©Todos los derechos compartidos

Un paso adelante
Por unanimidad, el CSU decidió no hacer lugar a un recurso de apelación interpuesto por la abogada y docente Gloria Girotti, acusada de participar en la comisión de graves delitos de lesa humanidad, y determinó la continuidad del proceso de Juicio Académico en su contra, impulsado por más de medio centenar de miembros de la comunidad universitaria.
Categoría: Locales

Por unanimidad, el CSU decidió no hacer lugar a un recurso de apelación
interpuesto por la abogada y docente Gloria Girotti, acusada de participar en
la comisión de graves delitos de lesa humanidad, y determinó la continuidad del
proceso de Juicio Académico en su contra, impulsado por más de medio centenar
de miembros de la comunidad universitaria. El próximo paso será la constitución
de un Tribunal Académico.

El Consejo Superior
Universitario (CSU) de la Universidad Nacional del Sur (UNS) otorgó en su
sesión plenaria del miércoles pasado un respaldo unánime al proceso de Juicio
Académico a iniciarse contra la abogada y docente de Derecho Gloria Girotti,
que se encuentra imputada ante la Justicia Federal por su participación en la
comisión de graves delitos de lesa humanidad perpetrados durante la última
dictadura cívico militar bajo jurisdicción del V Cuerpo de Ejército.

Quién es Girotti
Durante la segunda mitad de la década del ’70 y junto con su colega Hugo Sierra,
Girotti se desempeñó como secretaria del Juzgado Federal 1, a cargo por
entonces de Guillermo Federico Madueño. Dentro del engranaje con que operaba el
Terrorismo de Estado en la ciudad y la región, el mencionado juzgado actuaba
como pata judicial complementaria del brazo ejecutor que configuraba la unidad
militar.
Estos antecedentes le valieron a Girotti una impugnación patrocinada por el
Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), cuando en 2009 pretendió acceder
a un cargo de camarista en el fuero civil y comercial de la Justicia de Puerto
Madryn, provincia de Chubut.
En diciembre de 2010, los fiscales Abel Córdoba y Antonio Castaño elevaron al
juez vitalicio Alcindo Álvarez Canale el primero de una larga de serie de
pedidos de detención y procesamiento contra la letrada, a quien se acusa por
hechos que van desde el nulo curso otorgado por ella a denuncias y recursos de
hábeas corpus hasta su participación en interrogatorios bajo tortura a
prisioneros ilegalmente cautivos en el Centro Clandestino de Detención (CCD)
conocido como “La Escuelita”.

En la UNS
Esta realidad obligó a la UNS a tratar el tema institucionalmente, ya que
Girotti dicta en la casa de estudios tres materias de la carrera de Derecho. También
en diciembre de 2010, el CSU comenzó a tratar una reválida docente en la
materia de Derecho en los Contratos a la que pretendía acceder la letrada. Un
semestre de debates internos en torno al tema en el seno de la UNS culminó el
24 de mayo del año pasado, cuando, en polémica votación y por mayoría, el CSU
decidió dar lugar al pedido y ratificar a Girotti como miembro de la plantilla
de profesores de la casa de estudios.
Inmediatamente, comenzó a motorizarse un pedido de Juicio Académico que reunió
casi seis decenas de firmas de docentes, graduados y estudiantes. El Juicio
Académico es la instancia institucional que puede determinar la exoneración
definitiva de un miembro de la comunidad universitaria y está para casos de
extrema gravedad. Puntualmente, a Girotti se la acusaba de haber faltado a la
ética en el ámbito profesional, con proyección al académico. Se trata de una de
las causales mencionadas en el Reglamento de Juicios Académicos de la UNS.
Notificada, la primera reacción de Girotti fue excusarse de efectuar su
descargo por razones de salud, ya que se encontraba en ese momento gozando de
una licencia por enfermedad. El argumento tropezó con otra realidad: por esos
días, fue citada como imputada por el juez Álvarez Canale y ejerció sin
problemas su derecho a defensa.
Girado a la unidad académica de incumbencia, el Departamento de Derecho, el
expediente vio luz verde por unanimidad en su Consejo Departamental. Fue el
primer mal indicio para Girotti: sus colegas (docentes y abogados) le daban la
espalda y, además, las listas Blanca y Línea PHI que habían respaldado su
reválida en mayo de 2011 demostraron su convicción de acompañar el proceso de
Juicio Académico.

No tiene Códigos
Luego de casi un año de dilaciones y ante la detención que el Tribunal Oral
Federal que enjuicia a diecisiete represores dispuso sobre Hugo Sierra -otro de
los secretarios de Madueño-, el juez Álvarez Canale citó a declarar a Gloria
Girotti. En primera instancia, pretendió que su declaración fuera de índole
testimonial. Con ello, se violarían los derechos procesales de la propia
letrada, ya que se vería obligada a hablar con verdad y bajo juramento acerca
de hechos por los que en realidad se la acusaba. A raíz de esto, la fiscalía
elevó un recurso a la Cámara Federal de Apelaciones de nuestra ciudad, que ordenó
al magistrado de primera instancia convocar a Girotti a declaración
indagatoria. Es decir, como imputada.
Ante el juez, la ex secretaria del Juzgado Federal cargó todas las culpas sobre
las espaldas del fallecido Madueño, indicó que sólo se dedicaba a tareas
menores como dar vista a despachos o coser expedientes y manifestó que sólo
contestaría a las preguntas que le hiciera el magistrado, en tanto que no
respondería a ninguna proveniente del fiscal Abel Córdoba, a quien acusó de
hacer una “profusa difusión mediática” en su contra. Al parecer, Girotti se
informa leyendo EcoDias, uno de los pocos medios -sino el único- que dio
continua cobertura al caso y sus derivaciones en la esfera universitaria.
Algunas semanas más tarde, Álvarez Canale dictó la falta de mérito sobre
Girotti por algunos de los delitos en que se investiga su responsabilidad. Esta
resolución judicial también fue utilizada por la letrada como un argumento para
solicitar la nulidad del proceso en la UNS, por lo que elevó un recurso de
apelación al CSU sobre lo dictado oportunamente por el Consejo Departamental de
Derecho.
Sin embargo, la falta de mérito dictada por el juez no implica -según el Código
Procesal Penal de la Nación- que las imputaciones carezcan de verdad, sino que
deja abierta la investigación a la incorporación de nuevas pruebas. Se
diferencia, en este sentido y claramente, de la figura del sobreseimiento, que
sí extingue la persecución penal sobre el acusado. En el caso de Girotti,
Álvarez Canale le prohibió la salida del país, la obligó a presentarse cada dos
semanas en la sede local de la Policía Federal y determinó que tampoco podrá
ausentarse de la ciudad, salvo necesidad acreditada.

La sesión
Contrariamente a lo ocurrido en oportunidad de debatirse su reválida
docente, esta vez el tratamiento que el CSU dio al dictamen que proponía dar
luz verde al Juicio Académico contra Girotti demandó pocos minutos.
La consejera por la lista de docentes Integración Telma Alonso tomó la palabra
y refutó los argumentos que la letrada elevó en su recurso de apelación al cuerpo
resolutivo, enfatizando que de lo que se trataba era de declarar la procedencia
del proceso en virtud de la verosimilitud o no de los causales denunciados por
los casi sesenta firmantes del pedido.
Por unanimidad, se aprobó el dictamen que aconsejaba en su artículo primero “no
hacer lugar al recurso de apelación interpuesto por la abogada Gloria Girotti
contra la resolución del Consejo Departamental de Derecho”, y en su artículo
segundo “declarar procedente la sustanciación de la denuncia en los términos
del art. 4º del Reglamento de Juicios Académicos de la UNS”.
Cumplido este paso, resta ahora el sorteo del Tribunal Académico que se ocupará
de llevar adelante el proceso en sí. De acuerdo al citado Reglamento, deberá
estar conformado por Profesores Consultos y Eméritos de la casa de estudios.

Apuesta por la calidad
La calidad institucional de la UNS da muestras de una mejora considerable a
partir de la unanimidad que logró en el CSU el dictamen que proponía declarar
procedente un proceso de enjuiciamiento institucional contra la docente Gloria
Girotti.
Se veía venir: dos de las listas de profesores que acompañaron a Girotti en su
reválida de 2011, Blanca y Línea PHI, participaron de la unanimidad que el
expediente en torno al Juicio Académico solicitado en su contra vio en el
Departamento de Derecho.
El aval también unánime al proceso registrado en el CSU el miércoles mantiene
en pie a las palabras que el rector de la UNS Guillermo Crapiste expresó ante
la opinión pública el 3 de abril pasado, cuando se conmemoró el Día de los
Derechos Humanos en el ámbito de la casa de estudios.
También mantuvo su postura la opositora Línea PHI. Cuando en mayo de 2011 apoyó
la reválida de Girotti, la líder de la bancada Andrea Castellano expuso que lo
que correspondía era iniciar un proceso de enjuiciamiento académico como el que
en breve comenzará en la UNS.
A ello se sumó la coherencia expresada por los bloques estudiantiles y las
listas Azul de trabajadores no docentes e Integración de profesores, quienes
votaron contra la permanencia de Girotti en la institución un año atrás y
ratificaron su postura el miércoles pasado.

facebook
Twitter
Follow
2012-06-11 05:18:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp