©Todos los derechos compartidos

Las mentiras de Massot
Ante la decisión del juez subrogante Claudio Pontet de declarar la falta de mérito a Vicente Massot, director y dueño de La Nueva Provincia en una causa por crímenes de lesa humanidad, los organismos de Derechos Humanos y los fiscales que entienden en el caso, vuelven a denunciar la grave situación de la Justicia Federal de Bahía Blanca.
Categoría: Derechos Humanos

En tres oportunidades se pudo ver a Vicente Massot, dueño del diario La Nueva Provincia, ante la justicia ya que en su momento se le inició una causa denominada justamente “La Nueva Provincia”, que derivó de la causa 982 (“Ejército”), con prueba en común con la causa “Ejército” y también con la denominada causa “Armada Argentina”.

Para que todo esto ocurra hubo una orden del tribunal que dictó una sentencia en el primer juicio a represores realizado en Bahía Blanca que mandó a investigar los hechos que involucren a Massot y al diario local durante la dictadura.

Fue así que la fiscalía imputó a Massot de integrar junto a los mandos militares, una asociación ilícita con el objetivo criminal de eliminar un grupo nacional. Massot, mediante su medio periodístico, habría contribuido con ese fin actuando de acuerdo a las normativas y directivas militares y en cumplimiento de las mismas.

Además, Massot imputado de ocultar la verdad respecto a secuestros, torturas y homicidios de 35 personas y fue acusado por los asesinatos de Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola, trabajadores gráficos del diario, como coautor de los homicidios, instigándolos, determinándolos, prestando aportes indispensables para su concreción material y encubriendo a sus autores inmediatos.

Posterior a esto, hubo, entre otras acciones judiciales, un allanamiento a La Nueva Provincia, los ya mencionados pasos de Massot por la justicia y el apartamiento del juez Álvaro Coleffi en un clima de alevosas maniobras judiciales.

En estas mismas páginas hace muy poco tiempo el fiscal José Nebbia advertía que todas las causas que involucran a civiles con la dictadura están paradas y finalmente se conoció la decisión del juez subrogante Claudio Pontet, reemplazante de Coleffi, de dictar la falta de mérito a Vicente Massot y de que sea devuelto a su diario el material secuestrado en el allanamiento.

Los organismos y los fiscales repudiaron la decisión de Pontet recordando que está recusado y cuestionada su designación.

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), H.I.J.O.S. y Red por la Identidad de Bahía Blanca, realizaron una conferencia de prensa y en ese sentido, Eduardo Hidalgo, secretario general de APDH, hizo referencia a lo ocurrido con Massot sin olvidar que el juez resolvió también por la causa que involucra a Hugo Sierra: “Dos resoluciones de un juez ad hoc que no está confirmado cuya situación como mínimo es irregular y como máximo es ilegal porque su designación está velada justamente porque no cumple con lo que establece la ley de subrogancia y que debe ser aprobado por el Consejo de la Magistratura, digo no cumple con el tema de la subrogancia porque la subrogancia establece la imparcialidad. Y en el caso de Pontet, Pontet es alguien que fue en algún momento abogado de Massot y que en otro momento fue abogado de un tío de él, médico que firmó durante la dictadura un certificado respecto de una apropiación de bebé”.

Hidalgo se refirió a los argumentos del juez diciendo que éste manipuló la propia información publicada en el diario y hasta un informe hecho por una docente de Historia que incluye una entrevista a Massot “no dice nada de alguna otra entrevista que está colgada por Internet incluso todavía respecto de sus declaraciones (las de Massot) en algún momento reconociendo su adhesión, su apoyo y su participación en el marco de lo que fue la dictadura. Todas estas cuestiones Pontet las deja de lado o las minimiza pero se encarga con mucha claridad de establecer cuál es el perfil de La Nueva Provincia y lo hace incluso en el marco de una contradicción porque dice que en definitiva La Nueva Provincia es un espacio de opinión que ha sido consecuente con su propia opinión, que es de extracción nacionalista católica, que es anti populista, que es anti peronista, que es anti comunista y en ningún momento dice si en ese perfil entra su adhesión a la democracia, cosa que nosotros sabemos que no existe en su derrotero haber apoyado gobiernos democráticos”.

Respecto a lo que compete a Sierra, Hidalgo señaló: “Y en el caso de Sierra donde declara el sobreseimiento de Sierra también con un enorme conjunto de pruebas, no solo minimiza la cuestión sino que además pone casi como un mentiroso al testimonio de una víctima del Terrorismo de Estado que estuvo en el centro clandestino de detención y que declara respecto de la intervención de Sierra, o sea no solo lo victimiza sino que lo pone en el peor de los lugares que es miente, que está inventando respecto de la intervención de Sierra”.


Bahía, civiles y dictadura

Sentado al lado de Hidalgo, el abogado querellante Walter Larrea adhirió los dichos de Hidalgo y anunció una apelación y la exigencia a la Cámara Federal y al Consejo de la Magistratura para que se expidan de las impugnaciones que tanto la fiscalía como las querellas presentaron respecto a la designación, para las partes irregular, de Pontet como magistrado ad hoc: “Esto es porque hay todo un tecnicismo entre subrogancias largas y cortas y claramente está que el proceso penal que investiga la eventual comisión de delitos por parte de directivos de La Nueva Provincia y caso concreto Massot no puede ser nunca una subrogancia corta sino que obviamente es un proceso que por la complejidad y la vastedad de la misma tiene necesariamente tiempos más largos. En tal sentido vamos a acompañar la apelación de la fiscalía y vamos a esgrimir también nuestros propios argumentos en el entendimiento de que los organismos han venido manteniendo durante muchísimos años estos reclamos siempre y este es un tema que me parece que hay que decirlo, se han ajustado a Derecho en términos de respetar los procesos aún cuando en distintas oportunidades la impunidad campeó desde el punto de vista de los pronunciamientos judiciales y en este caso no va a ser la excepción”.

Si bien a Larrea no le constan cuestiones irregulares “por lo menos creo tener el derecho que me suene llamativa la redacción de este fallo, este pronunciamiento, insisto tan extenso en una causa tan extensa donde acá ha habido vacaciones, meses de feria, fiestas de fin de año, capaz que el magistrado se dedicó en vez de celebrar y de tomarse vacaciones, a leer detenida y concienzudamente cada foja de la causa, suena un poco llamativo”.

En cuanto a si decisiones como la del juez mantienen impune la pata civil de la dictadura, Hidalgo afirmó: “No me cabe ninguna duda, acá es imposible no entenderlo. Voy a volver a citar otra anécdota, hace unos años atrás cuando reiniciamos los juicios, no sé si todavía lo es pero el que era el presidente de la Corporación del Comercio y la Industria, Jorge Bonacorsi, dijo que había que terminar con esto de los juicios”.

En ese sentido recordó que al menos seis empresas pusieron dinero para entregar reconocimientos a los grupos de tareas: “Está publicado en el diario La Nueva Provincia, uno de esos a los que se les puso la medalla fue al que todos recordamos “Loco” Méndez que hoy está fallecido y que formó parte de los grupos de tareas… a Julián “el laucha” Corres… entonces digo a ver… tampoco uno puede ser ingenuo de creer que esto empieza y termina en Massot, de ninguna manera”.


Análisis de forma, fondo y contexto

El fiscal que sigue la causa José Nebbia habló de tres análisis a realizar: de forma, de fondo y de contexto, en entrevista periodística radial. El último refiere a la repercusión nacional que implica la causa La Nueva Provincia y la reciente resolución: “Claramente primero es más un escrito de un defensor que de un juez que por cierto la defensa de Massot ha estado bastante pasiva a lo largo de todo el derrotero, simplemente reaccionó frente a los estímulos por ejemplo del secretario Moreno. Pero lo que nosotros notamos es que esto es una valla no solamente para el avance de los procesos de aquí en Bahía Blanca sino para el avance en procesos en otros lugares del país por la importancia y la relevancia que tiene analizar la conducta de La Nueva Provincia con sus particularidades”.

Sobre el fallo, Nebbia consideró que saca del medio cualquier posibilidad de delito “señala que lo que hicieron es ejercer su derecho a la libertad de expresión, que inclusive fueron víctimas, que La Nueva Provincia fue víctima de la dictadura y que hay un punto específico donde habla de las posturas de La Nueva Provincia en contra de la represión ilegal. Es decir La Nueva Provincia como adalid de la justicia pidiendo que se castiguen los crímenes.

Concretamente dice que no encuentra en ninguna de las editoriales ni en las notas de La Nueva Provincia ninguna frase que aliente la ejecución de prisioneros, la tortura…parece que vimos diarios distintos”.

Acerca de la participación concreta de Massot, Nebbia comentó: “Uno de los argumentos de Massot era que no escribía en el diario, que recién empieza a participar en el 78 y en cuestiones comunes o meras noticias sin importancia. Nosotros señalamos algunas notas firmadas con esa sigla: VGMM Vicente Gonzalo María Massot. Pontet dice que no está acreditado que esas iniciales correspondan a ese nombre. Increíblemente hasta los partes de inteligencia señalan con ese nombre Vicente Massot, Vicente Gonzalo María Massot. Pero a ver, nosotros fuimos derrumbando una a una las mentiras de Massot. Massot dijo que no los había conocido a Heinrich y Loyola. Aportamos actas firmadas ante escribano público que lo colocan a Vicente Massot cara a cara con Heinrich y Loyola discutiendo en el peor momento del conflicto sindical, en la madrugada en los talleres de La Nueva Provincia. Ahí Pontet dice que elige creerle a la versión del imputado”.

Massot también dijo que durante el 76 no había venido a Bahía Blanca. “De los elementos secuestrados surge que tiene firmado de puño y letra en distintos momentos aquí en Bahía Blanca cobrando sueldos, distintos momentos del año con día, mes y año. Eso no tiene ninguna relevancia (para el juez).

Massot dijo que no intervino en el diario hasta el 78, casi 79, tenemos que está cobrando y firmando los recibos de sueldo como editorialista. Pontet dice que esa es una maniobra de la empresa familiar simplemente para aportar el sueldo a Massot. Es decir, parece que nada va alcanzar, la única manera es encontrar una foto de Vicente Massot con una picana en la mano lo cual no va a suceder porque no lo estamos acusando de haber picaneado en los centros clandestinos aunque si tiene visitas a algún centro clandestino como lo hacía en la ESMA con Chamorro. Este es un poco el cuadro de situación que tenemos”.

Sobre la recusación por parte de la fiscalía a Pontet, explicó: “Pontet está doblemente cuestionado por un lado en su condición personal nosotros lo recusamos por entender que no reunía por sus antecedentes las características necesarias para ser el tercero imparcial y objetivo para resolver, los hechos así lo demuestran. Esa recusación está para resolverse hace un tiempo en la Cámara Federal. La pregunta es, frente a esta situación donde ya resolvió sobre el fondo, que nosotros habíamos pedido que no resuelva hasta que no se vea que se hace con esa recusación, qué iba a hacer la Cámara Federal ¿nos va a hacer lugar a nuestra recusación, va a generarse ese escenario de conflicto? Pero a su vez, digo que era doble la negatividad sobre Pontet porque nosotros también cuestionamos su designación hecha por la cámara y eso está pendiente en el Consejo de la Magistratura. Señalamos que la ley de subrogancia está mal aplicada y que no debía ser Pontet quien sea designado. Entonces digamos hay dos situaciones para resolver sobre su capacidad para intervenir como juez en esta causa, Pontet no esperó a que se resuelva esto y está apresuradamente resolvió la situación de Massot”.

La ley de subrogancias haba de subrogancias breves que ocupan menos de sesenta días y de subrogancias prolongadas: “…claramente la causa de La Nueva Provincia no son 60 días los que tiene para intervenir porque hay recusaciones planteadas porque hay nulidades planteadas, porque nosotros vamos a apelar esta resolución, porque hay medidas de prueba en marcha… claramente la intervención no es por sesenta días, entonces eso falaz y también muestra el apuro por el cual llevó a resolver sobre el fondo. Una manera de cubrir su designación”.

Al igual que Hidalgo, Nebbia no se olvidó del sobreseimiento de Sierra: “Pontet elige el momento para sobreseer a Sierra, secretario del juez Madueño y elige el mismo día que La Nueva Provincia porque sabía que tapaba un escándalo con un escándalo aún mayor. Y en esa resolución de Sierra, Pontet le quita validez a la palabra de una víctima e inclusive pone en cuestionamiento la calidad de víctima de esa persona. Una persona que contó que fue interrogada por Sierra en la cárcel de Rawson luego de haber pasado por La Escuelita. Esta persona cuenta que no estaba el juez Madueño que después aparece firmando el acta y dice que le dijo a Sierra las torturas que había padecido, que le mostró las marcas y que Sierra no solo no asentó esas torturas dichas y esas marcas sino que asentó cosas que él no había dicho en esa declaración.

Pontet eligió creerle a Sierra y no a la víctima poniendo inclusive en cuestionamiento la calidad de víctima. Digo esto porque son dos resoluciones muy importantes, lo que pasa que la de La Nueva Provincia se lleva por así decirlo todas las luces pero también hay que poner atención sobre eso.

En definitiva lo que está mostrando esto es la reacción de una corporación al avance de las causas donde se investigan las complicidades civiles”.


Maniobra concertada

El otro fiscal que sigue la causa, Miguel Palazzani se refirió a la falta de mérito a Massot y recordó cuando el juez Coleffi se enteró por la radio LU2 que había sido denunciado: “En aquella oportunidad ya empezamos a denunciar, esto fue el año pasado, que había una maniobra de tipo concertada de la corporación en definitiva judicial bahiense, que cuando uno menciona esto habría que hacer algunas diferencias pero sabemos de quiénes estamos hablando, y todo comenzó en aquellos días y cuando vemos en perspectiva el camino que se siguió podemos ver cómo terminó o como pretender terminar”.

Palazzani prosiguió con los hechos que derivaron en el apartamiento de Coleffi y en la designación de Pontet la cual fue cuestionada: “Esto es grave porque si el Consejo de la Magistratura decreta nula esa designación, inmediatamente es nulo todo lo resuelto por este juez ad hoc. Con lo cual también quedaría en evidencia que la maniobra fue a las apuradas para desvincular de la causa a Vicente Massot y a Sierra”.

El fiscal hizo hincapié en que la resolución de Pontet incurre en muchos vicios: “Descontextualiza, minimiza, parcializa pruebas, no habla de la pertenencia de Massot al grupo como que hemos probado largamente y con un sinnúmero de indicios. A la trampa a la que nos somete, el fraude digamos discusivo, instrumentativo al cual nos somete Pontet es conocido pero no por conocido no hay que señalarlo. Lo que hace es analizar indicio por indicio, e indicio por indicio dice que no alcanza”.

Palazzani mencionó errores en torno a los asesinatos de Heinrich y Loyola y destacó que se pone como víctima a La Nueva Provincia de las Fuerzas Armadas “angelizando a Diana Julio Massot y su grupo y siendo en la lectura y en la historia que conforma el juez víctimas de la acción psicológica en vez de ser partícipes y autores de esa acción psicológica”.

Para Palazzani, el juez le da credibilidad a la declaración de Massot sin hacerse cargo de las reiteradas mentiras que la fiscalía puso en evidencia: “Que en el 75 no estuvo con Miguel Ángel y Enrique demostramos que era una mentira; que en el 77 estaba haciendo Totópolos (Suplemento infantil del diario) demostramos que era una mentira, flagrante porque ese suplemento empezó en el 79. Que en el 76 no estaba en Bahía Blanca demostramos que era una mentira, flagrante porque aparecía en los libros de contabilidad de la empresa, en registros laborales firmando de puño y letra, cobrando de puño y letra”.

El fiscal destacó otra trampa de la resolución de Pontet que se traduce en el siguiente planteo: “Como todos los diarios informaban los comunicados que les daban los cuerpos de Ejército, La Nueva Provincia lo informaba y si La Nueva Provincia es responsable penalmente, todos los diarios del país son responsables penalmente. Eso es de una falsedad y es tan grotesca la afirmación que justamente nos hace pensar que la finalidad de la resolución también tiene otros objetivos que trascienden Bahía Blanca. Porque en primer lugar estamos analizando en Bahía Blanca la situación de La Nueva Provincia y quien se adentre a la situación en particular de La Nueva Provincia se va a dar cuenta que no es cualquier diario. Pero la resolución equipara, a mi no me parece inocente es equiparación porque es el famoso planteo de que o fuimos todos o no fue nadie. Esto de alguna manera lo que está haciendo es generar impunidad en amplios sectores”.

Para Palazzani, la resolución tiene como objetivo fijar un estándar de análisis que obtura cualquier investigación “para responsabilizar conductas de parte de la prensa y de los sectores judiciales también en complicidad con el Terrorismo de Estado. Por eso entiendo que hay que contestárselo y apelar por supuesto y en tal caso llevarlo a instancias superiores para que eso quede de manifiesto y nosotros podamos con el razonamiento jurídico y con las pruebas en la mano poder revertirlo”.

Autor: Redacción Ecodías

facebook
Twitter
Follow
2015-03-17 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp