos, a medida que se fueran venciendo que se vayan licitando”.
Respecto a la ludopatía el proyecto promovía varias normas: “No convalidar la existencia de las salas en los lugares donde estaban, es decir hay que sacarlas de las ciudades, que no estén en el centro. La sala de Bahía Blanca me parece un despropósito que siga estando ahí y que se haya expandido casi hasta ocupar la manzana, es un disparate”.
También hablaba de la inconveniencia de que estén cerca de lugares donde se maneja dinero como el caso de supermercados y de establecer horarios no tan extendidos como los actuales más un mínimo de fichaje para ingresar a la sala de juegos: “Si el modelo es abierto al público debe ser de resolución más lenta. No es compatible un modelo tan violento y veloz como este con una exposición masiva al juego”.
Según Tunessi, es la misma provincia la que debería encargarse de esto, la misma provincia que “pasó de recaudar 8 o 9 millones de pesos por año, por cánones fijos que cobraban por esas máquinas a cobrar 1600 millones de pesos en el último reporte del año pasado, convirtiéndose en uno de los ingresos fiscales más importantes que tiene la provincia, por eso la cuestión es compleja. Creo que los directivos que puso el gobernador Daniel Scioli en la Lotería son pocos confiables, es gente vinculada a lo peor de la época del menemismo y después vino gente que fue funcionaria de la Lotería de Kirchner como Gallo o como Pelusso que es el actual presidente del Instituto de Loterías y Casinos que es un hombre que tenía por actividad ser prestamista en el barco casino y un ludópata confeso. Es el director que tiene Scioli en el instituto para coordinar, organizar y cuidar de esta situación”.
En Luján hace un tiempo se suicidó una persona por su adicción al juego, y la misma intendenta de esa localidad pidió a gritos el cierre de bingos.
Si bien Tunessi no es adepto a la prohibición reconoce que algo debe hacerse para parar esta situación. En el ámbito local por ejemplo: “Me gustaría que haya en el Concejo iniciativas como para regular por ejemplo los horarios de un bingo. Por supuesto que haría falta una ley provincial, hay que reclamar eso, que vía nacional y provincial se reglamente y también la atención a la ludopatía. Yo no tengo comunicación con los empresarios de acá pero si quisieran recibir una opinión les diría que no sigan consolidando esto y que la municipalidad no les de la posibilidad para ampliar ya que han comprado el cine, la Sociedad Israelita, la parte de calle Belgrano, se van a quedar con toda la manzana. Los bingos y el Estado han ganado mucho pero el tema hay que perfeccionarlo, no se pueden seguir aceptando estos efectos no deseados con tanta facilidad”.

Sistema de autoexclusión. ¿Qué pasa en Bahía Blanca?
Existe en nuestro país un sistema de autoexclusión para aquellas personas que sufren la problemática de juego compulsivo. En la provincia de Buenos Aires puede llevarse a cabo de dos maneras, las cuales dependen de la localidad donde se habita. A saber, si vive en una ciudad que cuenta con centros asistenciales del Programa de Prevención al Juego Compulsivo, el jugador o jugadora que manifieste a la sala de juego su voluntad de autoexclusión debe recibir por parte de la sala, la inmediata comunicación a la línea de atención gratuita del programa (0 800 444 4000). Luego será el centro asistencial quien proporcione un formulario de autoexclusión y un certificado médico correspondiente para ser entregado a la sala de juego y así evitar la asistencia de esa persona al lugar.
En el caso de ciudades como la nuestra donde no se cuenta con ese tipo de centros asistenciales, son las salas mismas las que proveen formularios de autoexclusión. El jugador o jugadora debe completar una serie de datos, presentar fotos actualizadas, fotocopias de DNI y certificado de profesional idóneo con diagnostico de juego patológico emitido por una entidad pública o privada. Desde una conocida sala de juegos local se explicó que en otro momento el procedimiento era similar solo que no se requería un certificado. La persona podía acercarse por motus propio y firmar pero nunca tenía, se dijo, un acercamiento o una intención de salvar este problema de adicción. De esta otra manera se cuenta con un profesional que pueda tratarlo en su adicción.
La información suministrada se envía a Lotería de la Provincia de Buenos Aires que la reenvía a las salas del resto de la provincia.
El sistema de autoexclusión tiene una vigencia de dos años por lo cual es necesario que pasada esa fecha se renueve la autoexclusión porque se correría el riesgo de que la persona afectada pueda ingresar a una sala.
Según se pudo saber, el mismo día que la persona se autoexcluye se pone en funcionamiento en la sala esa autoexclusión. A través de carpetas con fotos ampliadas y el conocimiento de las características de la persona se lleva a cabo este sistema mediante, también, personal de control y seguridad que se encarga de esa tarea en puertas de acceso y a través de monitores.
Respecto a si existe una reincidencia de la persona a volver al lugar, se explicó que el pudor de que se lo pare en la puerta o se le llame la atención una vez adentro ayuda mucho a que las personas no vuelvan. Los jugadores y jugadoras al firmar la solicitud aprueban que puedan ser retirados en caso de lograr ingresar, esa situación colabora a que no se produzcan casos de reincidencia.

facebook
Twitter
Follow
2009-02-27 23:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp