AEFIP Gremiales

Fecha: Lunes, 11 Abril, 2011 - 11:00

Obras para los afiliados

La Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos de Bahía Blanca se encuentra a la expectativa de poder construir su propio predio para disfrutar de actividades recreativas durante todo el año.

La labor de un gremio no se agota en la defensa de las condiciones de trabajo de sus afiliados o la lucha salarial. Su crecimiento también significa dotar de la mayor cantidad de beneficios posibles a sus trabajadores, tanto en lo que puede ser cobertura médica, obra social o actividades recreativas, culturales y educativas.
Se dice que las personas pasan y lo que siempre quedan son las obras, las cuales son muy necesarias para poder llegar a los objetivos que se propone un sindicato.
En el caso de la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos, seccional Bahía Blanca (AEFIP), su actualidad le permite dedicarse a proyectar, para un futuro no muy lejano, en lo que tiene que ver con la concreción de obras que beneficien a sus afiliados y, a la vez, hagan más grande al gremio.
Según explicó Luis Serra, secretario general de AEFIP, a EcoDias, durante estos días esperan la aprobación final para poder construir un predio propio que contenga piletas, quinchos, canchas y salones que puedan ser utilizados y disfrutados por cada afiliado.
En noviembre de 2010, señaló Serra, se efectuó la compra de una quinta en cercanías del autódromo de Aldea Romana y es allí donde planean realizar las nuevas obras para el gremio: “La quinta era una casa de fin de semana de una familia, así que lo que tenía era una construcción moderna, una especie de quincho y una pileta familiar. Hace unos días nosotros presentamos el proyecto de lo que sería un predio gremial -un viejo anhelo nuestro- para que los afiliados puedan utilizar durante el verano y puedan utilizar las instalaciones en otra época para hacer deportes, o poder tener un salón gremial más amplio”.
El proyecto fue expuesto ante los afiliados y lo que se espera ahora es la estimación de los costos que requiere la construcción. Para ese financiamiento se van a presentar distintas alternativas: “El terreno tiene unos cinco mil metros cuadrados, tenía una construcción de unos 80 metros cuadrados y la pileta familiar. La idea es ampliar el quincho para llegar a una construcción de unos 250 metros cuadrados. El objetivo es proyectar un quincho para unas doscientas personas más o menos. Se van a hacer vestuarios y baños nuevos, una pileta más grande, de unos 90 metros cuadrados, una pileta más chica para niños, un quincho más chiquito de unos cincuenta metros cuadrados para reuniones más pequeñas para unas 20, 25 personas; una cancha de fútbol y una cancha multiuso que sería de básquet, voley y tenis en el mismo lugar”.
También está previsto levantar una casa destinada a un cuidador y trabajar en todo lo que demande la parquización y demás cuestiones: “Lo que son las canchas, la idea es que los afiliados puedan utilizarlas durante todo el año, con los salones lo mismo. En lo que respecta a la pileta, la idea es tener una escuelita de verano durante la temporada estival, una colonia de vacaciones para los afiliados nuestros. Eso sería seguramente a la mañana que es el horario de trabajo de la gente nuestra, y durante la tarde poder pasar ahí las vacaciones en el verano”.

Buena repercusión
Recordó Serra que en épocas anteriores, las actividades recreativas de verano se realizaban gracias a un convenio que AEFIP tenía con el club Independiente, a través del cual utilizaba sus instalaciones. Sin embargo, hace dos años que eso no se viene llevando a cabo y de allí la importancia de contar con un predio propio para satisfacción de los afiliados y sus familias: “Creo que en general la propuesta gustó. De hecho, antes de presentar el proyecto definitivo, nosotros habíamos presentado un anteproyecto, eso fue en diciembre, recibimos sugerencias de los afiliados, pedimos que nos hicieran llegar cualquier idea que tuvieran, y a partir de esas sugerencias, el proyecto se fue modificando y así se presentó la propuesta definitiva, que tuvo buena repercusión entre la gente. Ahora viene la parte más fina que es ver cuánto cuesta llevar adelante este proyecto y cómo lo financiamos”.
Para esa financiación se baraja la posibilidad, entre otras, de que los afiliados hagan un aporte adicional sumado al ahorro propio que tiene la seccional local de AEFIP.
Serra destacó el buen momento que vive el gremio que se ve reflejado justamente en estas ideas a cristalizar. El hecho de no tener que lidiar con cuestiones salariales, brinda un marco propicio para la realización de obras: “Nosotros no hemos tenido conflictos laborales ni por condiciones de trabajo ni por cuestiones salariales. A mitad de año vamos a entrar en la discusión paritaria. Digamos que ante la situación de no tener conflictos, uno puede ocuparse de otras cuestiones como la posibilidad del turismo o de dar otro tipo de beneficios sociales a los afiliados”.
Quienes integran AEFIP contrataron a un estudio de Ingeniería compuesto por cuatro profesionales que son los que llevan adelante la confección y puesta en marcha del predio: “El paso a seguir es tener una idea concreta de cuánto sería el costo total del proyecto, cada etapa en particular porque la idea es ir haciéndolo por etapas y presentar una propuesta de financiamiento a los afiliados. En función de esa respuesta, si se aprueba, empezar a trabajar”.
La expectativa es comenzar en el mes de mayo los primeros trabajos, en un proceso que se culminaría dos años después. Igualmente, cuando las etapas iniciales estén terminadas, no se descarta que puedan habilitarse para su uso: “Siempre tenemos el objetivo de brindar más beneficios para los afiliados. El crecimiento de nuestro gremio tiene que ver con eso, que el afiliado pueda tener cada vez más beneficios, mejores coberturas y obras como éstas: apuntamos a eso”.

Autor: Redacción EcoDias