©Todos los derechos compartidos

Los golpistas siguen matando y prohibiendo

Las primeras víctimas del decreto golpista fueron las que dieron el alerta. Radio Globo y Canal 36 de Tegucigalpa anunciaron que se preparaba un decreto suprimiendo por 45 días la vigencia de derechos fundamentales de la Constitución hondureña.
Unas horas después, fuerzas especiales ocupaban los edificios de ambos medios de comunicación y procedían no sólo a cerrarlos sino a desmontar y a llevarse los equipos emisores. Fue el cerrojo definitivo a los únicos portavoces de la resistencia popular. Los otros 140 medios en el aire, ya sea por autocensura o por coincidir con los intereses de los golpistas informan únicamente lo que resulta prudente y entran en cadena cada vez que lo solicita el presidente de facto, Roberto Micheletti. De esa manera los usurpadores “celebraron” sus tres primeros meses de gobierno ilegal, acallando los únicos medios fuera de su control.

Otro sainete
Horas más tarde, el escándalo de su medida trascendía las fronteras y se escribían las primeras críticas y las justificadas ironías. ¿Ese era el “marco democrático” bajo el cual se desarrollaría la campaña presidencial para las elecciones de noviembre? Porque el decreto golpista suspendía la vigencia de varios artículos de la Constitución que establecen las libertades de expresión, de circulación y de reunión.
Cuando advirtió su error, Micheletti montó otro de sus habituales sainetes. En la sede del gobierno recibió a una delegación parlamentaria donde los jefes de las bancadas de los dos partidos tradicionales, Liberales y Nacionales, le solicitaron que “en aras del diálogo y la convivencia entre los hondureños” derogara el decreto. El acto fue transmitido por la cadena nacional de medios y Micheletti aprovechó para publicitar que “ya ven, esta es una democracia que funciona”, y dijo que lo pensaría.
Al momento de redactar esta crónica, su decisión seguía en el aire. Pero, aun sin que tuviera aprobación del Congreso, el decreto que anula las libertades servía para cerrar medios, reprimir manifestantes y allanar locales sindicales.

La OEA, dividida
Mientras tanto en la OEA, los gobiernos siguen condenando el golpe, pero hay quienes deslizan veladamente que “las elecciones de noviembre pueden ser una salida”. La división es evidente y será difícil que las declaraciones vayan más allá de “lamentar” o “condolerse” por la situación hondureña. Quienes proponen exigencias a los golpistas, no consiguen el consenso general.
Uno de los más conciliadores resulta el representante de los Estados Unidos, que anacrónicamente sigue teniendo su lugar en el organismo continental. Y en la última sesión, su embajador alterno Lewis Amselem, calificó el regreso del presidente constitucional Manuel Zelaya a su país como un acto “irresponsable e idiota”. Se supone que no opina personalmente, y que su posición es la del gobierno norteamericano.
Mientras la diplomacia teje complicidades con los golpistas, estos siguen aplicando su recetario: prohíben, reprimen y matan. En Tegucigalpa los resistentes hondureños enterraron a la estudiante Wendy Ávila, de 24 años, que murió por insuficiencia respiratoria tras resultar afectada por los gases lanzados por la policía contra los manifestantes frente a la embajada brasileña. Una víctima más de la violencia represiva que desde hace más de tres meses soporta el pueblo hondureño.

Por Carlos Iaquinandi, Agencia SERPAL, Servicio de Prensa Alternativa. www.serpal.info

facebook
Twitter
Follow
2009-10-03 00:00:00
Etiquetas: Internacionales.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp