©Todos los derechos compartidos

Un buen uso antes que las obras
Categoría: Ecología

Un proyecto acerca del uso racional del agua por parte de la población y de las grandes empresas, fue dado a conocer por una agrupación política local.
La iniciativa propone brindar una solución a la falta de agua a través de la gestión del recurso adelantándose a la realización de obras de emergencia o a la espera de las tan ansiadas lluvias.

Hace poco más de un año atrás, dedicábamos notorios espacios en nuestra edición semanal, de distribución gratuita tanto en su formato gráfico como digital, a la problemática de la falta de agua en la ciudad, de la cota del dique Paso de las Piedras y de las consecuencias que eso traería inexorablemente en el siguiente verano. La mayoría de los pronósticos no era muy favorable por cuanto las obras que había comenzado a impulsar los gobiernos municipal y provincial eran recientes. El mejor recurso quizás fuera ponerse a rezar y esperar por las lluvias para que Bahía no quedara sin agua.
El problema no ha cambiado demasiado porque si bien el dique se encuentra en mejor estado, sigue habiendo preocupaciones al respecto y también una incertidumbre acerca de lo que pueda llegar a pasar en los meses siguientes.
Proyectos para tratar de solucionar la falta de agua hay varios. Algunos tienen que ver con obras como la iniciativa firmada por la Municipalidad, que comprende el acueducto Río Colorado, mientras otros refieren a un mejor uso del recurso hídrico.
Hacia esto último se enfoca un proyecto presentado por los hermanos Linares, diputados provincial y nacional respectivamente, del partido GEN Radical, que propone una utilización razonable del agua.
El licenciado Sebastian Serra es uno de los técnicos que trabajó en el llamado Plan de Gestión del Recurso Hídrico para la ciudad de Bahía Blanca. En diálogo con EcoDias, Serra señaló que se trata de un proyecto enfocado a la gestión de la demanda, al consumo racional del agua por parte de la población bahiense y los grandes consumidores: “
Consideramos que es fundamental que se avance sobre las tareas de infraestructura como pueden ser chequear y mejorar la red de distribución de agua para minimizar las pérdidas, o que se ejecuten las obras necesarias como para asegurar la provisión de agua para la ciudad, bien sea desde los pozos en la zona de Cabildo o en el futuro Río Colorado. Y planteamos ir un paso más allá de estas cuestiones y trabajar sobre cómo se va a utilizar el agua en la ciudad, cómo se va a gestionar el agua tratando de cambiar la filosofía, tal como hacen los países del mundo que tienen un recurso escaso del agua para consumo humano. Nosotros creemos que es necesario concientizar a la población”.
Algunos puntos del plan van desde proponer la utilización de recursos hídricos para aquellos usos que no requieran de agua potable y aumentar el control sobre el riego, con jornadas educativas en las escuelas, controles de consumo industrial e instalación de nuevas tecnologías para ahorro en domicilios: “Empezar a generar un cambio en las actividades productivas, en las actividades de servicios y comerciales como para que cada uno, desde lo que le toque, implemente un cambio en la forma de utilización o en la tecnología que se utiliza o en los hábitos de consumo como para minimizar estos consumos”.

Mesa de debate
El proyecto no deja afuera los controles a ABSA por las pérdidas y tampoco los posibles reciclados y un registro de piscinas públicas y privadas. Según Serra, las medidas planteadas van de la mano de un proyecto de ordenanza marco para gestionar la demanda en los consumidores más importantes: “Esto apunta a gestionar el consumo de agua por parte de las actividades industriales, comerciales y de servicio, actividades deportivas, centros deportivos, hoteles, hospitales, edificios públicos y nuevos edificios que se van a construir en la ciudad. Y cada una de estas actividades tendrá que empezar a cumplir a futuro con programas de minimización en el consumo, que puede ser por ejemplo por parte de un hotel o de un hospital; de reciclaje y utilización de aguas tratadas como puede ser por parte de centros deportivos que la utilicen para regar con agua tratada y no agua potable; minimización en el consumo para las actividades industriales, y se vaya pensando a futuro la posibilidad de instalar sistemas de tratamiento para el reuso del recurso”.
Para poder llevar a cabo la iniciativa, Serra considera necesario un debate con los actores más importantes en la temática: la Municipalidad, los colegios profesionales, las universidades y organizaciones sociales y ambientales con injerencia en el problema: “Que todos nos sentemos en una mesa a debatir sobre esta cuestión y buscar la medida óptima o adecuada para cada actor que nosotros nombrando en este momento. Consideramos que este es un proyecto que se puede debatir, se puede mejorar, es perfectible pero creemos que lo importante es mirara futuro y empezara pensar que este es un recurso que cada vez va a ser más escaso sin importar de donde venga el agua. Es un recurso que hay que cuidarlo, protegerlo y debemos cambiar hábitos de consumo por parte de la población y por parte de las actividades mencionadas”.

Resultados posibles
En la teoría, el proyecto para una mejor utilización del recurso hídrico suena bien e interesante. Sin embargo, habrá que ver cómo llevarlo a la práctica, si existe un real compromiso para hacerlo y si los resultados podrán verse en un futuro más o menos cercano: “En lo que hace a la actividad privada, uno puede lograr resultados en el corto, mediano y largo plazo. Si uno como gobierno local impulsa la implantación de programas de optimización en el consumo en los establecimientos industriales, comerciales y de servicio, uno va notar que va a haber una disminución en el consumo en el corto plazo, un año o dos”.
En cambio, opinó Serra, las cuestiones que tienen que ver con la concientización de la población y el cambio de hábitos de consumo tal vez lleven más tiempo: “Y un poco más pueden llevar la instalación de sistemas de tratamiento y de uso de agua, no son medidas a través de las cuales se va a ver el impacto dentro de diez años sino que uno va a ver el impacto más cercano en el tiempo. Eso fue lo que nos llevó a impulsar este tipo de alternativas propositivas, que uno puede ver el impacto de las mismas en un mediano o corto plazo”.

facebook
Twitter
Follow
2010-11-19 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp