©Todos los derechos compartidos

REPETIR EL GRAFICO DE DONDE REVISAR LOS RESERVORIOS DE AGUA

REPETIR EL GRAFICO DE DONDE REVISAR LOS RESERVORIOS DE AGUA

EL DENGUE
Sobre el territorio argentino

El mosquito transmisor del dengue, el Aedes aegypti, ha superado la
barrera del paralelo 35 de latitud sur, que era su límite histórico. Aunque
el vector está presente en Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Córdoba,
Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza,
Misiones, Salta, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán, registrándose en
580 de los 854 municipios del país, los brotes infecciosos abarcan a la
fecha seis provincias.

Mientras se discute si ya son seis o siete las muertes por dengue en el
país -los últimos decesos ocurrieron en Chaco y Catamarca-, el Ministerio
de Salud nacional informó que los casos confirmados superan los 5.830. Pero
es necesario recordar que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS),
la cifra real de personas infectadas es siempre mayor a los casos que se
confirman por análisis de laboratorio. 
El director nacional de Prevención de Enfermedades, Hugo Fernández,
admitió a la Agencia EFE que “se estima que por cada caso reportado podría
haber entre cinco y diez casos no reportados”, tal como se infiere de una
regla de proyección estadística elaborada por la Organización Mundial de la
Salud (OMS) para países emergentes.
Es decir que los 4.144 casos de dengue podrían ser, en realidad, entre
20.720 y 41.440. “Muchos pueden ser casos asintomáticos o con
sintomatología leve, pero se convierten en huéspedes del virus y pueden
propagar la enfermedad al ser picados por el mosquito vector”, explicó
Fernández.
En las últimas horas organizaciones sociales y funcionarios del
interior del país denuncian una cifra sustancialmente más elevada que la
oficial. La organización humanitaria Centro Nelson Mandela, de Chaco,
sostiene que sólo en esa provincia, vecina a Paraguay, hay más de 11.000
enfermos. Mientras la subsecretaria de Medicina Preventiva de Catamarca,
Mirella Orellana, sostuvo que en lo que va de 2009 se han detectado
alrededor de 4.000 casos de dengue en esa provincia del noroeste, donde la
pobreza estructural y la epidemia de dengue en la cercana Bolivia influyen
en la expansión de la enfermedad.

Llamado urgente
Entretanto, la Fundación Proteger llamó a los periodistas, medios de
comunicación, docentes, agentes de salud y organizaciones sociales de todo
el país a que aprovechen su enorme poder y ayuden a frenar la expansión de
los brotes de dengue y el contagio de la población “hoy mayormente
indefensa y sin claras indicaciones de cómo y dónde actuar”.
Según la prestigiosa organización litoraleña, en Argentina, con la
ayuda de la TV, radios y prensa escrita, escuelas y organizaciones de la
sociedad movilizadas se pudo evitar una epidemia de cólera en los ’90: “Hoy
la expansión del dengue muestra la falta de información efectiva para que
la gente conozca el modo concreto de defenderse y accione rápidamente
eliminando los criaderos del mosquito transmisor, el Aedes aegypti”.

Exhortación de la OPS
El brote de dengue fue objeto de una advertencia lanzada la semana
anterior por la directora de la Organización Panamericana de la Salud
(OPS), la argentina Mirta Roses Periago, que exhortó a “aumentar los
esfuerzos en la lucha contra el dengue”.
“El dengue no es sólo una responsabilidad del sector de salud: se
requiere un enfoque integrado y multidisciplinario, incluyendo municipios y
el apoyo fuerte de los medios de difusión con mensajes de prevención y
educación claros y precisos.  Los servicios de salud deben garantizar el
tratamiento oportuno”, dijo la Dra. Roses.

Indicaciones precisas
Esa información precisa, ampliamente conocida por los especialistas
desde hace más de dos décadas, no parece haber circulado por el Chaco en
tiempo y forma. Médicos del hospital de Charata revelaron que las medidas
preventivas se adoptaron un mes después del informe oficial que desnudó los
primeros casos de la enfermedad en la ciudad. Y denunciaron que fueron
obligados a callarse y no informar sobre la situación a la comunidad, a
trasmano de cualquier lógica científica.
En diálogo con RENA, el doctor Severo Rennis, del Hospital 4 de junio
de Roque Sáenz Peña, otra ciudad del Chaco severamente castigada por la
enfermedad, dijo que hubo “imprevisión”. La Universidad Nacional del
Noreste (UNNE), explicó que “avisa desde hace muchos años sobre la
presencia del transmisor”. La Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA)
publicó un mapa del Aedes en febrero de 2008 que muestra por qué hay dengue
hasta en Pergamino, provincia de Buenos aires, agregó.
“Son incontables los enfermos, debe considerarse que son más de 10 mil
y algo cercano a eso hay en Charata y Sáenz Peña. Los datos son secreto de
Estado”, afirmó. “Hasta el lunes ante pasado el gobernador (Jorge
Capitanich) decía que había 17 casos, el miércoles en el programa ‘A dos
Voces’ en TN reconoció más de 700, el jueves la ministra de Salud del Chaco
reconoció más de 800, el viernes la ministra de Salud de la Nación Ocaña
reconoció más de 1.200. Hoy ya reconocen más de 4.500”, recordó Rennis.

Educación y saneamiento
Por su parte, la licenciada Marina Stein, responsable del Área de
Entomología del Instituto de Medicina Regional de la Universidad Nacional
del Nordeste (UNNE), consideró “posible” eliminar el vector del dengue “con
grandes inversiones y políticas de vigilancia y control”, en una entrevista
con la publicación El Universitario.
“Esta enfermedad se manifiesta a través de epidemias de carácter súbito
y masivo, dónde el número de casos puede disminuir a partir de la
disminución de la abundancia del vector. En las décadas del 50 y del 60 las
campañas continentales de erradicación del vector lograron combatirlo y la
Argentina junto con otros países se declararon libres de Aedes aegypti.
Esto quiere decir que es posible su control y/o erradicación”, explicó.
“Pero el abandono de las campañas hizo que el mosquito proliferara y
reinfestara nuevamente los sitios de dónde había sido eliminado. Estas
campañas no fueron acompañadas de políticas de saneamiento del medio que
impliquen la provisión de agua potable de manera regular, recolección y
tratamiento de residuos de manera adecuada, impidiendo la proliferación de
sitios de cría. Tampoco fueron acompañadas de campañas educativas
sostenidas en el tiempo de manera de generar nuevos hábitos en la gente,
que impidan la acumulación de recipientes de cría en las viviendas,
agravado por el deterioro socio-económico de la población. Es posible con
grandes inversiones primarias y políticas de vigilancia y control
sostenidas en el tiempo”, consideró.
“Es necesario que sepamos que el mosquito está en la Argentina desde
hace 20 años y actualmente está presente en las provincias de Buenos Aires,
Catamarca, Chaco, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La
Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Salta, Santa Fe, Santiago del Estero y
Tucumán, registrándose en 580 de los 854 municipios de la Argentina, lo que
demuestra que no es nada fácil combatirlo. Por otro lado, desde 1998
venimos sufriendo epidemias de dengue y ya circulan 3 variedades del virus
lo que produjo la aparición de dengue hemorrágico en Salta y posiblemente
en Chaco. Todos estos son factores de alto riesgo para la población”,
advirtió.

En todo el norte y centro del país
La doctora Delia Enría, directora del Instituto de Enfermedades Virales
Humanas “Julio Maiztegui” (INEVH) de Pergamino, donde funciona el
laboratorio nacional de referencia para diagnóstico del dengue, desmintió
que se hayan visto desbordados por la epidemia, en diálogo con el diario La
Opinión de esa ciudad bonaerense.
El INEVH coordina desde 1996 una red nacional de dengue, fiebre
amarilla y arbovirus. Allí se analizan muchas de las muestras para
determinar el diagnóstico de la enfermedad causada por el mosquito Aedes
aegypti.
“El INEVH tiene el rol de estudiar determinado tipo de muestras, por
cuanto la función de la red nacional de dengue es la vigilancia
laboratorial, hacer a la vigilancia, lo que significa que sus objetivos son
detectar temprana y oportunamente la circulación de los virus dengue que en
nuestro país, por condiciones climáticas fundamentalmente y por el tamaño
de las poblaciones afectadas, se van reintroduciendo año a año”, explicó.
Consultada sobre el alcance que tiene la responsabilidad ciudadana en
el control de la enfermedad, Enría dijo que “hay acciones preventivas que
tenemos que tomar todos, es necesario que revisemos qué reservorios de agua
limpia tenemos en nuestras casas y todo recipiente que sea capaz de ser un
sitio propicio para la reproducción del mosquito que como sabemos ha
invadido nuestro territorio, incluso sobrepasando el paralelo 35 de latitud
sur que era su límite histórico”.
“Evitar la existencia de sitios con agua limpia donde se reproduzca el
vector urbano de la enfermedad es la principal tarea de prevención que se
puede realizar”, agregó.

Más cerca de la vacuna
La doctora Enría, titular del Maiztegui, confirmó que su institución
-dependiente del Estado- desde hace dos años trabaja en un proyecto para
que se disponga de un kit para el diagnóstico de la enfermedad, “kit
comerciales que son promisorios, pero que deben estar validados”.
También reveló que “el segundo tema en el que estamos trabajando
intensamente, y por eso estamos viajando mucho, es en un proyecto que
intenta agilizar la disponibilidad de vacunas contra el dengue”.
“Estamos en muchas en etapa de desarrollo y hay algunas que han
alcanzado la fase 2 b de evaluación en terreno y pensamos que este trabajo
puede darnos en el tiempo una probable arma de control de la enfermedad”,
confió.
Para Enría “se está más cerca” de desarrollar una vacuna, aunque aclaró
que “no es fácil, es un proceso muy complejo y hay una serie de
dificultades técnicas, pero estamos más cerca, no quiero crear
expectativas, pero estamos bastante más cerca”.

Nota completa en www.proteger.org.ar

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp