©Todos los derechos compartidos

Polémica sobre la muerte de Severiano Martínez

El anuncio de la muerte de Severiano Martínez, ex líder del llamado Ejército Popular Paraguayo, provocó reservas y dudas con respecto a las circunstancias de su deceso. El Ministerio del Interior afirmó inicialmente que fue sorprendido en la región de Agua Dulce en la región chaqueña y tras resistirse a la detención fue abatido tras un intercambio de disparos.
Este suceso se produce sugestivamente días después que el diario ABC Color publicara en Asunción datos sobre un presunto vínculo del presidente Fernando Lugo con el Ejército Popular Paraguayo, un grupo armado aparentemente relacionado con el movimiento campesino. Este medio y otros de la oposición conjeturaban sobre la condición de ex seminaristas de algunos miembros del EPP, particularmente de algunos que provendrían de las zonas campesinas de San Pedro, la diócesis de la cual fue obispo Fernando Lugo. Este renunció a su condición eclesiástica para presentarse como candidato presidencial, tras una trayectoria pastoral en defensa de los derechos de pobladores de sectores humildes y en especial de los campesinos.

¿Tiroteo o ejecución?
En medio de este cruce de solapadas denuncias contra Lugo y el descargo de funcionarios del gobierno, se produce el asesinato de Severiano Martínez, de 39 años, sobre quien pesaban cinco órdenes de arresto por considerarlo autor de varios secuestros y de dos asesinatos, todos ellos relacionados con las actividades del denominado Ejército Popular Paraguayo. En abril había conseguido escapar herido tras un tiroteo con la policía paraguaya en la misma zona.
El Ministerio del Interior menciona “una labor de inteligencia”, pero algunos medios afirman que hubo una delación por algún caza-recompensas, y la policía con numerosos efectivos rodeó el lugar donde se alojaba Severiano en pleno chaco paraguayo. Indican que según la propia versión policial, la víctima tenía en su poder únicamente un revólver calibre nueve con seis balas. Al advertirse rodeado se parapetó en el lugar y agotó el cargador. Si efectivamente estaba cercado por decenas de policías fuertemente armados, no resulta explicable que no se haya tratado de capturarlo vivo. Más aún cuando Severiano podía ser la clave de varios secuestros realizados para obtener rescate que nunca fueron totalmente esclarecidos, aunque se atribuyen al EPP. El parte oficial afirma que Martínez fue alcanzado por seis impactos de fusiles Galil y M4.

Mataron un “archivo” viviente
José Luis Brusquetti, fiscal de Boquerón, afirmó que Severiano era probablemente protegido por campesinos y pobladores de la zona, lo cual le permitió durante tiempo evadir las redadas de la policía y del ejército. Algunos afirman que su muerte cierra sin respuesta las acusaciones de que el actual presidente Fernando Lugo tuvo en el pasado vínculos con este grupo rebelde.
En realidad, desde hace muchos meses los campesinos no han ocultado su desencanto por el incumplimiento de los compromisos preelectorales de Lugo, que ahora aparece reconvertido como aliado de los propietarios ganaderos y latifundistas sojeros. En las últimas semanas en la región de San Pedro continuaron las denuncias contra agronegociantes relacionados con la siembra de soja.
Los Mbya Guarani, indígenas que cultivaban tierras en la zona, afirmaron que Antonio Saint Paúl, de nacionalidad argentina, reiteradamente los agrede con sus guardias y va ocupando sus chacras y montes cercanos que convierte en sojales. Los campesinos afirman que la policía no interviene y si lo hace es para proteger y encubrir las agresiones de los agronegociantes. Las suspicacias sobre la actitud del gobierno en este caso, surgen en algunos comentarios periodísticos que califican el asesinato de Severiano como «la quema de un archivo», ya que se supone que en el pasado tuvo efectivamente vínculos con Lugo cuando ambos compartían las reivindicaciones de los campesinos paraguayos y sus revelaciones podrían ser comprometedoras para el presidente.

Más dudas
El dr. Pedro Flores, quien inspeccionó el cuerpo de Severiano Martínez por encargo de la familia, indicó a la prensa que llama la atención la trayectoria de dos proyectiles que le impactaron en el hombro. Apuntó que “se podría pensar” en un asesinato, más que un tiroteo. “A mí, de entrada lo que me llamó la atención es la trayectoria de dos proyectiles en el hombro derecho”. Indicó que los impactos revelan que la dirección de las balas fueron de arriba hacia abajo.
En medio de la polémica, los restos de Severiano fueron entregados a sus familiares y su entierro se realizó en la colonia Naranjito, en el departamento de San Pedro. Varios centenares de pobladores acudieron al sepelio y cubrieron el féretro con la bandera paraguaya. Pobladores presentes lo calificaron de “símbolo de lucha para la gente pobre”. Familiares del presunto integrante del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) criticaron con dureza al presidente Lugo por denotar una actitud reprochable al “festejar” el asesinato de un ser humano, siendo ex obispo de San Pedro y amigo personal de la familia. Responsabilizaron directamente al Gobierno nacional de la muerte de Severiano.
El gobierno y los medios de comunicación y parte de la sociedad paraguaya se han congratulado por la muerte de quien consideran un peligroso delincuente.

Por Carlos Iaquinandi, Agencia SERPAL, Servicio de Prensa Alternativa. www.serpal.info

facebook
Twitter
Follow
2010-08-07 00:00:00
Etiquetas: Internacionales.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp