Sociedad de Fomento Barrio 9 de Noviembre Instituciones

Fecha: Sábado, 3 Junio, 2006 - 00:00

Trabajar para los chicos

Al igual que el barrio la Sociedad de Fomento del 9 de Noviembre es una institución muy joven pero que en sus cinco años de vida ha gestionado importantes mejoras para el bienestar del vecino. Si bien todavía existen muchas carencias por las cuales se trabaja diariamente, la prioridad la tienen los chicos “porque -como dice Raúl Verón, presidente de la institución- ellos son el futuro.

Aprender a compartir
Según cuenta Verón, con mucho esfuerzo la Comisión Directiva intenta que los chicos del 9 de Noviembre y también de otros barrios se vayan acercando a la institución para que no solo se alimenten como corresponde, sino también que vayan mejorando en el aspecto educativo: “Con ellos trabajamos los días miércoles y sábados, les damos apoyo escolar, toman la merienda, juegan, aprenden a compartir. Hay muchos chiquitos que no saben lo que es compartir, entonces la idea es ayudarlos a que aprendan eso”.
Alrededor de 45 chicos con edades que van de los 2 hasta los 15 años concurren a la Sociedad de Fomento, la mayoría de ellos provienen de familias carenciadas con situaciones complejas, de allí también la idea de ayudarlos. Por otra parte, una vez por mes tienen una alegría extra, la de poder festejar su cumpleaños: “Ahí hacemos una fiesta de cumpleaños para los que cumplen ese mes y entonces se acercan otros chicos porque ven que está la fiestita, que hay otras cosas para compartir, los globos, las tortas, todo eso los atrae un poco más. Es una forma de hacer más amigos porque el cumpleañero también trae a sus amiguitos. Y lo que se les inculca es el respeto, sobre todo que se respeten entre ellos”.
Verón también señaló que en la institución se realizan festivales y es en esos momentos cuando se cumple otro de los objetivos de la institución, que es que se acerque toda la familia.

Los avances
El barrio 9 de Noviembre nació en 1999 cuando se produjo el primer asentamiento en el lugar. En los comienzos la mayoría eran casas precarias, hoy las cosas están cambiando: “Un 90% del barrio tiene casa de material. Además, de 2002 a la fecha se ha conseguido agua, luz, teléfono, apertura de calles, recolección de basura. Lo que faltaría es el gas y las cloacas”.
Después de una dura lucha, la Sociedad de Fomento logró en 2004 que se realizara la obra de agua, mucho de ese esfuerzo, dice Raúl Verón, también corresponde al Consejo Vecinal Las Villas: “Fue también gracias a que el Consejo Vecinal apoyó la idea de que el barrio tuviera agua. Muchísimas Sociedades de Fomento estuvieron de acuerdo con que la prioridad era el agua para el 9 de Noviembre y eso es algo de lo que nosotros no nos vamos a olvidar. Se metió presión por todos lados y también metió presión el Consejo Vecinal y realmente lo hicieron muy bien”.
Un dato más que habla del esfuerzo de la institución tiene que ver con su forma de trabajar. La sede funciona en un container que fue donado por una empresa, y allí realizan todas las actividades. Por otra parte, los socios son alrededor de 230 y abonan 1 peso mensual. De esa manera y con donaciones se van manteniendo: “No hemos recibido subsidios y muchas veces sale dinero de los bolsillos nuestros para las cosas que hacen falta. A veces perdemos plata porque no queremos usar los fondos de la Sociedad de Fomento. No me preocupa tener que poner mi dinero porque yo sé a quién va dirigido. Yo le doy algo a un chico y tal vez es algo que yo no tuve cuando era chiquito”.

Siempre los pibes
Hoy la institución está comenzando poco a poco a construir su sede, armando una biblioteca para el barrio y han implementado un ropero comunitario como otra forma de ayudar. También se encuentran abocados a la lucha para que todos los vecinos cuenten con los servicios y también para solucionar otros problemas que sufre el barrio.
Sin embargo el objetivo siguen siendo los pibes, la esperanza está puesta en ellos: “El objetivo primordial son los pibes, porque las carencias del barrio son carencias de obras y sabemos que las obras se pueden ir realizando con tiempo pero a una criatura no le podes decir ‘Esperame hasta el mes que viene’: la necesidad de los chicos es hoy”.

Satisfacciones
En esta frase resume la gente del 9 de Noviembre los resultados que ha traído el trabajo con los pibes: “Los chicos te dan las satisfacciones que no te da ningún grande, ver las caritas llenas de risa, o ver cuando a las chicas que le dan la leche le dicen ‘seño’ o a mí cuando me dicen ‘¿cómo anda presi’? Eso no es fingido, son todas cosas que a ellos les sale con espontaneidad. Cuando te dicen gracias, te dicen gracias de verdad”.

Autor: Redacción EcoDias