©Todos los derechos compartidos

Universidad inclusiva
La Subsecretaría de Derechos Humanos de la Universidad Nacional del Sur, obtuvo un subsidio de 250 mil pesos para desarrollar un proyecto que tiene como objetivo garantizar el derecho a la educación superior a las personas con discapacidad.
Categoría: Educación

La Subsecretaría de Derechos Humanos de la Universidad Nacional del Sur, obtuvo
un subsidio de 250 mil pesos para desarrollar un proyecto que tiene como
objetivo garantizar el derecho a la educación superior a las personas con
discapacidad.

Decenas de veces hemos tratado en estas páginas cuestiones referidas a los
derechos de las personas con discapacidad muchos de los cuales no suelen ser
respetados. Temas como el transporte público de pasajeros y las múltiples
barreras arquitectónicas fueron algunos de los puntos a los cuales les hemos
dado su correspondiente espacio. Pero los derechos de las personas con
discapacidad no solo tienen que ver con las barreras arquitectónicas porque de
poco serviría adecuar toda una ciudad si finalmente la persona no tiene adonde
ir porque no cuenta con la posibilidad de trabajar o de estudiar.
Hoy haremos hincapié en este último factor, el del estudio, ya que desde la
Universidad Nacional del Sur (UNS) se elaboró un proyecto tendiente a que se
respete y se haga cumplir el derecho a la educación superior para las personas
con discapacidad. Justamente para que eso se cumpla hay un montón de cuestiones
en las que trabajar y que van desde que la persona pueda cruzar la puerta y
entrar a la universidad, hasta la manera en que le es dictada una carrera. Por
otra parte, discapacidades hay muchas y de allí también a que el trabajo tenga
en si mismo diferentes aristas.
Ese proyecto surgió de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la UNS que
recibió un subsidio de 250 mil pesos para desarrollarlo. Los fondos vienen de
la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación.
El proyecto en cuestión, titulado “Consolidar a la UNS como una institución
accesible e inclusiva que garantice a las personas con discapacidad el derecho
a la educación superior” tiene entre otros objetivos concientizar y
sensibilizar a la comunidad universitaria sobre el tema; la capacitación de
docentes, no docentes y tutores de alumnos para la atención de diferentes
necesidades de las personas con discapacidad, y generar espacios de reflexión
para la integración de estudiantes con y sin discapacidad.
La magíster María del Carmen Vaquero es la subsecretaria de Derechos Humanos de
la universidad y dialogó con EcoDias acerca del espíritu del proyecto y del
subsidio recibido: “El proyecto consiste en que a través de una comisión que se
ha formado que se llama interuniversitaria donde estamos representadas todas
las universidades trabajando en forma conjunta, hemos armado una comisión reconocida
por la Secretaría de Políticas Universitarias para la inserción de las personas
con discapacidad en la universidad.
Eso ha hecho que todos nos movilicemos porque las universidades en general no
estaban preparadas, somos todos bastante ignorantes en cuanto a las
necesidades, al tratamiento y además se necesita despertar conciencia,
sensibilizar, capacitar. Así que desde la Secretaría de Políticas
Universitarias implementaron estos subsidios, contra presentación de proyectos,
de 250 mil pesos”.
Vaquero destacó como uno de los puntos fundamentales el de la capacitación: “Es
decir, capacitar a docentes, a no docentes y a los propios alumnos, generar
talleres de forma conjunta entre alumnos, personas con y sin discapacidad,
folletería, divulgación, es decir señalética”.
Sobre la señalización, comentó que en la entrada de la universidad hay una
tabla con relieve que sirve para la interpretación por parte de las personas
ciegas “pero resulta que después cuando camina en los pasillos no tiene
señalado, tampoco tiene las aulas, es decir hay todo un trabajo más allá de lo
que la universidad de por sí ha venido haciendo con la barrera física”.
El campus de Palihue, o sea la parte nueva de la universidad fue hecha de
manera que pueda ser utilizada por personas con discapacidad. El mayor problema
se encuentra en los edificios históricos de la UNS que deberán ir siendo
readecuados: “Eso es lo que se está trabajando y ahora viajo a Santa Fe donde
tenemos esta reunión, esta asamblea anual de la comisión de discapacidad de las
universidades porque entre todas nosotras nos estamos ayudando. Hay
universidades que tienen mayor experiencia porque son más grandes, por ejemplo
este año entró una persona ciega a estudiar Biología (a la UNS) entonces es
todo un desafío para todos nosotros y nosotros llevamos la experiencia de lo
que estamos haciendo con esta persona y recogemos las experiencias de las otras
universidades ante situaciones así”.

Un gran aprendizaje
Si tenemos en cuenta que se necesita de una capacitación de todos los actores
y que se hace un intercambio entre las diferentes universidades, se puede
concluir en que se logra un aprendizaje por parte de todos: “Es un gran
aprendizaje para todos porque somos todos muy ignorantes. Ignorantes en el
sentido de que uno puede tener la mejor buena intención y buena voluntad pero a
lo mejor no sabe cómo tratar o cómo facilitar, lo mismo el material didáctico.
Es decir que estamos aprendiendo todos pero me parece que a nivel de política
de Estado, porque esto viene a nivel de política de Estado, realmente es muy
importante y ha hecho que todos nos tengamos que sí o sí movilizarnos”.
Otro objetivo del proyecto es la implementación de una base de datos para saber
la cantidad de integrantes de la UNS que tienen alguna discapacidad para así
poder trabajar en ese sentido. Sobre ello Vaquero explicó que en la actualidad
se tiene información de personas con el certificado de discapacidad y eso
surgió, por ejemplo, cuando el Ministerio de Educación entregó netbooks para
personas con discapacidad lo cual provocó que éstas vayan a la universidad a
inscribirse con ese fin: “Entonces ahí tenemos un registro de 22 alumnos pero
nosotros sabemos que hay muchos más lo que pasa es que esto es medio
voluntario. Es decir, a lo mejor no todos quieren presentarse y decir tengo tal
discapacidad. Ahora, justamente dentro de este mismo proyecto, nosotros vamos a
hacer el relevamiento con todos aquellos alumnos, docentes y no docentes que
tienen que hacer el tema de salud. Ahí vamos a poner un ítem que tengan que
llenar donde ahí se sepa”.
Vaquero afirmó que hay dos docentes con discapacidad registrados pero saben que
hay más: “No docentes no tenemos ninguno y sabemos que hay.
Eso es lo que nos exigen a nivel de la Secretaría de Políticas Universitarias,
de hacer un elevamiento y saber.
También se está implementando a nivel de todas las universidades, una encuesta.
La encuesta es personal y se va a ir haciendo uno por uno en forma presencial.
Así que estamos muy entusiasmados trabajando y pensando que es algo muy
importante, muy gratificante”.

Según informó, el dinero del subsidio llegaría antes de que finalice 2015 por
lo cual el próximo año universitario ya arrancaría con cambios positivos: “Nosotros
ya empezamos a trabajar porque los primeros que tenemos que concientizarnos
somos los propios docentes y los propios integrantes de esa comisión que hemos
armado también aquí en la universidad. Después ya tenemos apalabradas a
personas que se dedican a estos temas para venir a darnos charlas y a darnos
talleres. Es decir, capacitar, sensibilizar y después desde el punto de vista
técnico también especialistas que van a venir para el tema de la adaptación de
las bibliotecas fundamentalmente, eso para las personas ciegas. Estamos
dictando también ya lengua de señas para los sordos, es decir es algo que no se
hacía en las universidades y que ahora estamos todos encolumnados atrás de
esto”.
El proyecto tiene dos ejes centrales, uno de ellos es “Desarrollo de personal
docente y no docente” que contiene sub ejes relacionados a programas de
comunicación para la inclusión de personas con discapacidad y las ya
mencionadas capacitaciones.
El eje restante es “Diseño e implementación de procesos, apoyos y ajustes
razonables para la atención de personas con discapacidad”. En este caso se
busca la detección de necesidades individuales y colectivas de las personas con
discapacidad para implementar programas institucionales que les garanticen la
educación superior, la igualdad de condiciones en el proceso formativo y el
máximo desarrollo académico y social a cada una de ellas.

facebook
Twitter
Follow
2015-10-15 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp