©Todos los derechos compartidos

La burla a cuatro décadas
Concluida la etapa Testimonial por parte de la acusación se transita, en este último tramo del debate, por las declaraciones de los testigos de las defensas de los imputados, como también de las declaraciones de aquellos represores que quieran hacer uso de su derecho.
Categoría: Derechos Humanos

Concluida la etapa Testimonial por parte
de la acusación se transita, en este último tramo del debate, por las
declaraciones de los testigos de las defensas de los imputados, como también de
las declaraciones de aquellos represores que quieran hacer uso de su derecho.

El día lunes 13 de Marzo se realizo una nueva audiencia en el cuarto Juicio por
delitos de lesa humanidad, tercera parte de lo que se conoce como V Cuerpo de
Ejército en nuestra ciudad. Se llevó adelante en horario continuado desde las 9.30
de la mañana, hasta las 17 hs. aproximadamente.
Declararon cuatro testigos propuestos por la defensa de los represores y dos
genocidas que ya cuentan con condenas anteriores.

Vecinos y conocidos
El primero en declarar por videoconferencia desde la ciudad de Viedma, fue
Dardo Ariel González, a favor del imputado Floridia de Viedma. El testigo
aclaró que son conocidos ya que solo fueron vecinos por cerca de tres años.
Declara que lo considera un buen vecino, pero que no supo que era policía hasta
el día que lo llevaron detenido. El testigo declara que era amigo de Abel, una
de las víctimas del V Cuerpo de Ejército, quien sufrió secuestro y torturas, y
que éste nunca le mencionó a Floridia, aunque aclara que fue porque de “ese
tema no se hablaba”, que Abel era muy reacio a hablar sobre lo que había
sucedido, de allí a que nunca se lo haya nombrado, ni a Floridia, ni a nadie.
El segundo testigo de la Defensa fue Fernando Gustavo Chironi, abogado, quien
también declara por videoconferencia desde la ciudad de Viedma. Relata conocer
a Antonio Camarelli, dos veces condenado en juicios a Genocidas de Neuquén, quien
está imputado en este Cuarto Juicio en Bahía Blanca. El testigo dice conocerlo
como vecino de la localidad, sin mucho trato, que era un oficial que se
distinguía por sus estudios universitarios, su formación, por ser muy educado; sin
embargo, a pesar de conocerlo superficialmente detalla que fue él mismo, quien
se lo recomendó al gobernador de entonces para que sea Jefe de la policía.
Al finalizar uno de los jueces le preguntó si tenía conocimiento de los hechos
por los que se los acusaba a Camarelli, a lo que respondió que no, lo cual
resulta extraño ya que Camarelli cuenta con dos condenas previas, antes de ser
incorporado a este Juicio actual.

Inverosímil
Posteriormente el tribunal le da la palabra para su derecho a declarar a
Osvaldo Antonio Laurella Crippa, uno de los genocidas imputados en este juicio
y que ya posee dos condenas previas de 23 y 8 años respectivamente, en los
juicios llevados a cabo en Neuquén, quien se extendió por aproximadamente 2 horas.

Comienza relatándole al tribunal, que no se arrepiente de nada de lo hecho
porque se considera un hombre de bien, se autodefine como un “preso político” y
expresa que lo tendría que juzgar un tribunal militar, con código de justicia
militar el cual “cuando estaba en actividad existía, pero se han precavido de
hacer “desaparecer” . Expresa que la policía de Neuquén a la que él pertenecía,
nunca intervino en un hecho en la antisubversivo, a lo cual los jueces le
recuerdan que existía un decreto que decía que había un control operacional del
Ejército sobre todas las fuerzas policiales del país. Laurella Crippa insiste
en que el gobernador le había dicho a él que no iba a tener participación
alguna en la lucha “antisubversiva”. Esto resulta por demás inverosímil, ya que
un gobernador no podía contradecir un decreto nacional. Tampoco pudo explicarle
a los jueces como se prestaba a hacer traslados de detenidos desde sus lugares
de detención hasta los aviones, lo cual calificó como que “era una rutina” y
que se lo pedían porque tenía el vehículo adecuado, un camión celular, pero no
tenía conocimiento de quienes, ni cómo eran trasladados. Continuó con su declaración,
plagada de contradicciones, desdiciéndose permanentemente ante las preguntas de
los jueces y sin poder explicar quienes daban las órdenes para trasladar
secuestrados.
Posteriormente declararon dos testigos más de la defensa, como testigos técnicos,
en este caso a favor de la defensa del imputado Jorge Horacio Rojas. Primero
declaro a su favor el General de Brigada Joaquín Mariano Estrada y
posteriormente el también General de Brigada del Ejército Héctor Horacio
Prechi.
Ambos testigos técnicos, dieron cuenta del funcionamiento dentro del estado
Mayor del Ejército tanto de logística como de las actividades y
responsabilidades que les corresponde a los oficiales que allí revisten.
 
Chistes por genocidas
Para concluir declaro el genocida ya condenado a Prisión Perpetua en el
Juicio causa 982 Bayón, Jorge Enrique Mansueto Swendsen.
Como también lo realizo en las declaraciones anteriores, fiel a su estilo
soberbio, utiliza su relato para denostar a testigos, sobrevivientes,
familiares y hasta a los mismos desaparecidos, contando “anécdotas” como la
relatada el lunes, cuando expreso que en esa época en los “lugares de
distracción” se comentaban algunas cosas, y se hacia “un chiste”, “te decían
estas flaco, que estuviste en la Escuelita?”
El resto del relato lo utiliza para convencer que él no era jefe de área, no
estaba en los momentos que se lo acusa, o si estaba, el que estaba a cargo era
cualquier otro de sus compañeros de andanzas, pero siempre señala a quienes personas
muertas y que ninguno de los cargos que se le acusa son verdaderos o no le
corresponden a él.
Su actuación, según su relato y como ya hemos escuchado de varios genocidas ya
condenados, estaban centradas en la posible guerra con Chile. Tampoco dejó de
repetir que “los terroristas, quizá se mataban entre ellos”. El genocida
siempre admitió saber la existencia del CCD la Escuelita, pero a pesar de su
alto cargo, refiere que nunca fue al lugar “porque no lo dejaban pasar”.
Dos horas duró la declaración de uno de los principales genocidas del V Cuerpo
de Ejército, ya condenado por a prisión perpetua y esperando la segunda
condena.

En las próximas audiencias seguirán declarando los represores que soliciten
utilizar su derecho a hacerlo y éstas serán los días martes 28 de marzo a las
15 hs. y miércoles 29 de marzo desde las 9 hs. Luego de terminadas las
declaraciones de los acusados, comenzara la etapa de los alegatos de todas las
partes.

facebook
Twitter
Follow
2017-03-21 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp