61 AÑOS Instituciones

Fecha: Martes, 20 Octubre, 2020 - 00:00

El Centro Luis Braille afronta el contexto actual

El Centro de Rehabilitación y Biblioteca Popular Luis Braille persiste por el esfuerzo conjunto de sus directivos, colaboradores, instituciones locales, personas asociadas y también la ayuda del Estado local, provincial y nacional.

A partir de la emergencia sanitaria, la institución detuvo sus actividades en pos de acatar las medidas y preservar a sus beneficiarios que en su mayoría pertenecen a grupos de riesgo. “Es muy difícil cuando salen de sus domicilios evitar puntos de contacto o estar con continuos recaudos para evitar contagios, al no poder ver necesitan tener apoyos, por lo tanto los operarios y las personas que hacen rehabilitación están en sus casas y algunos están haciendo actividades que se les está alcanzado”, explicó la presidenta de la comisión directiva de Braille, María Elena Busso.
“Están muy conectados vía online, por teléfono con la trabajadora social y con la psicóloga quienes están haciendo un acompañamiento y seguimiento de cada una de las personas para poder ver en qué situación están y poder satisfacer las necesidades y demandas que tengan”, aseguró la referente respecto al seguimiento constante que se realiza con las personas que forman parte de la entidad.
Asimismo, explicó que el equipo técnico y la Comisión Directiva están en continuo contacto con los distintos grupos de contención social que hay en la ciudad, como delegaciones, Banco de Alimentos, Cáritas y otras organizaciones en pos de garantizar la alimentación de personas del Centro que lo necesiten.

Fuentes laborales
Respecto al funcionamiento del taller protegido, la dirigente enunció que la producción está siendo sostenida por supervisores, administrativos y equipo técnico de la institución que continúan la fabricación de los productos que son solicitados por el municipio, la Cooperativa Obrera y algunos particulares. Los operarios se encuentran realizando el aislamiento en sus hogares y siguen recibiendo en tiempo y forma una ayuda económica por parte del Estado.
Luego de la unión efectuada por los distintos talleres protegidos de la provincia y el país, se conformaron bajo redes territoriales en pos del pedido al Estado por un aporte económico de contención. El Centro Luis Braille que fue parte de la organización ahora es partícipe de un proyecto común en la ciudad.
“Nos sirvió para poder unirnos todos los talleres del país y la provincia y también acá en Bahía hemos armado una mini red de los cuatro talleres que están reconocidos como el taller Santa Rita, Alborada, Panificadora Nuevo Sol y Braille. Esto nos permite a todos caminar y construir un mismo lineamiento de trabajo y de luchas para ir consiguiendo todo lo que sea en beneficio de los derechos y la defensa de las personas con discapacidad”.

Un aporte conjunto por el medio ambiente
A raíz del convenio realizado entre el Centro Luis Braille y el Concejo Deliberante, se incrementó el compromiso en la reutilización y reciclado de papel y cartón en desuso. Parte de la misión es generar compromiso con el reciclado urbano.
 “Varias instituciones y vecinos particulares llamaron para averiguar la metodología y poder donar. Eso es lo importante, poder difundir estas prácticas para que sean replicadas por la mayor cantidad de organismos y vecinos de la ciudad”, declaró la impulsora de la iniciativa, la concejala por el oficialismo, Lucía Pendino.
Buscarán replicar la propuesta bajo otra modalidad dentro del municipio, intentando replicar la medida entre organismos públicos y privados. La repercusión fue buena, y los canastos podrían ser de uso público.
El pasado 8 de septiembre, el cuerpo legislativo local acordó que los papeles y cartones en desuso que genera sean donados a la institución que trabaja con personas con discapacidad. Además, se comprometió a realizar campañas de difusión y concientización referidas a la temática. De esta manera, se formaliza una práctica necesaria.
El Centro Luis Braille recibe donaciones de papel y cartón por parte de la ayuda comunitaria o por medio de campañas organizadas por ellos mismos con el fin de generar recursos económicos que aporten a solventar los gastos de funcionamiento propios de la entidad.

CUMPLIERON UN NUEVO ANIVERSARIO
El 19 de septiembre la entidad cumplió 61 años. “Nuestra mejor manera de festejar es agradeciendo. A ustedes: socios, voluntarios y a cada persona que sabe de nuestro Taller y nos visita, compra nuestros productos y colabora. Gracias por recordar y acompañar al Centro de todos: al Centro Luis Braille”, publicaron en sus redes sociales.
Asimismo, recordó que el 26 de septiembre fue el Día del Bastón Verde. Este instrumento es utilizado por personas con baja visión, en Argentina se adoptó en 2017. Hay que recordar que este déficit visual no puede ser compensado por el uso de lentes, por lo tanto, si ves una persona con bastón verde puedes ofrecer tu ayuda.

Autor: Redacción EcoDias