©Todos los derechos compartidos

Aberración jurídica

Una de las novedades del 2008 tuvo que ver con un proyecto por parte de la comuna de modificar y ampliar la zona donde se cobra la tasa ambiental, cobrándoles, justamente, a industrias de categoría 1 y 2 según la ley 11459 que es la que pauta las categorías.
Como categoría 1 se debe entender lo mínimo que puede considerarse como industria, por ejemplo una panadería. Mientras que la categoría 2 es mucho más amplia ya que puede ir desde un taller hasta una cerealera.

Lo cierto es que la propuesta del ejecutivo todavía no prosperó y una de quienes se opuso desde el Concejo Deliberante fue edil y presidenta de la Comisión de Medioambiente, Aloma Sartor, quien consideró el proyecto como una aberración jurídica: “porque en realidad la tasa ambiental se cobra porque existe la ley 12.530 que es la que tiene un ámbito de aplicación absolutamente definido que es el área portuaria industrial. Es la que autoriza al municipio a cobrar una tasa para monitorear…el servicio que se da con esta tasa es el monitoreo de la calidad ambiental en el área portuaria industrial. Entonces, en ese marco es imposible ampliarla porque habría que cambiar la ley “.

Siguiendo con el tema de leyes, según Sartor la ley 11.459 delega a los municipios que estén en condiciones el control de industrias categoría 2. Si bien Bahía Blanca tiene el control de las industrias categoría 2, la ley misma es la que establece la propia tasa que cobra la provincia: “y en caso de tener delegado el control de esta categoría tiene que mandarle la mitad, cosa que jamás ha hecho. Entonces si creáramos otra tasa para hacer lo mismo estaríamos haciendo una doble imposición que está fuera de la ley”.

Argumentos
La explicación que dio el ejecutivo en el Concejo para estas modificaciones se ampararon, dijo la edil, en que la Ley Integral del Medio Ambiente establece derechos a los municipios del control ambiental. Según Sartor esto no es tan así: “no es que no estamos de acuerdo con eso, hemos luchado desde siempre por la delegación y descentralización del control ambiental en los municipios. Pero la Constitución nueva de la provincia de Buenos Aires de la que son responsables los justicialistas, fue para atrás y se centralizó más. Con el paquete de leyes ambientales que se generó del `94 en adelante centralizaron el control ambiental, no delegaron”.
Para la concejala el efecto que causarían estos cambios iría en contra de los monitoreos que se realizan con la tasa ambiental: “La tasa ambiental debe crecer en la medida en que se tenga claro que es lo que se va a hacer con esa plata”.
Sartor expuso como ejemplos de para que se tendría que aumentar la tasa: equipamientos de monitoreo constante, programas del CTE etc., al tiempo que criticó a dónde van destinados los fondos: “Cuando uno mira la distribución de los recursos en un presupuesto, se ve cual es el interés más allá de las palabras. Cuando en Saneamiento Ambiental no pueden hacer control de vectores porque no tienen para las drogas, o cuando ves que tienen dos computadoras -espero no equivocarme y si lo hago no es por mucho- y una sola conectada a Internet… Eso marca lo que se prioriza”.

La ley
La ley 11 459 establece en su artículo 15° las categorías, que son 3, de acuerdo a la índole del material que manipulen, elaboren o almacenen, a la calidad o cantidad de sus efluentes, al medio ambiente circundante y a las características del funcionamiento e instalaciones de los establecimientos industriales:
a) Primera categoría, que incluirá aquellos establecimientos que se consideren inocuos porque su funcionamiento no constituye riesgos o molestias a la seguridad, salubridad o higiene de la población ni ocasiona daños a sus bienes materiales ni al medio ambiente.
b) Segunda categoría, que incluirá aquellos establecimientos que se consideran incómodos porque su funcionamiento constituye una molestia para la salubridad e higiene de la población, ocasiona daño grave a los bienes y a medio ambiente.
c) Tercera categoría, que incluirá aquellos establecimientos que se consideren peligrosos porque su funcionamiento constituye un riesgo para la seguridad, salubridad e higiene de la población ocasiona daños graves a los bienes y al medio ambiente.

Reunión con Montero
“Vamos a juntarnos para establecer las nuevas líneas de trabajo de la Comisión el cual es un ámbito interesante. En mi no esta la responsabilidad de definir las políticas ambientales del municipio. Obviamente vamos a estar haciendo evaluaciones críticas y diciendo nuestra visión. Más allá de esto, esta Comisión tiene un rol interesante que hay que renovarlo todo el tiempo. Yo voy a tratar de comprometer al subsecretario en este sentido, el se mostró partidario y dispuesto. Se inicia una nueva etapa”, dijo Aloma Sartor.

facebook
Twitter
Follow
2008-01-22 23:00:00
Etiquetas: Bahía Blanca.
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp