©Todos los derechos compartidos

Un patrimonio llamado artistas
La Bienal Regional de Arte se inauguró y ocho proyectos seleccionados fueron montados con público. Ramiro Ravasi, los integrantes de ARPA y Jazmín Giordano hablaron con EcoDias acerca de sus obras, las decisiones a la hora de la exhibición y sus líneas conceptual, técnica y material.
Categoría: Cultura

La Bienal Regional de Arte se inauguró y ocho proyectos seleccionados fueron
montados con público. Ramiro Ravasi, los integrantes de ARPA y Jazmín Giordano
hablaron con EcoDias acerca de sus obras, las decisiones a la hora de la
exhibición y sus líneas conceptual, técnica y material.

Desde el año 2014, las Bienales tomaron otro cariz, se propuso que los artistas
enviaran sus proyectos de obra, en lugar de fotografías de la obra terminada.
De esta forma, se innovó dándole lugar a los procesos de creación, de montaje,
su instalación definitiva en las salas y las lecturas posibles surgidas en la
interacción con el público.

Ravasi
“El proyecto es una investigación que se llama `Las condiciones de la
materia. Los cuerpos posibles´ es una investigación acerca de las
potencialidades físico químicas de la materialidad del papel”, sintetiza Ramiro
Ravasi, artista local y partícipe por primera vez de la Bienal. “Está dividido
en dos fases, una que corresponde a la parte morfológica y formal del estudio
con las posibilidades del papel en cuanto a la forma: plegado, arrugado,
enrollado, rasgado, punzado, y después la parte química, se llama Dimensiones
del Placer y la otra Volúmenes del Deseo, que tiene que ver con el proceso de
deconstrucción o proceso de construcción del papel desde la germinación, el
brote, el tallo, la flor, el fruto, los estados de la madera, la pulpa del
papel y la ceniza, y por otro lado el papel con características sobre la
tersura, la textura”, especificó.
El trabajo de investigación le implicó más de un año de trabajo. “Presenté un
boceto y lo terminé de cristalizar ahora. Y se fue profundizando”. Ravasi
definió su obra como un dialogo con la materialidad y el espacio. “En el medio
apareció la secuencia de Fibonacci y el tema de la proporción áurea, así que
todo el espacio de exposición está concebido en función de la Divina Proporción
o de la proporción áurea y está dividido por el número áureo que es 1,618 y de
ahí se sacó un segmento de uno de los muros donde se marcó una matrícula, se
estableció una secuencia, y esa secuencia pasa del plano bidimensional vertical
del muro a las tres dimensiones en una instalación con esferas suspendidas”.
Respecto del montaje, dijo que “todo el tiempo hay que tomar decisiones”.
Ravasi contó a EcoDias que cuando se enteró que ganó el premio a la producción
“decidí donar el 30 por ciento a una Asociación Pastoral de la Salud, que es
una organización que funciona en una parroquia que tiene un taller de arte
donde van personas con padecimiento mental, que me toca profundamente porque lo
padezco hace muchos años”.
“Y una de las características que tomó el proyecto es poder darle un carácter
pedagógico. En el Museo funciona un taller de Arte y Botánica, que se llama el
Atelier Botánico con niños dentro de los 7 y 12 años, fue mi primera
experiencia a cargo de un taller. Pude darles todo el material acerca de la
historia del papel, cuál es el papel del papel, y la pregunta sobre el rol del
papel con las nuevas tecnologías. Me superó ampliamente. Los chicos son
increíbles, uno de los chicos me decía que se perdía la magia del libro y el
olor del libro. Como fin del taller hicimos el experimento de armar
germinadores y las semillas que germinaron y brotaron van a estar, van a ser
parte de la muestra”.
Ravasi exhibió hasta el momento en lugares alternativos. “La experiencia fue
increíble. Estoy trabajando todos los días entre 6 y 7 horas y los compañeros,
trabajadores del Museo, el espacio super contenedor. Humanamente fue enriquecedor”.

ARPA
“Somos ARPA, Asociación para la Restitución de Patrimonio Artístico, está
formada por distintos artistas y gestores vinculados al arte contemporáneo”
aseguró uno de los artistas involucrados. “Vamos a inaugurar la filial de Bahía
Blanca”. Detrás del proyecto hay más de 30 artistas, “gente de acá, de Rosario
y de Buenos Aires”. La investigación contó con la colaboración del Museo
Castagnino+ Macro de la ciudad de Rosario.
La institución que abrió su propuesta después de la Bienal se encarga de
“es tomar casos en los que haya habido un problema con patrimonio artístico y
se presenta un proyecto para recuperar, para restituirlo es la palabra que
usamos. Lo que hacemos es tomar el caso puntualmente de la colección Antorchas,
27 obras que MAC ganó en un concurso 2000- 2001, lo que le había pedido en
condición y por eso se presentó es que le daban esa colección y tenían que
construir el depósito para conservar las obras, fue en el 2001 y entre otras
cosas terminan no cumpliendo con lo solicitado por la Fundación Antorchas y
esas obras quedaron medio en un limbo que aprovecha el Macro de Rosario, para
hacerse de esas obras, haciendo una propuesta superadora, no existiendo el
Macro todavía, era el Castagnino se presentó y termina generando la colección
pública más grande de arte contemporáneo de Argentina. Lo que nosotros
queríamos era restituir esas obras que se perdieron y que realmente eran un
señalamiento del trabajo que se hizo en una época. Aparte renovaban mucho el
lenguaje, porque si algo tiene MAC en particular que es el primer museo de arte
contemporáneo de Argentina, el año 1995”.
ARPA gestiona y obtiene el cuerpo de obras para volverlas al Museo. “De hecho,
nuestro proyecto culmina con la donación de todo el cuerpo de obras, tenemos el
acta fundación que dice que recuperamos esas obras y que dispongan ellos. Simplemente
vimos la ausencia de esas obras, tratamos de señalar esa ausencia y a su vez,
en lugar de que queden en un stand, generar que estén de vuelta”. Los artistas
definen sus intenciones vinculadas con la historia del arte local, “cómo se
articula nuestra situación laboral y social como artistas locales”.
“A este problema llegamos después de hacer una pequeña arqueología del arte
local y otra cosa para señalar, como este proyecto de alguna manera es un poco crítico
con cuestiones que se hicieron y no se hicieron presentamos un proyecto que
estaba centrado en nuestros intereses y por otro lado, solo tiene validez
hacerlo acá, no podemos ir con esto a una Bienal de Sao Pablo. Es una muestra site specif, que quiere influir con la
idea de patrimonio y de historia del arte local cercano. En lo que es arte
contemporáneo local volver hablar de los ´90 es un lugar que directamente no se
cuestionó ese lugar, queremos abordar la génesis de la figura del artista
contemporáneo en Bahía, cómo sale, de qué institución, en ese sentido surge de
una necesidad propia de un grupo y que termina siendo institucionable”.
“Tenemos una hipótesis fundante que es si un patrimonio puede cambiar una
escena de un lugar o las posibilidades de un lugar. Esa hipótesis nos movilizó
para pensar qué valor tiene perder o ganar un cuerpo de obras, un patrimonio”.
Según los representantes de ARPA el montaje “fue muy intenso. Si bien le
metimos muchas horas acá, también trabajamos en nuestro taller. Estuvimos con
mucha energía. Ha sido muy feliz y muy demandante de energía. El montaje ha
sido fluido y estamos abiertos, somos mucha gente en pos de un proyecto”.

Giordano
Jazmín Giordano realizó un trabajo con pintura y con video, “con esta
intersección entre lo digital y lo físico de las pinturas. Las pinturas a veces
se repiten también dentro de los videos y también la idea de la simultaneidad
de la imagen en movimiento, por eso las pantallas”. Oriunda de la ciudad de
Lanús, es la primera vez que llega a la ciudad a participar de la Bienal
Regional.
“El proyecto que mandé era mucho más simple. Lo hice digitalmente y ahora
recién se ve la forma física” refiere Giordano sobre su video instalación. “Trabajo
con la imagen que proyectan las publicidades y ciertos medios de comunicación
sobre la mujer, que apuntan al público femenino y trabajo en forma de parodia”.
“Si uno presta atención a las publicidades de nuestra región no ha cambiado del
comienzo de la televisión. Hay estereotipos que se siguen manteniendo, siempre
que la mujer es la principal responsable del hogar, de la familia, de la
limpieza, del embellecimiento. Lo mismo que los programas de entretenimiento,
por ejemplo todos los que son dedicados a la mujer apuntan a reforzar siempre
el estereotipo. Quizás cambió la forma, pero el contenido sigue siendo siempre
el mismo. A veces ni siquiera cambian los productos que se venden. También he
hecho investigaciones sobre productos que se venden en nuestro país y que se
venden en otros países y como la publicidad en nuestro país es de una forma y
en otros cambia. En Argentina, por ejemplo la marca Ariel siempre tiene como
protagonista a una mamá, porque fuera del rango de la edad reproductiva parece
que no interesa, mayor o menor. Siempre es la madre y no sucede eso en otras
partes donde aparece un hombre joven, uno viejo, una mujer más joven,
estudiantes, hay más variedad de protagonistas. Nosotros tenemos como
protagonistas de mujer madre”.
“Princesa forever” se denomina el proyecto, “porque el concepto de princesa
ahora es la pop star, la Beyonce, cambia la forma pero sigue siendo linda, que
tiene que ser sexy. Seguir con la idea de la Cenicienta pero actual, ahora usa
minishort pero sigue siendo una Cenicienta”. Giordano empezó a construir obra
con video “hace dos o tres años, siempre me dediqué a la pintura. Empecé a
investigar con la fotografía y el video hace muy poco, siempre quise conservar
la pintura y ver de qué forma poder trabajar con los dos. En principio empecé
con los videos lineales, fragmentos muy cortos tipo gifs, que se repiten. Uno
tras el otro en forma de relato. Este tipo de formato desplegado en el espacio
donde se sucede la simultaneidad de los fragmentos y dialogan entre sí en el
mismo momento es nuevo. En realidad es algo que tenía pensado hacer, pero las
posibilidades de conseguir varias pantallas es más complicada”.
En cuanto a la imagen de la mujer, asegura que “empecé a trabajar algo más
barrial, de mi barrio, la estética tiene que ver”. Según Giordano, en los
barrios proliferan los talleres de arte decorativo, y “siempre concurren un
público femenino, muchas amas de casa porque suceden durante la tarde, por eso
digo que me interesa la incidencia que tienen estos medios sobre la vida
cotidiana. Porque todo lo que se aprende en Utilísima se aprende en el taller
de barrio. El arte utilitario, para embellecer la casa y ocuparnos del hogar. Si
es tu tarea porque es tu elección, todo bien y si no tenés otra ahí va la
crítica. La gran mayoría de mujeres trabajan y se ocupan de sus hogares. Además
del trabajo se ocupan del hogar y está naturalizado. Hay momento que te
descubrís muy machista, nacemos y crecemos así”. En el montaje abierto, la
artista confesó que “poder realizar esto es magnífico. Este espacio me permitió
experimentar”.

facebook
Twitter
Follow
2016-10-18 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp