Sierra de la Ventana Ecología

Fecha: Lunes, 26 Noviembre, 2012 - 19:23

En contra del fracking

El fracking es una técnica de extracción de hidrocarburos no convencional que tiene como principal complejidad el hecho de que contamina las napas de agua. YPF estaría planeando llevar a cabo esta técnica en la Cuenca de Claromecó y por ello, ambientalistas de Sierra de la Ventana, manifiestan su oposición.

Pareciera que en las últimas décadas la nueva moda es agarrárselas contra los paisajes naturales de nuestro país y toda la comarca serrana no es la excepción. En varias oportunidades hemos reflejado en nuestras páginas la lucha de los vecinos de Sierra y Villa Ventana cuando se ha querido atacar al medio ambiente y esas luchas continúan ya que surgió un nuevo conflicto al respecto.
Esta vez se trata de YPF y la posibilidad de llevar a cabo en la Cuenca Claromecó extracciones no convencionales de hidrocarburos que afectan directamente al agua. Por esa razón desde la ONG ambiente Comarca se están manifestando en contra de dicha acción.
EcoDias dialogó con Gabriel Molinero, integrante de la mencionada ONG quién explicó en qué consiste esa técnica de extracción a la cual se la conoce con el nombre de fracking: “Es una técnica de extracción de hidrocarburos de las llamadas técnicas no convencionales básicamente porque intenta extraer gas de una forma no tradicional a como se ha venido haciendo a través de los años. Esta técnica lo que hace es intentar rescatar el gas que hay diseminado entre los fragmentos de roca que están debajo de nuestro suelo. Hacen una perforación, a la cual le introducen una especie de explosivos, rompen debajo de la superficie, logrando que esas rocas se separen y que el gas se junte en un solo lugar y de esa forma poder extraerlo”.
Lo complicado del tema, amplía Molinero, es que al realizar esas explosiones debajo de la superficie, lo que se logra es producir grietas y fisuras que contaminan las napas de agua que se encuentran más arriba.
Incluso, señala Molinero, el documental GasLand muestra claramente que en ciertos lugares donde se desarrolla esa técnica, cuando se abren las canillas se percibe un fuerte olor a gas y al acercar un encendedor al agua, se prende fuego: “Aparte de ese tipo de contaminantes, también para poder realizar esta técnica se utilizan un coctel de químicos muy complicados los cuales muchos de ellos se vuelven a la superficie pero otros quedan debajo y también lamentablemente se dispersan por las napas de agua”.
A lo dicho hay que sumarle otros elementos negativos relacionados directamente con la alta transitabilidad de transporte ya que se necesitan camiones para el traslado del gas extraído “y la transformación de zonas que antes eran naturales en cantidad de yacimientos de este tipo de extracción porque en poco espacio físico se requiere de muchas exploraciones”.

Paisaje desprotegido
Hasta aquí la explicación de lo que significa el llamado fracking. Ahora bien, la preocupación empezó a crecer en la comarca serrana cuando se empezaron a escuchar declaraciones de directivos de YPF con las intenciones de explorar nuevas cuencas con posibilidades de yacimientos de este gas de extracción no convencional: “Una de esas cuencas es la llamada Cuenca de Claromecó que incluye a todo el sistema serrano de ventania, va desde el área de Pigué hasta casi Mar del Plata. Cuando escuchamos esos anuncios desde la ONG Ambiente Comarca se decidió intentar invitar a los municipios vecinos de nuestra zona para lograr un trabajo en conjunto y reflotar un proyecto de ley parta declarar a la zona del cerro ventania y sus cordones aledaños como paisaje protegido. Básicamente porque en esta zona nacen las cuencas que abastecen de agua potable a muchas regiones aledañas, especialmente a Punta Alta y Bahía Blanca”.
Este pedido fue tomado por el bloque Integración Ciudadana el cual realizó un proyecto que, dijo Molinero, está siendo tratado actualmente en el Concejo Deliberante de Bahía Blanca.
Acerca de respuestas del propio municipio de Tornquist, Molineró explicó: “Lo único que hemos podido escuchar es que nuestro intendente, el señor Gustavo Trankels, se comunicó con las autoridades de la empresa YPF las cuales le dijeron que no tienen pensado realizar ningún tipo de explotación aquí en nuestra zona. No hemos escuchado más nada que eso, no hemos tenido ningún acercamiento”.
Por su parte, desde la ONG no se confía en esa versión: “Por lo que hemos podido ver en algunos otros medios de comunicación ha habido ya algunas presentaciones en localidades de esta llamada cuenca, hubo alguna presentación en General Lamadrid, otras en el partido de San Cayetano cerca de la costa, o sea que no estamos tan seguros de que esto no vaya a suceder porque ya hay algunas actividades relacionadas al respecto”.
Para los ambientalistas la preocupación sigue latente: “Este tipo de actividad minera está relacionada íntimamente con un factor importantísimo del medio ambiente que es el agua. Entonces es realmente preocupante y estamos trabajando para intentar reflotar esa ley de paisaje protegido que tuvo media sanción en la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires pero lamentablemente caducó en la Cámara de Diputados, no avanzó y quedó allí”.

Autor: Redacción EcoDias