Sociedad de Fomento y Cultura de Sánchez Elía Instituciones

Fecha: Sábado, 5 Agosto, 2006 - 00:00

La cultura y el barrio

Un barrio que goza de buena salud hace que su Sociedad de Fomento pueda ocuparse de otras cuestiones, entre ellas una muy importante como es la difusión del aspecto cultural. Justamente a eso apunta la Sociedad de Fomento y Cultura de Sánchez Elía.

54 años de historia
La entidad fue fundada un 6 de diciembre de 1952 cuando un señor de apellido Fabaro compró, junto a otra persona, un terreno que luego fue donado a la institución. Dicho terreno se encuentra en calle Bermúdez 1690 y es allí donde funciona la sede de la Sociedad de Fomento. Una sala médica, una biblioteca y un salón de usos múltiples, entre otras instalaciones, están al servicio de los, aproximadamente, 290 asociados que tiene la entidad.
Enrique Martín es el tesorero de la institución que actualmente preside Oscar Giglio. Martín rememora los inicios de la entidad: “Se perseguía el fin de poder juntar a los vecinos, tener un lugar donde reunirse y obviamente tratar de conseguir los servicios para el barrio. En la primera época no había absolutamente nada y una de las primeras cosas que se consiguieron fueron el gas y agua. El asfalto se hizo hace unos 20 años y a partir de ahí el barrio fue progresando”.
Sánchez Elía tiene unas 36 manzanas ubicadas entre las calles 14 de Julio, Matheu, Lainez y Rawson. Martín dice que el barrio está completo en cuanto servicios aunque aclara que para ser más precisos hay que dividir Sánchez Elía en dos zonas: “Está la zona baja que es la que tiene todos los servicios y la zona que estaba sin poblar, que se ha venido poblando en los últimos 20 años, que es la parte de arriba, que carece de algunos como el gas y el asfalto por ejemplo. Igualmente esa gente no se está acercando mucho a la Sociedad de Fomento y esa es una de las carencias que tenemos: hay vecinos que no participan”.

Ayer y hoy
Según cuenta Enrique Martín, cuando la actual Comisión asumió, la Sociedad de Fomento no se encontraba pasando un buen momento: “Venía de una crisis bastante importante por un grupo que había trabajado en la entidad y que había, de alguna manera, defraudado al vecindario con una rifa que habían organizado. Sorteaban un auto y tuvieron algunos problemas con la gente porque parece que cobraron y no rindieron los fondos. Nosotros agarramos una institución con deudas y en este momento está totalmente saneada”.

Trabajo cultural
Desde hace 8 años la institución lanza una revista llamada “Comunidad Barrial” en la cual los asociados pueden enterarse de todo lo concerniente al funcionamiento de la entidad. Justamente en el último número se promociona la creación de un taller literario para chicos aunque esta no es la única actividad en Sánchez Elía para fomentar la cultura. Un factor importante lo desarrolla la Biblioteca Popular Manuel Trías “Portadores de sueños”.
“La fundamos hace dos años, un 13 de diciembre. Le pusimos el nombre de un vecino caracterizado del barrio y la idea es colaborar con la difusión cultural. Cuando asumimos justamente ese era uno de los objetivos, llevó su esfuerzo armar la biblioteca pero en ese sentido los vecinos han colaborado mucho. Tendremos unos 1300 ejemplares aproximadamente. Y ahora estamos embarcados en obtener la personería jurídica para la biblioteca. Además se han tendido redes con el Jardín 915, que alguna vez funcionó aquí, los chicos han ido a la biblioteca, han investigado, han hecho trabajos... Igualmente la biblioteca está pensada para un fin más general, para que llegue a todos los vecinos”.
Talleres de teatro y literatura han tenido su lugar en la institución al igual que las maratones de lectura que abarcan a entidades de todo el país.

El futuro
Por último Martín reconoce que una deuda pendiente tiene que ver con la participación dentro del Consejo Vecinal en el que sí habían participado años atrás: “Es una de las fallas que tenemos. En alguna oportunidad hemos asistido pero no encontramos la persona que se pueda dedicar a asistir a las reuniones que hace el Consejo”.
Según el fomentista, volver a participar del Consejo forma parte de las ideas a futuro. Justamente, refiriéndose a los proyectos a futuro, el fomentista se refiere a “trabajar para todo lo que respecta al bien del barrio, tratar que los vecinos se acerquen y lo que nos interesa sobre todo es la parte cultural. Poder seguir afianzando la biblioteca, que la gente siga reuniéndose en las instalaciones, seguir con las actividades que están. En fin seguir trabajando en todo lo que respecta al desarrollo cultural”.

Autor: Redacción EcoDias