©Todos los derechos compartidos

El trabajo por la tierra

Si bien responde, atiende y contiene a sus miembros, el Colegio de Agrimensores Distrito III no se define como una entidad gremial. Es, en todo caso, una institución paraestatal que responde ante las inquietudes en la temática que surjan desde las altas esferas gubernamentales.
El estado delega la regulación y el ejercicio de los agrimensores en un Consejo Profesional. El de la provincia de Buenos Aires está compuesto por diez colegios de distrito, y es así como el Colegio de Agrimensores Distrito III abarca Bahía Blanca y gran parte de la sexta sección electoral: “Esto es así a partir del año 1986 -explica Alberto Carimati, presidente del Colegio-. El Consejo es el órgano de gobierno integrado por los diez colegios, hay un tribunal de disciplina y la asamblea que se hace una vez al año”.
Carimati se encuentra en su segundo periodo al frente del distrito sureño. Durante el primero fue simultáneamente vicepresidente del Consejo Superior en La Plata, lo cual hacía que su actividad fuera intensa debido a los traslados: “En este segundo período me pareció más interesante dedicarme a la región, a Bahía porque habían empezado a aparecer algunas cuestiones en el municipio, como por ejemplo el tema del Código de Planeamiento Urbano”.
La reformulación de este código era una vieja aspiración de los colegios de profesionales en general debido a factores que Bahía Blanca necesita en cuanto a habilitar suelo, a mayores posibilidades de reciclado y a poner en valor lugares que se encuentran a la deriva: “Toda una serie de cuestiones sobre las que nosotros veníamos opinando y participando a través de la Comisión Asesora de Planeamiento del Concejo Deliberante y que, a través de este gobierno con el arquitecto Marcelo Lenzi, que es el coordinador de toda esta reformulación, se lanza finalmente un convenio marco firmado por el Colegio de Ingenieros, el de Técnicos, el de Arquitectos, el de Agrimensores, la UTN y la UNS con el municipio”.

Tareas
El convenio del que habla Carimati establece una mesa técnica de debate y tareas a desarrollar: “Una de las primeras que hicimos fue toda una topografía en la Cuenca del Napostá delimitada por Cabrera, Newbery, Carrindanga y tierras de la UNS a los fines de ver cómo estaba el suelo. También hicimos un relevamiento, esto es medir las manzanas y sus vértices y sacar cotas de nivel, de todo el entubado. Hicimos además un trabajo estadístico de la cantidad de subdivisiones que se han hecho a partir de determinado año, volcar en un plano cuántas subdivisiones de tierra se hicieron y se llega a conclusiones como que no hay en realidad tanto suelo vacante. Más allá de que está baldío, ya está loteado. Lo que se llama suelo vacante, puro para lotear, no hay tanto: si está baldío o edificado es otro tema”.
Otra de las tareas que se están desarrollando es habilitar una zona de suelos por el camino de circunvalación que está calificada como rural: “Lo que se busca es una transición para ese suelo que puede ser para emprendimientos de viviendas o barrios cerrados con algunas condiciones, y otra metodología para poder empezar a habilitar el suelo de una forma un poco más beneficiosa para el conjunto”.
Esto refiere a que la ciudad va creciendo anárquicamente, opina Carimati. Muchas veces se pueblan zonas periféricas pero lo difícil es luego llevar todos los servicios a ese sector: “Y por ahí tenés un montón de tierra o suelo vacante dentro de la misma ciudad. Si te ponés a relevar, te das cuenta que se pueden generar recursos en un lugar, beneficios y ponerlo en valor, (en lugar de) hacer que la gente viva en la zona periférica y llevar todos los servicios para allá. Todas estas cosas son las que se debaten y a partir de ahí van saliendo algunas líneas de trabajo”.

facebook
Twitter
Follow
2010-04-02 00:00:00
Etiquetas: Instituciones.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp