©Todos los derechos compartidos

Sin reservas
Categoría: Cine

Título original: No reservations
Dirección: Scott Hicks
Guión
: Carol Fuchs, Sandra Nettelbeck
Música original: Philip Glass
Fotografía: Stuart Dryburgh
Ori
gen: USA, Australia – 2007
Calificación: Apta para todo público
Intérpretes: Catherine Zeta-Jones, Aaron Eckhart, Abigail Breslin, Patricia Clarkson, Bob Balaban

Kate es una reconocida chef de cuisine, absorbida por su trabajo en un importante restaurant neoyorkino. Pero su realidad cambia drásticamente cuando su hermana muere en un accidente de tránsito y le deja la custodia de su hija de diez años. De allí en más la solitaria y obsesiva Kate deberá aprender a contener a la pequeña Zoe y a lidiar con Nick, el carismático cocinero que contratan para ayudarle e intenta acercarse demasiado a sus salsas y a sus sentimientos.
Argumento recurrente y tratado en el guión de manera muy convencional, no muy diferente a otros filmes con huérfanos al rescate de adultos disfuncionales. Como le pasara a Diane Keaton en ¿Quién llamó a la cigüeña? (Charles Shyer; 1988); a Sharon Stone en Gloria (Sidney Lumet; 1999), espantosa remake del clásico de Cassavetes, o a Kate Hudson en Educando a Helen (Garry Marshall; 2004), donde Abigail Breslin repetía el papel de huerfanita.
Desde la campaña publicitaria, Sin reservas fue vendida como comedia romántica, pero se trata de un melodrama amortiguado por el romance y con el ambiente gourmet que parece estar de moda.
El director es el australiano Scott Hicks, reconocido internacionalmente por Claroscuro (1996), pero no tuvo ningún peso. Entonces la única oportunidad de salir a flote para una trama tan sosa, hubiera estado en actuaciones mayúsculas.
Sin embargo, Catherine Z. Jones, que debería haber lucido transformándose de una mujer que usa su trabajo para alejar a los hombres que podrían abandonarla como su padre -¡Oh, Freud!- en otra humanizada por la ternura de su sobrinita, no logra que sus gestos pasen el límite de la pantalla.
La contrafigura masculina del chef extrovertido, lo compone Aaron Eckhart. Un actor que hasta el momento sólo ha destacado a las órdenes del director independiente Neil Labutte, y que en este rol sólo consigue cantar ópera horriblemente. Y ni Abigail Breslin, la chiquita que fuera la revelación de Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Dayton; 2006), conmueve con las incontables lágrimas que derrama.
Sólo se puede rescatar a Patricia Clarkson, que está bien aún en papeles tan chicos como esta dueña de restaurant, y al siquiatra que compone Bob Balaban, que comparte con la protagonista las líneas de diálogo más ingeniosas, aunque varias se pierden en la traducción.
Una comedia con poca risa, un romance con poca química y un drama con poca emoción.

facebook
Twitter
Follow
2007-09-15 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp