Opinión

Fecha: Martes, 20 Marzo, 2018 - 00:00

El temor de creer en nosotros mismos

No hay Cumbre de las Américas, no hay Naciones Unidas, no hay Bloque de países europeos, tampoco hay fuerza económica capitalista con capacidad de producir más que China.
Y militarmente con la alianza hecha con Rusia.
El poderío militar de Estados Unidos y la OTAN, no creo que supere a esos dos gigantes.
No son los grandes economistas, ni tampoco las universidades las que proponen salidas a esta crisis que es la crisis del capitalismo y del pensamiento humano, los gobiernos actuales carecen de posibilidades para satisfacer las necesidades de los pueblos en que hoy vive el mundo.
Solo los pueblos así como estamos pueden decidir el futuro del mundo terrestre.
Simplemente si se lograra llegar a todos los habitantes y a su mayoría (que son los pueblos) y les hiciéramos esta pregunta.
Si China logró convertirse en primera potencia económica, un país donde prevalece el factor campesino (650 millones de campesinos con pobreza y hasta hambre).
Si tiene como dirección política un parido comunista (89 millones de afiliados contra 1300/1400 millones de personas), ¿Todos los chinos son comunistas? y pasaron a ser la primera economía del mundo, ¿qué hicieron?
El Partido Comunista guía espiritual e ideológicamente. Delegó en un gobierno popular del pueblo. Los obreros de las ciudades no tienen nada que envidiar a Paris, Londres, Roma, desaparecieron las bicicletas y ahora van en automóviles.
Es cierto que las ciudades chinas son quizás las más contaminadas, el smog no deja filtrar la luz del sol, pero eso es lo que tendrían que corregir (difícil por el momento), pues la energía que necesitan proviene del petróleo y el anhídrido carbónico no es desplazado por otro tipo de energía no contaminante, es un problema a nivel mundial. Me cuentan de pueblos y ciudades en Occidente donde hay más autos que habitantes…
Volvamos al ciudadano común. Si vive bien, si no le falta nada, si está obligado a educarse y la ciencia y tecnología han avanzado tanto (reconocido a nivel mundial), ¿qué le importa al chino si el Partido Comunista está a la cabeza? Lo que importa a los países del mundo es cómo vivir como ellos.
Su resolución es que China sea gobernada por un gobierno popular. Asumamos la responsabilidad de ser gobierno participando en cada sector, que a la fábrica o lugar de trabajo lo consideran como suyo y no de un patrón.
Eso significa, aún en las condiciones que vivimos, un salto de la conciencia humana; lo que sin duda alguna acercaría a que “seamos seres humanos”.
200 años de esclavitud mental y económica capitalista no se cambiarán en un día ni por leyes o decretos, lo entiendo como forma de elevación del hombre hacia formas superiores de vida, hacia eso marcha el mundo.
El problema lo veo en el hombre (como especie humana) que se resista a asumir lo que significaría ser dueño de su propio destino y prefiera la leche y la miel del amo egipcio, como cuando Moisés sacó a los judíos de la esclavitud de 400 años, bajo el yugo del faraón.

Autor: Por Aron Berstein