©Todos los derechos compartidos

Manos a la Obra

Manos a la Obra
Emprendimientos productivos

El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación entregó a la comuna el
aporte destinado al programa Manos a la Obra, en el marco del Plan
Integral. Los recursos son en su mayor parte destinados a la compra de
maquinaria e insumos, y capacitaciones, entre otras cosas.

Compartimos en esta edición emprendimientos enmarcados dentro del rubro
talabartería, zapatería y tapicería. En él se nuclean proyectos locales
relacionados con armado y arreglo de zapatos y zapatillas, y la confección
de bolsos, cintos, rastras, carteras, billeteras, entre otros.

Miguel
Miguel Ángel es beneficiario del Manos a la Obra. Es martillero y corredor
público recibido en Tucumán, pero también hizo un año de abogacía, es
electricista y técnico en Forestación. Pero un día la necesidad de aprender
un oficio que le permitiera trabajar a pesar de su enfermedad – miastenia
gravis, un trastorno neuromuscular que genera debilidad muscular-, lo hizo
acercarse a recibir capacitación en el oficio de zapatero, que obtuvo en la
Escuela de Formación Profesional N º 403 de Av. Colon 1532 en el año 1989.
Un año más tarde ya había comenzado a trabajar de zapatero: “El oficio lo
empecé en el año 1990 pero con intermitencias. Al principio porque no tenía
nada, ni una máquina pero me fui comprando de a poco. Después quise tener
un local, pero no me lo habilitaron las dos veces que intenté”.
Primero fue la reparación de zapatos y zapatillas, pero con el tiempo la
inquietud por aprender y la demanda de sus clientes lo llevó a ampliar el
rubro y aprender marroquinería, que incluye carteras, cintos, vainas de
cuchillos y rastras, entre otras cosas.
“La marroquinería la empecé a hacer porque me pedían. Una vez en Sierra
hice una rastra para un chiquito. Resulta que lo vieron otros y me
empezaron a pedir, así que así empecé con eso. Después hice algo de
marroquinería a pedido, que es difícil porque por una cosita a veces no les
gusta. Pensaba en hacer cintos sencillos para la gente de trabajo, pero
todo con cuero genuino, le hago los adornos en forma artesanal, a mano, los
detalles y la pintura también la hago yo”.
Miguel Ángel Ramos tiene 61 años, está casado y tiene 5 hijos. Varios de
sus nietos lo acompañan en su casa el día que lo visitamos. “Desde que
empecé a trabajar con el calzado, me fui unos años a Sierra de la Ventana
hasta el 2001, pero a principio de ese año me vine por problemas
familiares”.

Convocatoria
“Al tiempo, cuando volví a trabajar, me enteré que la Municipalidad estaba
otorgando una línea de créditos durante el gobierno de Lopes, me anotaron y
todo pero después pasó todo ese problema con el intendente. Así que quedó
en nada. Después de unos años me llaman por teléfono para avisarme que
había salido una nueva línea de créditos para emprendedores”.
Durante la espera de la ayuda económica, Miguel Ángel siguió produciendo
artesanalmente marroquinería y arreglando calzados en su casa.
“La marroquinería la hago toda artesanal, a mano. La reparación de calzados
la hacía con algunas máquinas que tenía antes de vender todo, y ahora es
también artesanal”.
Miguel participa hoy del Programa de Economía Social y Solidaria que
Cáritas desarrolla en convenio con la Municipalidad de Bahía Blanca,
participó de las ferias del Parque de Mayo, en la FISA, también fue a la
feria de Bordeu y en la Municipalidad, e intentó ir a la Feria de los
artesanos de la Plaza Rivadavia, pero “me descalificaron así que no fui
más. Me dijeron que no eran artesanías mis rastras y todo lo de
marroquinería. Prácticamente me rechazaron sin explicación”, comenta no sin
cierta desazón. Sin dudas es un dato repetido en el derrotero que tienen
que hacer quienes viven de un oficio de este tipo y les es difícil
encontrar un espacio que los incluya.

La llegada del proyecto
Se acerca el día de la entrega de la maquinaria, pero mientras tanto la
actividad en su taller de Corrientes 1157 continúa a través del arreglo de
calzado y con la idea de acondicionar el local ubicado al frente para que
en enero se inaugure el negocio de marroquinería.
Por medio del “Manos a la Obra”, Miguel Ángel recibirá la suma de $ 8.000
que se destinarán a la compra de materia prima, y de tres máquinas, la
remendona – para coser la capellada-, una recta de triple arrastre para
coser cuero y la aparadora -máquina de coser calzado. Todas estas compras
se realizarán en comercios locales.
“Algunos arreglos puede ser que siga haciendo, porque con las máquinas
nuevas se me va a hacer más fácil estas cosas, así que seguiré en casa con
los clientes que tengo”.
“Yo trato de hacer cosas buenas. Este trabajo artesanal es para toda la
vida, se usan materiales de primera y lleva mucho trabajo artesanal, y que
todo esto tiene un precio un poco más elevado que lo vale, y que sólo la
gente que conoce el tema sabe”.
Antes de terminar, Miguel Ángel manifestó esperanzado: “Espero que con el
tiempo el proyecto ande bien, para poder vivir bien de este trabajo, que es
lo que me gusta hacer”.

Zapatillas con diseño
El oficio de zapatero de Pablo Colque comenzó cuando era adolescente.
Después de 34 años el amor por el trabajo de artesano zapatero y reparador
de calzados sigue igual que el primer día.
“Estoy en Bahía Blanca hace unos 15 años y en este local unos 5 años como
taller y ya desde el año pasado me empecé a dedicar a la fabricación”.
Con la idea de la fabricación confeccionar botines de cuero para fútbol,
profesional y fútbol 5, Pablo se acercó a la Municipalidad a participar de
Programa “Manos a la Obra”, pero según nos cuenta, “en el camino del
proyecto nació otra idea junto con un vecino de mi barrio, un chico joven
de 25 años -Hernán Cabrera- que nos conocimos y me contó su idea. La
fabricación de zapatillas modernas -con abrojos o elásticos- hechas en
lona, material que yo desconocía entonces, ya que lo mío siempre fue el
cuero. Pero a pesar de no saber no quise desperdiciar la idea de este chico
que es estudiante de la Universidad de una carrera industrial y que tenía
unas ideas muy buenas”
Así fue como comenzaron a darle forma al proyecto que hasta cambió de
nombre y pasó a llamarse “Siete Ases”. De esto pasaron 4 meses. En ese
tiempo se empezó con la confección de las zapatillas, en variados motivos y
colores.
El Proyecto “Manos a la Obra” le otorga a esta sociedad la suma de $ 7.900,
para comprar el compresor necesario para una máquina de pegado, que
funciona con calor y activa y sella el pegamento, una máquina de aparado
para coser las capelladas, y también materia prima, sobre todo hormas para
armar el calzado.
Cuando Colque dejó de lado los botines y comenzó a dedicarse a las
zapatillas de lona, avisó a la Municipalidad, específicamente a la oficina
del programa, que se iba a asociar con Hernán Cabrera para confeccionar
otro tipo de calzado pero dentro del mismo rubro, es decir, zapatería.
“Yo aporto al proyecto el conocimiento y me encargo de la producción,
Hernán se encarga de la parte administrativa, venta, marketing, y a la vez
me ayuda acá en el taller. Tenemos la idea de tomar personal para la
producción pero todavía no podemos, como también teníamos la idea de
conseguir un lugar más amplio, porque con las nuevas máquinas no vamos a
tener lugar”.

Los productos
“Siete Ases” produce tres tipos de zapatillas, con abrojo, femenina con
elástico y masculina con elástico. La mercadería se entrega en una bolsa de
tela con la marca.
“Siempre tratamos de no copiar los modelos, si bien hay cosas parecidas, la
idea es aportarle algo a cada modelo. Los precios de venta al público son
entre $ 120 y $ 140 las zapatillas con abrojo, $ 90 las de dama con
elástico, y $ 120 las de elástico de hombre”.
Ya tienen un catalogo de ventas, que han repartido y han logrado tener
pedidos de Mar del Plata, Santa Fe y Necochea. Otro medio de comunicación
es la pagina web www.sieteases.com.ar.

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp