©Todos los derechos compartidos

Pergaminos vs. colaboracionismo

Fracasó en la última asamblea del Consejo Superior Universitario la propuesta del Consejo Departamental de Biología, Bioquímica y Farmacia de designar al dr. Ricardo Leopoldo Boland como Profesor Extraordinario de la Universidad Nacional del Sur.

Sin poner en dudas su destacada trayectoria académica plagada de pergaminos, pesó más su colaboración cívica a la última dictadura militar como director del Departamento de Ciencias Naturales desde mediados de 1979 hasta la llegada de la democracia.
La principal impulsora de la iniciativa en el organismo de gobierno de la casa de altos estudios fue la consejera de la Lista Blanca Diana Bambill quien, lamentablemente, dijo a EcoDias que “no tiene sentido” hacer declaraciones para fundamentar y defender la distinción al dr. Boland.
En cambio, desde la opositora Lista Integración, Telma Alonso sí explicó el sustento del dictamen de la minoría aclarando que
no cuestionan la trayectoria académica del dr. Boland, “los méritos intelectuales y científicos que tiene no están en discusión, pero no estamos en coincidencia con su comportamiento cívico durante la época de la dictadura”.

Compromisos
Ricardo Leopoldo Boland fue nombrado director del Departamento de Ciencias Naturales por un decreto del Poder Ejecutivo Nacional desde el 31/07/79 al 31/07/82 y según la Resolución 969 del Ministerio de Educación a partir del 01/08/82 hasta el 27/12/83.
La consejera de Lista Integración destacó que “l
a figura del Profesor Extraordinario, y en este caso aún más de Profesor Emérito que es la máxima distinción que da la universidad, constituye el ejemplo al que aspiramos, es lo que estamos poniendo en un lugar destacado para que el resto de la comunidad -no solamente universitaria sino bahiense, nacional e internacional- lo vea como modelo”.
“Creemos que un científico por más destacado que sea, si no ha tenido un comportamiento cívico adecuado a lo que el mismo estatuto de la Universidad dice de estimular el compromiso con la Constitución y las leyes, de ninguna manera puede ser puesto como ejemplo. Sino estaríamos entrando en contradicción con todo lo que proclamamos de compromiso con la democracia y la memoria”, resumió Alonso.
El Comité de Ética en la Ciencia y la Tecnología creado por la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Nación considera, según manifiesta el documento de la minoría, que “la actividad científica, como toda actividad humana, está regulada por normas y orientada por valores y que el investigador por su competencia particular tiene responsabilidades éticas respecto del saber, de las instituciones científicas y de las prácticas que le son propias”
El ente recomienda que “en la convocatoria y nombramiento de especialistas y funcionarios en todas las áreas de ciencia y técnica se tenga en cuenta la integridad moral y la rectitud cívica y universitaria del convocado como condiciones fundamentales que no pueden compensarse por méritos intelectuales”, y que se preste “especial atención” en los casos en que los convocados “ejercieron cargos jerárquicos o fueron autoridades administrativas y/o académicas en períodos dictatoriales o cuando se encontraba suspendida la legalidad constitucional”.
Además, la Universidad Nacional del Sur felizmente tomó en los últimos años un claro compromiso con la defensa de los derechos humanos a través de una cátedra específica en el Departamento de Humanidades desde donde se reconoció a personalidades nacionales de la talla del premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel hasta el juez español Baltasar Garzón.
“Es una contradicción, el discurso tiene que ser coherente con la acción. Si la Universidad se compromete a favor de la memoria, de la Constitución y de las leyes no puede poner como ejemplo a alguien que estuvo al margen de ellas”.

Docente expulsado
Durante la gestión del dr. Boland al frente del Departamento de Ciencias Naturales -el 30 de diciembre de 1980- el Ministerio de Educación de la Nación mediante una resolución, cesanteó a un docente “por aplicación de las leyes de prescindibilidad que, con un claro contenido de persecución política e ideológica, posibilitaron la expulsión sin causa del personal de la administración pública y afectaron a más de quinientos científicos argentinos que tuvieron que dejar sus puestos de trabajo en las Universidades, en el Conicet y en el Inta”.
“No podemos olvidarnos de todo lo que estaba pasando en el país y en las universidades en particular entre el 79 y el 83: hubo gente que desapareció, gente que se exilió, que perdió su trabajo, estudiantes expulsados, montones de cosas. Si uno está actuando como funcionario de alguna manera es copartícipe de lo que está sucediendo. Si uno no está de acuerdo tiene que renunciar e irse”, manifestó Alonso.

Debate sin consensos
La propuesta del Consejo Departamental de Biología, Bioquímica y Farmacia entró al Consejo Superior a mediados de 2007: “Intentaron ubicarlo, no sé si habrán hecho cálculos de que los votos no les daban y ahora, sorpresivamente cuando faltan dos reuniones para que termine este Consejo Universitario, la Lista Universidad vuelve con este tema”.
Según explicó la consejera de Integración el reglamento de designación de Profesores Extraordinarios es “muy sabio” porque genera a través de todo el proceso correspondiente la acumulación de consensos.
“No nos gusta, particularmente, que se discuta en el plenario el nombre de una persona si no se ha generado el consenso necesario. O sea, hace un año y medio que tenemos el dictamen ahí y nunca lo sacamos, es la gente que pretende que salga la que lo expone al ruedo y a una situación conflictiva. Creo que hay que preservar la figura de nuestros profesores y esto no colabora”, aseveró.
Tras el debate del miércoles por la tarde, sobre 25 integrantes del Consejo Superior presentes en la asamblea, ocho -tres docentes y un decano de Lista Universidad, un auxiliar de Convicción y dos decanos y un consejero de Lista Blanca- votaron el dictamen que proponía a Boland como Profesor Emérito aferrándose a sus valores académicos, diez votaron el de la minoría rechazando la designación y siete consejeros se abstuvieron.
“No sacó la mayoría ninguno de los dos dictámenes pero fue la prueba evidente que no había consenso para nombrarlo”, concluyó Alonso.

facebook
Twitter
Follow
2008-12-06 23:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp