©Todos los derechos compartidos

Integración del concepto de democracia

Integración del concepto de democracia

Eduardo Giorlandini

Es muy común que, al tratarse el concepto de democracia, se lo vincule
absoluta o prevalentemente al orbe electoral, cuando reflexivamente
corresponde incorporar la idea de una democracia integral (política,
económica, social y cultural).
Así y todo, la democracia electoral está limitada y afectada por
diversos factores que hacen dudar de su existencia (no es éste el tema
cardinal del presente, específicamente).
Hay un cúmulo de bibliohemerografía y otras fuentes que, en esta edad
contemporánea, empero, no son suficientes para pergeñar un concepto pleno.
Por de pronto, la existencia del supercapitalismo real y financiero,
así como de megabloques y otras causas del estado actual planetario, han
generado lo que se denomina “globalización” (que no es integración sino
imperialismo) y el protagonismo del mercado que sobrepuja a la ley. El
mercado no es igual al Derecho y si predomina el mercado se trata del
gobierno de los hombres, no de la ley; si el mercado tiene primacía sobre
el Derecho, el concepto de democracia de la Constitución de la Nación
Argentina se desvirtúa. Incluso hablamos de una Constitución que no asegura
en plenitud la vigencia de valores humanos y jurídicos, de la vigencia de
los derechos y garantías básicos, que determina a una reforma para crear
los mecanismos correspondientes para que el gobierno sea del orden jurídico
nacional democrático.
En consecuencia, cabe hablar de un Estado de Derecho Social, que es lo
que nos acerca a la Política Social, que se distingue de la política a
secas y que jerarquiza a ésta al incorporar la noción del bienestar, como
débito exigible a todo gobierno.
De tal modo, la forma de gobierno declarada en la Constitución no es
tal, ni el sistema es neoliberal o neoautoritario; se trata de una
dictadura económico-financiera no ostensible, lo cual puede probarse al
analizar los actos de gobiernos y las manifestaciones fácticas de la vida
política, económica, social, cultural y también de la vida cotidiana.
En fin, no hay democracia, ni cuasi-democracia o cosa que se parezca,
sin los elementos componentes a los que hice referencia que, después de
todo, son el segundo estamento del esquema total, en cuya cúspide residen
los derechos a la vida, a la libertad y a la dignidad.

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp