©Todos los derechos compartidos

Cooperativa Saludable
El edificio de Recursos Humanos de la Cooperativa Obrera recibió el certificado de espacio de trabajo saludable por parte del Ministerio de Salud Provincial. Cuestiones vinculadas a ambiente libre de humo de tabaco, ergonomía, alimentación y promoción de la actividad física, son algunas de las condiciones con las que cumple el inmueble ubicado en calle Paraguay.
Categoría: Economía social

La Cooperativa Obrera de Bahía Blanca cuenta con un edificio de Recursos Humanos que está ubicado en calle Paraguay 364 y que recibió un certificado de espacio de trabajo saludable. El reconocimiento fue otorgado por parte de la Dirección Provincial de Atención Primaria de la Salud la cual depende del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires.

Para saber más sobre el tema, EcoDias entrevistó al doctor Fernando Toledo, encargado del Servicio Médico Laboral de la Cooperativa Obrera, quien reseñó cómo se fue danto todo hasta llegar a la certificación obtenida: “El reconocimiento es de edificio saludable al edificio nuestro que está en Paraguay 364 que es el edificio de Recursos Humanos, y lo distinguieron como espacio o lugar de trabajo saludable. De un tiempo a esta parte la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en concordancia el Ministerio de Salud de la Nación y el de la provincia, vienen impulsando la iniciativa de crear lugares de trabajo saludables.

A nosotros nos parecía que desde nuestro lugar y desde nuestro espacio podíamos hacer cosas en este sentido, en el sentido de mejorar la salud de los empleados. Si uno piensa que las personas pasan gran parte de su vida en el lugar de trabajo, desde allí también tenemos que impulsar y estimular a hábitos saludables”.

En razón de ello, desde la Cooperativa se participó en unas reuniones que se llevaron a cabo en la sede de Región Sanitaria I para lanzar el proyecto de municipios y espacios de trabajo saludables: “Ahí tomamos contacto con las autoridades y nos parecía que podíamos avanzar en este sentido de la certificación del edificio.

Después recibimos la visita de la gente de Región Sanitaria que inspeccionó el lugar y constataron algunos de los requisitos básicos para poder calificar”.

Entre esas condiciones figuran: que el edificio sea un ambiente libre de humo de tabaco, que haya una cartelería adecuada para ese fin, que los merenderos ofrezcan un dispenser de agua segura, la posibilidad de una dieta saludable y charlas sobre ese punto como las que se hicieron y que estuvieron a cargo de la licenciada Julieta Pasquini: “Después también se evaluaron los puestos de trabajo administrativos, la iluminación, que ergonómicamente sean correctos, empezar a incorporar el concepto de ergonomía en oficina y algún otro concepto en pausas activas o en ejercicios en el lugar de trabajo. Todas esas cuestiones las fuimos viendo con la gente de Región Sanitaria y por lo menos íbamos en concordancia con eso”.

El doctor Toledo agregó que en los últimos meses y por iniciativa de los empleados, se implementaron caminatas saludables y el espacio Amigos de la Lactancia para poder estimular la misma y, en este caso, que aquellas trabajadores que fueron mamás y se encuentren en el período de lactancia, puedan prolongarla en la vuelta al trabajo: “Tienen un espacio propio donde pueden extraer su leche y un lugar propio también en las heladeras para conservarla”.

Como puede notarse, para que un edificio sea considerado como espacio de trabajo saludable, no solo debe cumplir cuestiones relacionadas a la fisonomía del lugar sino que también debe primar un espíritu en cuanto a la transmisión de mejores hábitos: “En parte sí, si uno piensa que en el último tiempo el desarrollo tecnológico viene promoviendo estilos de vida poco saludables como el sedentarismo, la mala alimentación, que provocan obesidad, hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, entonces todos los esfuerzos que se puedan dar en ese sentido, son bienvenidos. Uno piensa que individualmente es muy difícil de emprender un recorrido contra estos hábitos. Entonces si lo podemos hacer en conjunto, estimulado y desde el lugar de trabajo, parece ideal”.


Buena recepción de los trabajadores

Ya enterados de cómo es un espacio saludable de trabajo y al mismo tiempo del edificio de la Cooperativa, consultamos a Toledo sobre cómo fue recibida la propuesta por los trabajadores que desarrollan tareas de manera diaria: “En buena forma, está bueno ver después de las charlas por ejemplo sobre alimentación saludable que dio la licenciada, ver a los empleados con la botellita de agua caminando por dentro del lugar de trabajo o en el escritorio con la botellita de agua asegurándose la hidratación y buscando también el sentido a las dietas o a la composición de lo que comen en los merenderos.

Y también corrigiendo las posturas en el trabajo, cómo se sienta uno, cómo ordena su escritorio, cosas muy básicas y muy fáciles de hacer y que realmente uno a veces pierde de vista”.

Por otro lado, Toledo destacó que el espacio saludable es algo que hay que trabajarlo todos los días: “Si e ir sumando. Si uno piensa podemos cumplimentar con algunos planes más de vacunación, hacemos anualmente el de la gripe pero también podemos ampliar en ese sentido. Seguir haciendo comunicaciones mensuales en salud como venimos haciendo pero perfeccionándolo y comunicando desde el servicio médico con el calendario anual de la OMS algunas fechas claves en salud”.

La idea, dijo Toledo, es no quedarse solo con que el edificio de calle Paraguay sea un espacio saludable, sino ampliar ese concepto a todas las dependencias de la Cooperativa: “La visión es que esto sea el paso inicial, el primer paso para poder replicar en otros edificios y en todo el ámbito de Cooperativa. Es una tarea bastante difícil porque realmente el espectro que abarca cooperativa es amplio pero se empieza de alguna manera”.

En cuanto a la cantidad de lugares similares que existen a nivel provincial, el doctor Toledo señaló: “Hay algunos lugares libres de humo de tabaco que están dados por el Ministerio de Salud de la provincia y cuando uno se mete en la página del Ministerio creo que hay una o dos empresas y dos o tres edificios saludables nada más en toda la provincia que habilitan para eso. No hay tantos pero la única forma es pasar la voz, es empezar a publicar y a publicitar este tipo de costumbres y este tipo de cosas”.

FOMENTAR HÁBITOS
Pablo Barbieri es el gerente de Recursos Humanos de la Cooperativa Obrera, función que desempeña justamente en el edificio que fue certificado como espacio laboral saludable. EcoDias también conversó con Barbieri quien señaló: “El edificio es un edificio nuevo, tiene un año aproximadamente y teníamos el objetivo, al ser un edificio nuevo, que fuera un edificio que tuviera las mejores condiciones para trabajar. Eso significaba que el diseño del edificio tiene muy buena iluminación, muy buena ventilación y también hay condiciones que tienen que ver con la forma de organización del trabajo. Entonces, el doctor Toledo nos ofreció, nos comentó la posibilidad de certificarlo a través del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires”.
En función de eso, agregó Barbieri, se anexaron más condiciones a las que ya estaban: “Para nosotros es muy importante porque el personal es uno de los pilares del funcionamiento de la Cooperativa junto con sus asociados”.
Más allá de lo edilicio, se trabajó, como ya se dijo, en aspectos que hacen a la alimentación para brindar dietas equilibradas: “Ajustamos esas condiciones, todo lo que tenía que ver con agua segura ya lo tenía el edificio, incluso no tiene que ver con el edificio saludable sino con criterios medioambientales, también hay reaprovechamiento de lo que son las aguas grises del edificio que ya estaban previstas en el diseño”.
Barbieri también mencionó aquellas cuestiones referidas a las trabajadoras en período de lactancia.
Por otro lado, llevar adelante todo esto trajo consigo un cambio de hábitos en las personas “porque también esta iniciativa prevé no solo cambios en la alimentación o por lo menos fomentar los cambios en la alimentación sino también fomentar los cambios en lo que tiene que ver con la actividad física y con el consumo del agua. Tratar de que haya mayor consumo de líquido, que todo lo que sean alimentos, sean alimentos más funcionales, que la Cooperativa fomente las actividades físicas de su personal”.
Ya se habló aquí de los ambientes libres de humo de la Cooperativa pero en ese sentido, Barbieri agregó que eso está incluido en la totalidad del edificio: “Inclusive el espacio al aire libre, o sea que en este edificio no se puede fumar ni siquiera en el patio.
Si alguien necesita fumar o quiere hacerlo, lo tiene que hacer fuera de las instalaciones. Para eso lo que hacemos es también facilitar cursos para ayudar a dejar de fumar porque sabemos que más allá de un gusto, muchos casos son problemas de adicción”.
En el punto relacionado al tabaco no fue fácil el trabajo desarrollado pero tuvo resultados positivos: “Eso tuvo sus dificultades cuando lo implementamos en el total de los edificios techados, en espacios cerrados y ahora extenderlo significa explicar por qué e incentivar a que dejen de fumar independientemente del horario de trabajo pero bueno, son elecciones”.
En cuanto a extender la idea de espacios saludables de trabajo al resto de las áreas de la Cooperativa, Barbieri explicó: “Inicialmente, la primera etapa tiene que ver con extenderlo al edificio que tenemos más cercano que es la otra parte administrativa y después ir anexando las áreas operativas”.

Autor: Redacción Ecodías

facebook
Twitter
Follow
2015-12-14 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp