©Todos los derechos compartidos

APDH - DOCUMENTO LEIDO EN EL ACTO DE "LA ESCUELITA"
Categoría: Derechos Humanos

La burla, la violencia institucional, el manoseo, el maltrato, de quienes hoy proponen e impulsan la impunidad y el retorno al neoliberalismo, nunca les dio resultado para hacernos abandonar la lucha en estos casi cuarenta años. Así es que llegamos a este 24 de marzo, más que nunca con todas las convicciones y principios, intactos e inamovibles. La lucha confrontando con esos agentes nos hizo y nos hace fuertes. Dispuestos a resistir sin siquiera un amago de desistir, porque resistir es combatir frente a todos los repudiables y evidentes intentos de borrar con golpes arteros todo lo conquistado y recuperado. Todo es nuestro por derecho y por decisión, porque es el sueño que nos propuso Néstor Kirchner. Nos vamos a aferrar con todas nuestras fuerzas a ese sueño hoy hecho realidad, como él se abrazó a nuestra histórica lucha, ampliando desde el Estado el camino de Memoria y Verdad, para hacer Justicia. Estamos como nunca frente a la necesidad insoslayable de defender un Proyecto y un modelo de país, frente a los que tienen como único objetivo la destrucción de la democracia. A los que enrollados en sus dogmas, siguen suponiendo que su declamación es el único camino, sin resolver siquiera sus propias conductas contradictorias como mínimo. A los que añoran volver al pasado, para arrebatarnos otra vez nuestros derechos y haber vuelto a tener Patria. Los compañeros que fueron perseguidos, torturados, asesinados y desaparecidos, defendiendo un Proyecto revolucionario que fue masacrado por los mismos esperpentos del genocidio que hoy intentan volver. Los mismos que también se robaron nuestros hijos. Los mismos que se robaron nuestro bienestar. Memoria, Verdad, y Justicia, no es una consigna solo para levantar el 24 de marzo, es también el pueblo que todavía falta llegar a ser incluído. Hemos recuperado la dignidad y la confianza en la construcción política. Somos muchos los que no nos olvidamos de quienes nos abrieron el camino con sus vidas, y con nuestras vidas debemos honrarlos. No se puede separar la vida personal de la vida política, y acá hubo compañeros que la entregaron desde su militancia.

La vieja oligarquía, hoy es el poder económico concentrado. Son los medios de comunicación hegemónicos. Es el poder judicial advenedizo, cómplice de viejos y cotidianos atropellos. El de las operatorias de impunidad para los accionistas del genocidio. Desde allí se ha conformado el hoy ya imposible de ocultar, Partido Judicial. Donde confluyen funcionarios de todo pelaje y disfraz con claras ambiciones de poder, que en lo local tienen su expresión en el Fiscal General Federal Alejandro Salvador Cantaro, que simulando ser lo que no es ha golpeado sin piedad, y abrazado a La Nueva Provincia, a los históricamente reconocidos organismos de DDHH de la ciudad. También forman parte de ese Partido Judicial, los que no solo son subrogantes en sus cargos sino que también son subrogantes de la decencia, tal los casos de Ulpiano Martínez, Mario Fernandez Moreno, y Claudio Pontet. Dañinos en su servilismo le otorgaron impunidad a los civiles partícipes del plan de exterminio en nuestra ciudad como Vicente Gonzalo Massot, el cura Aldo Vara, el Obispo Garlatti, Gloria Girotti y Hugo Mario Sierra. Funcionarios que sin titubear, han intentado poner en la ilegalidad con sus acciones arteras, descaro y ausencia de moral judicial, a los fiscales que se animaron con idoneidad y pruebas al juzgamiento de la pata civil del genocidio en la ciudad como Jose Nebbia y Miguel Palazzani. Tampoco nos olvidarnos del más notorio, que fuera en dictadura Agente Civil Universitario del Comando de Inteligencia 181, que aún hoy y sin que ninguno de los supuestos dirigente políticos que se arrogan representación institucional o a los moralistas judiciales mencionados se les mueva un pelo, nos referimos al aún Juez de Cámara Néstor Luis Montezanti. Todos, en definitiva, desde el más al menos notorio, se autoconsideran dueños de este país, y operan buscando sistemáticamente medios, consignas y métodos para denigrar e intentar barrer este proceso político. El objetivo es claro, condicionar a nuestro gobierno, condicionar al poder político y condicionar nuestras vidas. Si hay algo que siempre nos recreó, nos revitalizó, nos hizo más fuertes, es el haber recibido golpes de toda índole desde los poderosos y sus serviles políticos o judiciales para lograr sus fines y su impunidad. Son los que no pueden expresarse públicamente como sí lo hacemos nosotros cada día desde la verdad, porque saben que no les creen más que los que son de su misma condición, y marchan a su lado. Su silencio es demostrativo de su conducta falsaria, y la imposibilidad de enfrentar con dignidad y verdad al pueblo. Continuamos la lucha cada vez más dispuestos a resistir e impulsarnos en la búsqueda del objetivo fundamental que es la memoria, que es la verdad, que es la justicia, que es la vida, que es la libertad, que es la democracia, que es un país más y más inclusivo, que es más derechos para más compatriotas, que es en definitiva una Patria para todas y todos los que siempre fuimos violentados en nuestros derechos. Nos sabemos acompañados, y codo a codo acompañamos a quienes son leales a esta lucha desde hace tiempo, como el ex Juez de Cámara que nos ha honrado y nos honra siempre, nos referimos al Dr. Luis Alberto Cotter, también el ex fiscal general Hugo Omar Cañón, el hoy fiscal de la PROCUVIN Abel Córdoba, y dos fiscales valientes y sin dobleces como José Nebbia y Miguel Palazzani, sin olvidar al compañero Walter Larrea. Lo hacemos además, como dijera el Ministro Kicilloff, porque este es un Estado que lucha, este es un Estado rebelde, y entonces si debemos defender lo que logramos y realizar lo que falta, al menos como ciudadanos de a pie no podemos descender de esa rebeldía para sostener y hacer que nuestro Proyecto y nuestro modelo de país continúe llevando adelante la ampliación de derechos, y la construcción de un país con una justicia democrática, cada vez más igualitario y digno.

Porque no estuvimos, no estamos, ni estaremos nunca dispuestos a dar ni un paso atrás.

Porque a pesar de las bombas, de los fusilamientos, los compañeros muertos,

los Desaparecidos, ¡¡no nos han vencido!!, y como no nos han vencido, aquí nadie se

Rindió, se rinde, ni se rendirá.

Eduardo A. Hidalgo – Secretario General – Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Bahía Blanca

facebook
Twitter
Follow
2015-03-30 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp