RELATOS DIBUJADOS Cultura

Fecha: Martes, 20 Noviembre, 2018 - 00:00

La historieta que viene

Pasó la segunda entrega del Bahistorieta, el arte de contar a través de viñetas e ilustraciones que convoca a los artistas de la ciudad.

Bajo la misma premisa que en el 2017, el Bahistorieta 2 aunó a todos los artistas, productores y realizadores de la historieta local y nacional. “Este año estuvo marcado por las pérdidas, ambas recientes, Stan Lee y el argentino Rubén Meriggi fallecieron, esto representa un gran golpe para el género”, reflexionó Francisco Felkar, uno de los impulsores del evento, en relación con el creador norteamericano que inventó X-men, El hombre araña, El increíble Hulk, por nombrar a los más conocidos. Mientras que la desaparición del argentino Meriggi representó la valoración de su legado a través de las aventuras de Conan the Savage, y el inicio de su trayectoria con guiones de Oesterheld en las ilustraciones de Los Desertores.

Un combo de talleres
Los tres días, desde el 16 al 18 de noviembre, las historietas coparon la residencia cultural universitaria de Rondeau 29. Caracterizada por los talleres que brindaron herramientas a grandes y chicos para disfrutar o realizar el género. “Paz y Juan Crayero brindaron una charla sobre la historieta relacionada con la poesía, y contamos con el aporte de Andrés Farías, para las historietas accesibles a chicas y chicos”. Con cupos completos, los talleres tuvieron una gran llegada, “tal cual pasó el año pasado, y como pudimos ampliar en la propuesta de este año, y tuvimos la suerte de contar con el apoyo de la Universidad Nacional del Sur y la Cooperativa Obrera”. Siguiendo con las entregas de cursos breves, Nicolás Aleksovich brindó la propuesta “Cómo hacer tu propio cómic desde cero” y Diego Ridao reflejó la “Realización de portadas para historietas, como parte del trabajo artístico”. Según Felkar, los talleres fueron “el reflejo de lo que representaron las historietas presentadas por los autores”.
Las instalaciones del centro cultural fueron sustanciales protagonistas para el éxito del evento, en el hall central se expusieron los materiales que estaban a la venta, los talleres y las charlas se dictaron en las aulas del ala derecha e izquierda. “En Bahía Blanca, hay mucha gente que dibuja, pero específicamente del rubro historieta no somos tanto. Los ilustradores, los artistas plásticos se dedican a diversas áreas tanto a lo infantil como la pintura”, aportó Felkar, quien recalcó que lo que está de moda es el sticker, “los más jóvenes se dedican a este, seguramente vinculada a la creación de un personaje propio que permita ser comercializado y que circule, aquel que se apropie de esa imagen la puede utilizar en otro objeto”. Felkar simpatizó con el género desde pequeño, “tal vez la historieta ha sido mi primer sentimiento con las artes visuales, aprendí a leer y dibujar con ellas, tengo una relación de mucho amor con este lenguaje”. El gran secreto del género es poder acercar un personaje que entusiasme, que cuente desde la imagen, “hay personas que les gusta la aventura, otras la ciencia ficción, lo fantástico o el humor, la historieta tiene eso, que no solo es de super héroes, este es un preconcepto, este es uno más dentro de la gran variedad de géneros que uno puede encontrar”. Felkar destaca a Patoruzú, Mafalda, ambos dentro del humor gráfico y en la aventura al Eternauta, “todo lo dibujado por Alberto Breccia no tiene desperdicio, en lo personal considero que es el dibujante de la historieta, los guiones Héctor Oesterheld, la dupla generó obras fundamentales del género, tanto con Mort Cinder, Sherlock Time”. Destacó el aporte de Nippur de Lagash, creado por Robin Wood y Lucho Olivera, “estos son parámetros nacionales que nos hacen leer y releer”.

Con estas formas
El lenguaje de la historieta es propio, “tiene sus características específicas, todo lo que tiene que ver con la composición, los encuadres, los ángulos, la narrativa visual, esto se estudia”, agrega el artista. Uno de los grandes aportes al rubro lo realiza la Escuela de Artes Visuales con su carrera de Ilustración, en el instituto terciario público “hay un taller de historieta en la formación, si bien, esto existe no percibo que alguien se dedique únicamente a la historieta si veo que hay muchos talleres y chicos curiosos que practican, veremos con el tiempo si podrán desarrollar su propia obra y sus publicaciones”.
Conocidos entre sí, los bahienses historietistas están perfilados, se encuentran e intercambian periódicamente pareceres sobre sus obras y personajes, también en cuanto a los subgéneros, “me dedico a un dibujo más realista, y muchos otros vinculados al humor, a la experimentación, a la innovación de la narrativa”. Contrario a lo que se puede imaginar, las redes sociales son un gran espaldarazo al trabajo del área, ya que funcionan como grandes difusores de la actividad. “No necesitas el objeto físico para publicar la historieta, podés hacer tu obra pública en internet, tener lectores que conozcan tus personajes y tus historias sin haber impreso. A pesar de que sea accesible a la lectura, esta produce mucho entusiasmo, entonces, cuando uno decide imprimirla la gente la conoce y la quiere tener en versión papel”. El autor del Hombre Cangrejo tiene publicado algunos capítulos on line, por eso es posible conocer de qué se trata esta aventura contada por Felkar, “y si les interesa pueden comprar la obra”.
En cuanto a las charlas dadas, Pablo Lordi habló de “Cómo ser artista freelance y no morir en el intento”, vicisitudes de quienes lo tienen como trabajo, mientras, el puntaltense Juanjo Michel se ocupó de “Los superpoderes son cosa de yankees”. El invitado especial oriundo de la ciudad de Buenos Aires fue Salvador Sanz, joven dibujante que cuenta con varias publicaciones en el género de ciencia ficción y terror, “dio una charla y un taller, llegó con sus obras que estuvieron a la venta, dando a conocer a Ultramal”. También realizaron presentaciones de personajes, Gianfranco Pipo con El Verdugo y se conocieron los libros de Jo Murúa, Lui Mort y Andrés Farías, el infaltable Hombre Cangrejo, que representa las aventuras en la ría. Los stands estuvieron muy bien visitados, muchas revistas y libros se fueron en manos del público, que suele ser fanático de las historietas, y saben que el encuentro es una oportunidad para contar con este material de primera mano.

Autor: Redacción EcoDias