Opinión

Fecha: Martes, 2 Mayo, 2017 - 00:00

La Argentina y sus inmigrantes

Cada región las tuvo, conocí colonias dinamarquesas, francesas, judías, alemanes del Volga, italianos y españoles (las más numerosas), indígenas, (pueblos originarios del país), sirios, libaneses, hasta alemanes y rusos ucranianos, bielorrusos, rumanos, griegos, armenios.
Los sirios y libaneses poblaron el norte, no les gusto y volvieron a sus países, nos dejaron la bombacha de campo y se llevaron el mate, Villa Mitre como barrio se pobló de libaneses, el único monumento al inmigrante árabe está en su plaza.
También en Villa Mitre se asentaron los judíos que llegaron a tener su Sinagoga, conocí las instituciones de sirios y libaneses, a sus directivos, participe de sus fiestas y vi bailar a jóvenes y bellas sus exóticas danzas.
Nos trajeron sus costumbres, tradiciones y su cultura astronómica.
De cada pueblo un paisano, de cada pueblo su comida, comí y brinde con cada uno de ellos.
“Era lindo ver las pardas (negras) Hamacarse a su compás” (candombe)
Las generaciones nacidas en la Argentina, todas como cultura gastronómica adoptamos
El asado al asador, el asado con cuero, la parrillada.
El mate se convirtió en uso y costumbre a nivel país, me gustaba integrarme y conocer a cada una en su lugar de residencia, dentro de esta inmensa región económica en que vivimos.
“Nunca te alejes del lugar / Donde nació tu existencia” (Del Martín Fierro).
En el antiguo “retiro” en Buenos Aires iba a ver bailar a los correntinos el chamamé, y en la vieja Constitución alcance a ver como bailaban el candombe (los pocos negros y mulatos que quedaban).
Ese mundo como la película norteamericana “lo que el viento se llevo”, se fue y de mi se olvidaron.
Por eso cuando me preguntan, cómo estoy, respondo: durando.
Como los colibríes que vienen a mi jardín todos los años, tome el néctar de cada flor de cada pueblo.
En 1940 los nazis invadieron la antigua Checoslovaquia, fusilaron a un periodista y escritor checo, Jules Fusick, quien con la sangre de uno de sus dedos escribió en la pared de su celda “hombres, yo os ame”.
Me cuesta creer, pero es la realidad, la tierra sigue siendo la misma, el hombre no; la sociedad que llamamos humana, se ha desintegrado, ¿Qué hizo que en vez de evolucionar hacia la paz, hacia el encuentro con el hermano de diversos países con piel distinta, por culpa del dinero?
Nos devoran los que mas tienen, por riqueza, por poder, no por ser más sabios, amarnos y en gesto solidario ayudarnos.
No estuve en la Conferencia de Guayaquil entre Bolívar y San Martín, sí se que Bolívar murió fuera de su patria, traicionado y en total pobreza, y que a San Martín lo echaron de la Argentina, jamás supe de la entrevista del Presidente Trump de Estados Unidos con el Presidente chino.
Ayer, 19 de abril del 2017, a ultima hora vi imágenes de la reunión del Partido Comunista chino, que ante los acontecimientos que tienen lugar en Siria y Corea del Norte (las palabras están demás).
Se puso a China y a sus ejércitos en emergencia de guerra, reforzamiento del poder militar.
Mayor eficiencia y tecnificación para 84 divisiones.
Trump y sus anteriores presidentes siempre consideraron que las guerras que promovían en otros países nunca les llegarían a Estados Unidos.
Ahora Corea del Norte les dice: no estén tan confiados.
Nuestros misiles y ojivas nucleares pueden llegar a Estados Unidos, ¿Alguien puede saber lo que ocurrirá mañana?
No veo en la dirigencia política norteamericana nada que me haga pensar que en sus cerebros algo quede de humano, de pensadores, de estadistas “de conciencia humana”.
Nada me dice que si bien los pueblos del mundo reaccionarán, lo harían con conciencia.
En las elecciones votan por las derechas (caso Francia).
200 años de esclavitud capitalista, no creó un hombre, creó un monstruo.
Nos inmolaremos y destruiremos.
Nuestra casa común, la tierra y se exterminará gran parte de la humanidad.
Se cumplió un nuevo aniversario de la muerta de Einstein, el decía que la imaginación supera a la ciencia, hoy no podría asegurar que tanto imaginación como ciencia logren detener la locura que se apodero del mundo.
Nietzsche fue un gran filósofo que como todos, buscó la verdad, al no encontrarla, no por que no exista sino por la actitud humana, termino loco.
Trágico fin para un gran pensador.
¿Que camino seguirán la filosofía y la ciencia?
No lo sé.

Autor: Por Aron Berstein