©Todos los derechos compartidos

CARTA ABIERTA DE LA APDH

CARTA ABIERTA DE LA APDH

Al señor Intendente dr. Cristian Breitenstein:
Mano dura mirando y apuntando a las víctimas de una sociedad injusta,
no es mano justa.
Mano dura y justa, es terminar con la miseria. Mano dura y justa, es
terminar con la corrupción institucional. Mano dura y justa, es trabajo
genuino y no asistencialismo al mango. Mano dura y justa, son policías sin
sospechas. Mano dura y justa, son mayoría de jueces y fiscales
implementando justicia con la mirada puesta en el más débil. Mano dura y
justa, es protección real y efectiva, para los jóvenes victimizados y
manipulados por la droga, y el delito como única salida. Mano dura y justa,
son dirigentes, funcionarios, y gobernantes con un proyecto donde lo
central sea el ser humano y no los resultados electorales. Mano dura y
justa, son dirigentes de todo orden que no se atornillen en sus sillas.
Mano dura y justa, es que en las cárceles haya cada día menos presos con
promedios de 25 años. Mano dura y justa, es que no se piense todo desde
institutos de castigo para los menores o la baja de edad imputable. Mano
dura y justa, es cumplimiento de la ley sin privilegios, pero respetando la
condición humana cometa el delito que cometa. Mano dura y justa, es basta
de impunidad para los poderosos que nos destruyen como país y sociedad, y
entran por una puerta y salen por la otra. Mano dura y justa, es basta de
impunidad estructural. Mano dura y justa, es dignidad para nuestros viejos.
Mano dura y justa, es que el que más tiene más pague. Mano dura y justa, es
juicio y castigo a todos los culpables. Mano dura y justa, es gobernar en
serio para todos. Mano dura y justa, es mejorar en serio la calidad de vida
de todos y no la falacia de obras que le interesan a una minoría para sus
bolsillos, es calidad de vida para el ciudadano de a pie. Mano dura y
justa, es esto y mucho más que tenga como beneficiario a la mayoría más
desprotegida. Mano dura y justa, es definitivamente justicia social
auténtica. Mano dura, justa, real y democrática, es plena e irrestricta
vigencia de todos los Derechos Humanos para todos.
La mano dura y justa que Ud. propone, es la del autoritarismo. Es la de
los dos demonios. Es la de la discriminación de clase. Es la de no hacerse
cargo de las víctimas que genera esta sociedad, y solucionarla con
policías, palos y jueces. Es la de seguir mirando las consecuencias y no la
raíz de las injusticias sociales. Es no eliminar la droga y la delincuencia
organizada casi como empresas, y matar al mensajero. Es institucionalizar
la justicia por mano propia, el armarse o la pena de muerte. Es manos
libres a la mano de obra desocupada. Es Blumberg disfrazado de demócrata y
aliado a funcionales del genocidio, haciéndole creer a la sociedad que
busca justicia real. Es la desaparición de Jorge Julio Lopez hace más de un
mes y sin noticias.
Nosotros no queremos una sociedad así: luchamos hace años por otro país
de todos. Lamentamos sus palabras, y nos parece ver esa vieja costumbre
bahiense de quienes ejercen cargos de gobierno, queriendo quedar bien
-entre otros- con los que desde la antidemocracia o el pensamiento golpista
de sus páginas, corren a todos por derecha.
Nosotros seguimos creyendo y aportando con lucha digna para otra
sociedad. Responsable y respetuosa de la persona desde la más absoluta
convicción, como lo expresamos en nuestro documento que recordó los 30 años
del golpe militar cuando dijimos entre otras cosas: “Treinta años después
seguimos queriendo y exigiendo lo mismo. Queremos y exigimos Justicia para
nuestro pueblo, Justicia que permita que nuestros pibes tomen leche y coman
carne todos los días, que nuestros viejos tengan una jubilación digna, que
todos podamos tener un trabajo que nos permita vivir y no sólo sobrevivir,
que todos tengamos un hogar, acceso a la educación, la salud y a todos esos
Derechos Humanos por los que luchaban nuestros 30.000”.
Mientras intentamos aportar a una sociedad auténticamente democrática,
justa, libre, solidaria y contenedora de todos, para hacer realidad aquella
lucha, nos abrazamos a aquello que decía nuestro compañero Paco Urondo:
“Arderá la memoria hasta que todo sea como lo soñamos”.

Eduardo A. Hidalgo es secretario general de la Asamblea Permanente por los
Derechos Humanos de Bahía Blanca.

facebook
Twitter
Follow
2011-10-25 10:11:13
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp