EN LA FERIA Cultura

Fecha: Martes, 7 Mayo, 2019 - 00:00

Desde esta ciudad

La publicación de un libro requiere de múltiples esfuerzos, uno de los primeros está relacionado con la edición del mismo. Tres escritoras de la ciudad dijeron presente en la 45° edición de la Feria del Libro.

Cecilia Rivera, Emma Caldironi y María Antonia Ruviños fueron las escritoras locales que asistieron a la edición 2019 de la Feria del Libro. Las socias de la Sociedad Argentina de Escritores filial Bahía Blanca (SADE) firmaron sus obras en el stand amarillo del evento anual más convocante alrededor de la literatura y los libros. “El espacio lo brinda SADE nacional, que abre la posibilidad de presentaciones y actividades para cualquier socio de todas las filiales del país”, informa Ruviños en diálogo con EcoDias. De esta forma, “Aldaba” y “La chica Flores”, obras de Cecilia Rivera; “El eros prohibido, caminos cruzados”, autoría de Emma Caldironi y “Dendrítica”, poesía de María Antonia Ruviños, fueron parte de la edición 45.

Participaciones
“Estuvimos en el stand, y sobre el pasillo, firmamos libros para los compradores. También tuvimos la posibilidad de hablar con ellos”, apuntó la escritora. La proximidad con lectores y lectoras genera una visión distinta de la escritura, los libros y sus autores, “la cercanía nos da la posibilidad de contarles cómo generamos la obra, qué pareceres tienen ellos si nos han leído, logramos difundir la palabra”, desmitificando la tarea de escribir como algo que realiza solamente un sector de la sociedad, abriendo el espacio para más personas que realicen el ejercicio de la escritura con cierta frecuencia. “La Feria del Libro es muy significativa para nosotras, es un lugar donde la obra se da a conocer, se expande, más todavía porque estamos en el interior. Tal vez para quienes viven en Buenos Aires sea un evento más, porque están más cerca”, reflexiona.
La publicación de un libro requiere de múltiples esfuerzos, uno de los primeros está relacionado con la edición del mismo. La financiación del mismo se puede lograr, generalmente, por ahorros propios del autor o autora, otras veces logrados por la participación en concursos nacionales o fondos públicos que pueden ser concursados, como es el caso del Fondo Municipal de las Artes, y el que existe a nivel nacional; y en el menos frecuente, a requerimiento de una editorial. La generación de la obra en estas condiciones está satisfecha, con el libro en mano se hace necesaria la difusión y la llegada a las y los lectores. “Te vas de viaje y el escritor lleva sus libros a cualquier lado, sea para regalar o ver la oportunidad de presentarlo como dejarlo en la plaza de otro país y lograr que se expanda, que se conozca, que sea leído”.
Con el continuo objetivo de incluir autores locales y regionales, y por la reivindicación de una herramienta imprescindible en épocas críticas, la SADE Bahía Blanca invitó a socias y socios a enviar sus obras para ser expuestas en el stand, “más de 50 libros fueron enviados en una encomienda, libros de nuestros asociados, obras de siete escritores, es una forma más de darse a conocer, serán parte de la Feria y podrán ser vendidos”. La fascinación por la Feria del Libro es un estado para aficionados y profesionales, “es uno de los lugares donde me pierdo, sé que como yo muchos lo hacen, es una maravilla, y es muy simbólica la participación que nos permite el enriquecimiento y el intercambio”.

A salón repleto
El último domingo de abril comenzó el Café Literario, encuentro de asociados y curiosos. Con un salón lleno, el inicio abrió un juego enorme de lecturas e intereses. El Café se realiza en Avenida Cerri 771, con entrada libre y gratuita, es una de las convocatorias más abiertas con las que cuenta SADE. “Nos sorprendimos de la gran concurrencia, creo que esto pasa porque vamos haciendo, haciendo y haciendo y no nos damos cuenta hasta que esto ocurre. Recibimos muchísimos mensajes posteriores reconociendo que fue un domingo con muchísima gente nueva”, rescató, como así también el logro de mayor cantidad de socios, logro posterior al evento.
“El año pasado abrimos el juego, realizamos mucho trabajo en las escuelas, también realizamos tareas con instituciones como el evento que hicimos en la Biblioteca Daniel Aguirre, del Barrio Universitario, que queremos se transforme en un evento anual, este año ya está en la agenda”. Otra decisión que va en esta misma dirección es la próxima firma de un convenio con la Unión de Músicos del Sur, “será para reivindicar el trabajo de los músicos, que hacen una tarea que debe ser remunerada y también pensamos que debe ser así para el escritor; y haremos eventos de manera conjunta”. La apuesta mayor siempre está puesta en la expresión escrita, y la generación de espacios para compartirla. “Tenemos actividades fijas como el Café Literario, en su entrega mensual, cada cuarto domingo; el concurso literario y la presencia en la Biblioteca Almafuerte para socias y socios”.
La iniciativa para este año está puesta en la propuesta de dos talleres literarios, destinados a socias y socios de SADE Bahía Blanca. Uno de ellos estará volcado a la producción de relatos, “Narrativa breve” para quienes deseen descubrir los caminos de la prosa a través de diversas experiencias, este será dictado en el mes de mayo. Posteriormente, después del receso invernal, se dará uno de poesía. En ambos casos, los encuentros sumarán ocho, uno por semana, “es otro tipo de momento, con la idea de producir algo, hacerlo juntos y de animarse a escribir, adquirir formas y recursos propios de los géneros”.

Autor: Redacción EcoDias