©Todos los derechos compartidos

El Buen Pastor

El Buen Pastor

Título original: The Good Shepherd
Director: Robert De Niro
Guión: Eric Roth
Música: Bruce Fowler, Marcelo Zarvos
Fotografía: Robert Richardson
Calificación: Sólo apta para mayores de 13 años
Intérpretes: Matt Damon, William Hurt, Angelina Jolie, Alec Baldwin,
Billy Crudup, Michael Gambon

Catorce años le llevó a Robert De Niro decidirse -animarse, encontrar
un guión, o el respectivo financiamiento- y ubicarse por segunda vez tras
la cámara, luego de su notorio debut con el drama “mafioso”, que en el país
se distribuyó con el artificioso título de Una luz en el infierno, en vez
del escueto Un cuento del Bronx original.
El Buen Pastor tiene trama de policial negro, enmarcado en las altas
esferas de la CIA, a la que el gobierno de Estados Unidos confía sus planes
más secretos.
El protagonista excluyente es Edward Bell Wilson (Matt Damon), uno de
los jefes de la “Agencia” -dicen que basado en el legendario James Jesus
Angleton-, que en 1961 analiza las causas del fracaso de la invasión
estadounidense a Cuba, en Bahía de Cochinos.
Investigación crítica para el futuro de su carrera, y durante la cual
irá recordando los acontecimientos más importantes de su vida, desde que en
1939 fuera reclutado como espía mientras estudiaba en Yale. Una sucesión de
hechos, en los que prevalece su carácter reticente, su capacidad de ocultar
sentimientos y su tolerancia a la paranoia generalizada durante la Guerra
Fría.
Mucho sombrero calado, mucha gabardina oscura y mucho diálogo secreto
en contraluz, al estilo de El espía que vino del frío (Martin Ritt; 1965) y
otro clásicos del género de espionaje. Se busca mostrar a quienes manejaron
los hilos de una de las grandes potencias -parece que siguen haciéndolo-, y
sus parámetros perversos al buscar seguridad, ya que no tuvieron escrúpulos
en asesinar, derrocar gobiernos y otras lindezas.
De Niro sigue la línea de muchos de sus colegas, especialmente al
Coppola de La conversación (1974) -uno de los productores del film-; al
Scorcese de Los infiltrados (2006) y las dos realizaciones de George
Clooney, dejando entrever la otra cara de la autoridad, la que se equipara
con cualquier organización criminal, con tanta actualidad en su país.
El único inconveniente es que ni la excelencia técnica, ni las
interpretaciones acertadas – especialmente las secundarias, como la del
británico Michael Gambon- ni el tema interesante evitan que el espectador
resienta las largas dos horas con cuarenta y cinco de metraje. Unos cuantos
minutos menos, y unos cuantos flashbacks menos, habrían aligerado el ritmo
moroso.
A pesar de esto, se trata del mejor De Niro -hasta se reservó un
pequeño papel- que se haya visto en mucho tiempo.

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp