ADUNS Gremiales

Fecha: Lunes, 11 Julio, 2011 - 10:41

El ojo puesto en el Adicional

El gremio de los docentes universitarios se encuentra esperanzado en la concreción del llamado Adicional para la Efectiva y Exclusiva Dedicación a la Docencia en las Universidades Nacionales que aportaría un 25 % al salario del trabajador.

En el año 1998 se efectivizó a través del Poder Ejecutivo Nacional un decreto que establecía la necesidad de pagar el Adicional para la Efectiva y Exclusiva Dedicación a la Docencia en las Universidades Nacionales. Se trata de un porcentaje que iba a ser sumado al salario de los docentes que cumplieran con ciertas características y requisitos.
Ese decreto surgió de una paritaria formal que se desarrolló en el Ministerio de Trabajo y que fue firmada por los rectores del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y los gremios docentes universitarios. Por su carácter de decreto, es de cumplimiento efectivo. Sin embargo, justamente esa parte no se reglamentó. Suma 13 años el incumplimiento de la práctica del Adicional, y ahora se avizora en el horizonte que el porcentaje en cuestión se haría realidad.
EcoDias dialogó con Sergio Zaninelli, secretario general de ADUNS, el gremio de los docentes universitarios de Bahía Blanca, quien destacó que “todos los gremios docentes universitarios y preuniversitarios nacionales en el acta que firmamos de acuerdo de negociación salarial en abril de este año, formalizamos un pedido a los rectores de las universidades, al CIN en realidad, y al Ministerio de Educación para lograr poner en marcha el adicional”.
Para Zaninelli es un avance importante haber incluido en el acta de negociación mencionada el tema del Adicional luego de 13 años sin respuestas: “De alguna forma hay algún compromiso del gobierno a financiarla porque efectivamente no estamos diciendo que las universidades pongan el dinero sino que tiene que venir financiado por parte del Ministerio de Educación”.
Desde los gremios docentes universitarios entienden que el Adicional debe ser de un 25 por ciento del salario que se debería cobrar de manera mensual: “En líneas generales esto comprende a docentes universitarios y preuniversitarios, que a partir de su carga horaria de labor uno pueda entender que trabajan exclusivamente en el ámbito de la universidad o de las escuelas medias. Tanto sea con una dedicación exclusiva o alguien que tenga dos dedicaciones semiexclusivas”.
El punto que falta, agregó, es que el Consejo de rectores responda a la petición para formalizarla en un acuerdo común y elevarla al Ministerio de Educación para que se empiece a analizar el financiamiento.

Identificarse con la universidad
En base a información brindada por el gremio de ADUNS, algunos puntos del proyecto indican que el adicional correspondería para todos los niveles y categorías docentes; se liquidaría sobre la base del cumplimiento de 40 horas en la misma universidad con un máximo de 50 horas de dedicación y sería incompatible con el desempeño profesional, el goce del beneficio de jubilación (no de pensión) y con el ejercicio de un cargo no docente o de gestión: “La pretensión nuestra no es que se financie totalmente en el corto plazo, pero bien pudiera ser financiado gradualmente hasta alcanzar ese 25 por ciento. Vemos con preocupación de alguna manera el retraso en responder de los rectores, nosotros la formalizamos en el mes de mayo, cuando hicimos la propuesta común, y aún hoy no recibimos respuesta”.
Zaninelli destacó que se están llevando a cabo acciones en cada consejo superior. Ejemplo de ello es el de la Universidad de Salta que apoyó de manera institucional esta propuesta: “Hicimos lo propio aquí con el Consejo Superior de la UNS. En principio hemos tenido muy buena recepción, creemos que antes del receso invernal el Consejo Superior podría dar su apoyo también institucional, lo cual es importante porque de alguna manera marca una tendencia hacia la respuesta de la universidad”.
El objetivo de todo esto no reside solamente en una cuestión económica sino que trae consigo la pretensión de que los docentes universitarios y preuniversitarios hagan su carrera laboral en la propia universidad: “En el caso del docente preuniversitario, erradicar en la medida de lo posible el profesor taxi que va circulando por las escuelas. Y en el caso del docente universitario evitar ese docente que a pesar de trabajar en la universidad también tiene liberado su título para actuar profesionalmente fuera del ámbito de la universidad”. De esta manera se lograría establecer una planta docente universitaria y también para “mantener un arraigo, una identificación con la universidad a través del trabajo”.
Otro punto importante respecto al Adicional es que el docente puede percibirlo o no, es decir, es voluntario “porque fundamentalmente en el caso universitario, muchos docentes universitarios que podrían reunir las condiciones para cobrarlo dicen ‘mi título profesional me permite trabajar afuera y yo vería reducida esa capacidad si cobro el adicional’. Esto no le quita la posibilidad de elección de cobrar o no cobrar el adicional”.
Zaninelli habló de la importancia de incentivar a la incorporación de todos los haberes en el ámbito laboral de las universidades nacionales.
Consultado sobre si el 25 por ciento del Adicional ya había sido establecido en el decreto del 98, aclaró: “Justamente eso era lo que faltaba, al no haber reglamentación hablaba de que percibirán un adicional a dedicación exclusiva, pero no hablaba ni de porcentajes ni quienes lo cobraban ni la voluntad a percibirlo o no. Faltaba todo el andamiaje reglamentario que hiciera posible esto”.
Finalmente y después de varios años esto se pudo organizar y con el aval de todos los interesados: “Una situación particular es que en esto estamos de acuerdo los cinco gremios nacionales que nuclean a los docentes universitarios. En esto vamos todos juntos y eso también es una fortaleza importante”.
Ahora solamente queda esperar el apoyo de los rectores para poder enviar la petición al Ministerio de Educación: “Creo que sobre fines de año nosotros percibimos de que pueden haber excelentes novedades con respecto a este adicional”.

Autor: Redacción EcoDias