Detección de EPOC Salud

Fecha: Viernes, 4 Febrero, 2011 - 00:00

Porcentajes altos

Los servicios de Neumonología de los hospitales Municipal y Penna realizaron en noviembre pasada una campaña para detectar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
De 640 casos examinados, el 7,3 por ciento resultó con riesgos importantes de padecer la problemática.

Una cuestión importante en medicina a la hora de prevenir enfermedades es contar con información. No solamente respecto a cómo evitar ciertas problemáticas que afectan a la salud sino también en referencia a cómo se encuentra la salud de la población y qué riesgos tienen sus habitantes de contraer determinadas enfermedades. Por tal motivo son importantes los relevamientos y no han sido pocos los que se han realizado de manera gratuita en Bahía Blanca para medir la salud de la comunidad.
Una de esas campañas se desarrolló en noviembre pasado cuando de manera gratuita se llevaron a cabo exámenes para detectar la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, conocida por su sigla EPOC.
Se trató de una actividad realizada en la Plaza Rivadavia y organizada tanto por la Unidad de Neumonología del Hospital Municipal como por el Servicio de Neumonología del Hospital Penna. Asimismo, se sumaron a la campaña 15 estudiantes de Medicina de la Universidad Nacional del Sur.
Los resultados que arrojó la iniciativa coinciden con lo que dice la literatura mundial en cuanto a la incidencia de la enfermedad. Es que del conjunto de bahienses examinados, un 7,3 por ciento presentó riesgos de padecer EPOC.
Ahora bien, ¿de qué se trata exactamente el EPOC? El neumonólogo Pablo Acrogliano (Mat. 1799), integrante del Hospital Penna y uno de los médicos que trabajó en la campaña, explicó a EcoDias que el 90 por ciento de los casos son causados por el tabaco: “De ahí la importancia de hacer una detección temprana porque es una enfermedad cuyas consecuencias se pueden prevenir perfectamente. Esto se ve en mayores de 40 años, por eso la campaña que hicimos de concientización estaba dirigida a ese grupo de mayores de 40 años. De hecho, algunas personas menores a esa edad se controlaron igual y no tuvimos resultados significativos”.
Básicamente lo que la enfermedad puede producir es el efisema, es decir, la ruptura de los alveolos pulmonares o bien lo que se conoce como bronquitis crónica. A su vez, las consecuencias son incapacitantes para la persona ya que se va perdiendo el volumen y el área de intercambio pulmonar, lo que produce dificultades para la vida cotidiana de los y las pacientes: “También afecta otros órganos como el corazón secundariamente, porque produce algo que se llama hipertensión pulmonar o corazón derecho, se dilatan las cavidades derechas del corazón y también produce alteraciones en la masa muscular. Es una enfermedad que hoy por hoy ya no se considera pulmonar sino que está encuadrada en las enfermedades sistémicas”.

No fumar y controlarse
Señalaba el doctor Acrogliano que el EPOC está relacionado mayormente con personas que superan los 40 años. Sin embargo, ese dato no significa que uno no deba preocuparse hasta llegar a esa edad ya que, destacaba el médico, una de las principales causas del problema es el tabaquismo. Por ende, el no fumar en cualquier etapa de la vida es uno de los métodos preventivos del EPOC: “Lo más importante es no fumar y la otra es hacerse después de los 40 años una espirometría que es el método que nosotros tenemos para diagnosticarlo. Esto es importante porque hay un diez por ciento que tiene otras causas, la más conocida es algo que se llama déficit de Alfa 1 - Antitripsina que es una enzima, es algo congénito. La otra causa se la dejamos a todo el tema que tiene que ver con polución ambiental, no sólo industrial sino también de la casa: acá atendemos gente de la zona que se calefacciona con leña y el humo a largo plazo produce también este tipo de patologías”.
El examen a través de la mencionada espirometría es justamente el que se hizo de manera gratuita en la Plaza Rivadavia: “Tuvimos una buena convocatoria. Evaluamos con espirometrías a 640 personas, el 54 por ciento fueron mujeres y el 45, hombres. La gente mayor de 40 años que quería controlarse podía hacerse ahí la espirometría y lo que daba patológico se les hacía un estudio más profundo de evaluación pulmonar, y ya quedaban conectados para que hicieran la consulta a cualquiera de los dos servicios. De los 640, 93 eran menores de 40 y de éstos sólo 3 tuvieron que efectuarse una evaluación posterior. Eso coincide con la epidemiología de la enfermedad que se da en fumadores o ex fumadores de más de 40 años”.
Según los datos proporcionados, las 640 personas se distribuyeron en 351 mujeres y 289 hombres de los cuales 575 eran fumadores activos o ex fumadores. A 42 de las 575 personas se les efectuó el examen funcional respiratorio completo, debido a que el estudio preliminar inicial les dio alterado y con riesgo alto de padecer EPOC. En porcentajes significa un 7,3 por ciento de los examinados lo cual representa, agrega Acrogliano, un número alto: “Estas personas quedan conectadas con cualquiera de los dos servicios. La campaña fue simplemente de concientización y de evaluar el riesgo. Las personas que tienen un riesgo elevado se las invita a que concurran a los hospitales para continuar los estudios. Como es la primera vez que lo hicimos no teníamos expectativas en cuanto a resultados. Simplemente queríamos ver qué era lo que pasaba. Nos sorprendió en el sentido en que estamos dentro de las generales de la ley”.
Entre las conclusiones que dejó la iniciativa Acrogliano destacó no solo la buena convocatoria que tuvieron sino también el dato que marca una mayor preocupación por parte de las mujeres para realizarse exámenes. Por otro lado, “la incidencia que obtenemos coincide con valores hallados. Hay un estudio en América Latina que coincide con los datos que da para Latinoamérica. La idea es repetir esta campaña todos los años”.

Autor: Redacción EcoDias