©Todos los derechos compartidos

Educar, una sola palabra
Categoría: Educación

La educación especial es aquella destinada a alumnos con necesidades educativas especiales. La educación especial, en sentido amplio, comprende todas aquellas actuaciones encaminadas a compensar dichas necesidades.
En Bahía Blanca, un total de diez escuelas especializadas en distintas discapacidades ejercen la función de proveer a los alumnos con necesidades educativas especiales de las prestaciones necesarias para hacerles posible el acceso al sistema educativo.

La Escuela N° 514, «Madre Teresa de Calcuta», está ubicada en Roca 426. Su directora, Amanda Heguilén, recibió a EcoDias para hablar de este tema que atraviesa todos los niveles educativos.
“
La palabra educación especial es una palabra que está mal aplicada, porque parece que hubiera dos educaciones, una común y una especial. Pero existe una sola educación formal que es la que damos en las escuelas de la Provincia de Buenos Aires. Dentro de esta educación, el tránsito escolar de los niños puede verse afectado por diferentes situaciones. Es allí donde la modalidad especial entra en juego para trabajar con estos niños que tienen dificultades en este acceso y en este proyecto, pero en sí la educación especial no se diferencia de la educación común”, comenzó diciendo Heguilén.
“Tenemos las mismas formas, las mismas ganas, hacemos transitar a los niños de una manera que, si queremos, podemos llamar especial a las metodologías. Pero las metodologías también las busca cualquier otra maestra de cualquier grado inclusivo y logra educar a todos sus alumnos. La modalidad especial está más entrenada y con más ojo para poder prever, prevenir y trabajar cuando está instalada una necesidad educativa”.

Modalidad y especialidades
La educación especial es una modalidad, dejó de ser una rama, lo que la habilita a trabajar en cualquier nivel y en cualquier rama. Es por eso que educación especial puede insertarse con educación inicial, primaria, secundaria, terciaria, con adultos.
“Tenemos la posibilidad y la plasticidad para poder trabajar con otras ramas de la enseñanza. En mi caso, la Escuela Nº 514 trabaja con trastornos emocionales severos. Existen otras escuelas que tienen su especialidad”.
Bahía Blanca es una ciudad que educativamente cuenta con todas las especialidades en la modalidad especial: centros de atención temprana -atienden niños hasta los 3 años-, escuelas para discapacidad intelectual, discapacidad sensorial, disminuidos auditivos o visuales, trastornos del lenguaje, trastornos emocional severo, discapacidad neuromotora, y escuelas laborales.
“Incluso nosotros tenemos una unidad laboral más específica para la patología que trabajamos. Tenemos todo el espectro para tomar, dentro de lo que es la educación pública y gratuita de la Provincia de Buenos Aires”.
Todas las escuelas tienen integración de alumnos en las distintas ramas, porque ese es el fin de la educación especial: “La escuela especial no es un gueto, la escuela especial no se puede convertir en un lugar depositario de aquel niño que ‘tiene un techo’. Los niños no tienen ningún tipo de techo, los niños pueden tener dificultades, pero la escuela especial está justamente para trabajar sobre ese tránsito. Algunos niños lo logran, la escuela especial es llamada por otra rama, atendemos a niños dentro de su escuela común, jardín de infantes o secundaria y nunca tiene que llegar a (otra) sede. Hay veces en que es necesario el tránsito por la sede de educación especial donde está más acotada la matricula, están trabajados otros canales y otros aspectos del niño que van a ayudar a tener diferentes refuerzos para que pueda volver al tránsito por escuela común”.

Los avances
Consultamos a Amanda Heguilén acerca de los avances que ha tenido la educación especial en los últimos diez años: “Fue un terremoto para la educación especial, porque cambiaron los paradigmas, cambiaron las formas de ver al niño de educación especial, cambiaron las formas de ver la educación. Ya desde el 80 el informe Warnock, en Inglaterra, dice que ningún niño puede denominarse no educable”.
En el informe Warnock, que data específicamente de 1978, aparece por primera vez el término necesidades educativas especiales. Este informe inspiraría más tarde la nueva ley de educación de 1981 en Gran Bretaña. El concepto de “necesidad educativa” es clave. Se considera que un niño o una niña necesitan una educación especial si tienen alguna dificultad en el aprendizaje que requiera una medida educativa especial. El concepto de dificultad de aprendizaje es relativo; se da cuando un niño tiene una dificultad para aprender significativamente mayor que la mayoría de los niños de su misma edad, o si sufre una incapacidad que le impide o dificulta el uso de las instalaciones educativas que generalmente tienen a su disposición los compañeros de su misma edad.
“Cuando yo comencé a estudiar, teníamos un plan A y una plan B. El plan A para los chicos que estaban denominados con retardo mental leve, plan B para los chicos con retardo mental moderado. Si el niño tenía retardo mental moderado uno no le podía enseñar a leer y escribir porque se suponía que no aprendían. Esto ahora parece una aberración, una perversión, pero vamos cambiando nuestra forma de pensar, nuestra filosofía, y nos damos cuenta que el único techo que nosotros le podemos poner a un hombre, se lo pone el docente, la familia, la cultura, la sociedad, el hombre no tiene ningún tipo de techo. Ante estos cambios -ante el cambio de no normatizar y no estigmatizar-, hasta dejamos de tener grupos dentro de los grupos especiales”, explicó la directora.
La modificación de los paradigmas incluye cambios en los nombramientos de las especializaciones, como el caso de la ahora llamada discapacidad intelectual, que antes se conocía como discapacidad leve, moderada, severa o profunda.

El futuro de la modalidad
Es claro que el futuro de la educación especial va a estar marcado según los avances de la pedagogía, de la filosofía y de todas las áreas relacionadas a los adelantos de la educación. “Ya no consideramos que el futuro sea por términos psicométricos ni médicos. Dentro de educación ese paradigma ya quedó obsoleto, un cociente intelectual no me puede dar la pauta de cómo es un niño. Para saber cómo es un niño, tengo que conocerlo, saber cómo funciona, que va más allá que un número, un test”.
En cuanto a la metodología, según Heguilén, los cambios vendrán con la pedagogía y la forma de ver el objeto de estudio, el sujeto que aprende, el maestro que enseña.
El futuro de la educación especial pensado en términos de la matrícula, tiene otras variables: “Tenemos los países desarrollados donde no existe la escuela de educación especial, aunque tampoco existen muchos niños en estos países.
En otro tipo de países menos desarrollados con un gran porcentaje de nacimientos, donde un gran porcentaje de esos nacimientos se dan en lugares o dentro de circuitos donde la pobreza y la falta de recursos económicos, de salud, hacen mucha mella, obviamente la discapacidad intelectual gana terreno. La desnutrición infantil, la falta de recursos en salud pública a nivel mental infantil, están haciendo estragos, en nuestro país y en países subdesarrollados”.
Cabe destacar que el pronóstico de Heguilén se basa en la afirmación de que la modalidad de educación especial nunca se va a terminar, puesto que siempre van a existir necesidades educativas especiales. “A veces educación especial va a poder abrir un camino, dar un ejemplo o va a poder insertarse para el trayecto educativo. A veces simplemente con una charla se maneja. Nosotros nos manejamos con 30 niños en integración en este momento, este año logramos tener otro cargo más de maestra integradora y tenemos en lista de espera. Esta situación se repite en las escuelas públicas de Bahía Blanca, en la provincia también”.

La región
“Como escuela de trastorno emocional severo trabajamos con niños de toda la región, de Punta Alta, de Dorrego, de Monte Hermoso. Como somos el único equipo que tenemos psicólogos, médicos, fonoaudiólogos especializados en esta problemáticas, recibimos consultas y evaluaciones de niños de muchos lados, de la región y más”, comentó la docente.
El trámite de consulta se inicia cuando la escuela sede hace el contacto con la institución bahiense, envía un resumen del legajo para tener un prediagnóstico, y recibe un turno al que asiste el alumno o alumna con integrantes de su familia y de su escuela.
“Por año tenemos alrededor de 150 consultas. Algunas consultas -sólo pedagógicas- tienen que ver con cuestiones sociales o de conducta, a veces están relacionadas con algún síndrome o diagnóstico previo”.
Luego, en función de las posibilidades de la familia y de la escuela se lo vuelve a evaluar, y se da un criterio pedagógico de las necesidades de ese niño o niña. Incluso asisten a la escuela chicos de Dorrego y Punta Alta, que viajan todos los días.

La Escuela 514
La escuela tiene muchos proyectos, algunos que se repiten, como el campamento de todos los años, y el proyecto de continuidad de tratamiento y producción en los talleres en la época de vacaciones de verano.
También cuentan con un proyecto de Ninjutsu donde los chicos aprenden esta técnica milenaria, así como el taller de murga escolar.
“
Por otro lado tenemos un proyecto de teatro, donde vamos a participar en el Segundo Encuentro de Teatro y Educación que organiza la Escuela de Teatro (de Bahía Blanca). Vamos a presentar una obra de teatro que escribió un estudiante de la escuela.
Hace cuatro años organizamos desde la Escuela 514 el encuentro ‘Molinos de Viento’. Es un encuentro artístico de todas las escuelas especiales y este año lo haremos en el Teatro Municipal”. La actividad será para fines de octubre.

facebook
Twitter
Follow
2009-09-05 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp