SOCIEDAD Y VÍNCULOS Sociedad

Fecha: Miércoles, 7 Diciembre, 2016 - 00:00

Crianzas y amores

El nacimiento de las hijas y los hijos abre puertas y dudas, la maternidad y la paternidad se comienzan a construir de la mano de los recién llegados.

“Como en octubre se festeja el día de la madre se nos ocurrió que fuera todo un mes para pensar en las mamás y hacer varias propuestas para todas” introdujo Romina Bosquiazzo, madre, licenciada en Psicología y coordinadora del espacio donde madres y padres realizan diversas actividades. “Maternando con Amor nace con mi maternidad, hace dos años y medio y fue virtual, con un espacio en facebook. Siempre trabajé con chicos, desde jardín a talleres de arte, psicología clínica con niños.
Al principio proponía artículos de maternidad que me habían servido a mí y todo estaba muy relacionado con lo que me pasaba a mí en mi puerperio. Hubo muy buena aceptación”.

Sin color de rosa
La maternidad suele aparecer como temática en alguna sección anexa de revistas de moda o las llamadas de actualidad, sin embargo, el asunto no es fashion ni cómodo. “Lo que le sucede a la pareja es que se moviliza con la llegada del bebé. Es un sacudón muy importante y es un aprendizaje constante que te hace mirarte a vos todo el tiempo, repensar lo que vas a decir, lo que vas a mostrar, te preguntás si lo que estás haciendo y diciendo es coherente” reflexionó. “Las mamás tienen todo tipo de dudas, es una eterna duda... cada etapa el miedo te atraviesa aunque seas la mujer más segura del mundo”.
La maternidad de este siglo conjuga con lo laboral, “las madres enfrentan gran cantidad de exigencias. En mi caso, me tomé todos los permisos, aliento a que en la maternidad se haga en lo posible. Suelen ser años más duros en cuanto a lo económico y de acomodamiento de muchas cuestiones. Me los quise tomar para estar con mi hija. Hay mujeres que de ninguna forma pueden hacerlo, y eso imagino que debe ser muy duro dejar al bebé al cuidado de otra persona a los 3 meses de vida para irte a trabajar. Angustia un montón hacerlo”.

La configuración familiar ha cambiado, actualmente existen diversidad de parejas. “Se piensa que hay menos tolerancia y las parejas finalizan sus proyectos juntos. Hay menos secretos, menos mentiras, cosas más sinceras” aportó la especialista. Cómo afecta la conformación de estas constelaciones familiares al bebé, “una cuestión fundamental a tener en cuenta es que los padres se tienen que poner de acuerdo y que no es fácil conciliar. Una de las mamás que comparte uno de los talleres dijo: el primer tiempo es mío, por toda la cuestión de que la mamá pone mucho el cuerpo desde el parto, la teta, el dormir. En este sentido algunos maridos preguntan: hasta cuándo le vas a dar la teta y las mujeres están en el derecho de decir que es su cuerpo, en este tipo de decisión es importante respetar los ritmos. Por supuesto, en otros aspectos como elegir el jardín o la escuela es necesario estar de acuerdo”.

Puerperio
El tiempo posterior al parto determina cuestiones de reorganización familiar y adaptaciones, los ambientes del hogar cambian, los momentos a compartir con la pareja y el ánimo de los padres frente a una nueva vida que atender en comida, sueño e higiene. “El bebé necesita sí o sí la presencia de los padres, el olor, se está comprobando que el dormir en la habitación disminuye la muerte súbita, y eso no significa dormir con los padres en la misma cama” opinó. “Sigue habiendo madres jóvenes, de 25 años y hay maternidad a los 42 o 45 años, se ha extendido un montón la posibilidad. Hay mamás que se autocalifican de grandes porque son primerizas de 40 años, que no es una edad vivida como antes, creo que porque las mujeres hacen mucho para ellas. Los miedos no tienen que ver con la edad. Comienzan durante el embarazo y aparecen todos. Por eso está bueno empoderar a la mujer, uno se encuentra con gente que te va diciendo vos sos la que sabés, vos fijáte, qué intuís, qué sentís, cómo te llevás con esto, nada forzado”.
Bosquiazzo trasmutó de profesional a una madre que propone a otras pensar su tarea, sumarse a charlas e intercambios que generen conexiones entre sí y con su propia labor. “Ahora me estoy formando en crianza perinatal y grupos de crianza. Fue mucho desde la experiencia personal lo que me abrió en mí la maternidad”.
“Muchas mujeres deben enfrentar una crisis importante después de ser madres y deciden cambiar radicalmente de profesión, de ser abogada a ser artesana, hacer reiki o mandalas. Otros casos es una mutación, una se inclina a realizar otras actividades, puede aparecer una reconexión con preferencias anteriores. Es una forma de tomarse el tiempo para una”.

Paternidades
Cuánto están involucrados los padres en la crianza de sus hijos, “mucho” contestó Bosquiazzo. “Los padres están cada vez más cerca de sus hijos, incluso algunos hacen lo que se llama porteo, llevan a sus bebés en el pecho. El porteo ergonómico se realiza con fulares, mochilas, llevarlos con ellos porque el bebé lo que necesita es el contacto y el calor, sentir la seguridad. Y hoy muchos padres que se involucran en esto”. Este sistema de transporte puede visualizarse con más frecuencia, permite un contacto constante y una postura adecuada para el bebé y para el adulto, porque se adapta a las necesidades físicas de ambos. Según los especialistas, la proximidad con el padre o la madre le da la sensación de seguridad, mayor bienestar físico, aporta tranquilidad para las horas de sueño, disminuye el llanto y favorece la lactancia materna”. En el caso que el porteo lo realicen las madres les permite mayor libertad y autonomía para realizar otras actividades, ya que tienen las manos libres. Los portabebés pueden ser fulares elásticos, bandoleras, mei- tai, pounch o tonga.
Otra forma que han encontrado los padres para involucrarse en la crianza “es la alimentación consciente”. En la ciudad de Buenos Aires hay grupos para papás, “coordinado por un psicólogo, que es papá”. Se conocen casos similares en Chile. “Además se ve mucho que juegan, los van a buscar al jardín, me parece que está cambiando bastante. No tengo dudas que los hombres comparten sus experiencias y miedos en sus reuniones.”
“Veo que hay dos posturas, polarizadas, por un lado hay familias que buscan lo natural, la homeopatía, la alimentación natural, el parto natural y después tenés los papás que todos los días tienen los nenes enchufados al tele, y son chicos hiperactivos, medicalizados, hay chicos que la están pasando muy mal” analizó. “También hay que reconocer que hay maltrato a la infancia, se ve en el colectivo o en la calle, castigos físicos, gritos y sacudones a los chicos. Después nos quejamos de lo que pasa en la escuela, y realmente las problemáticas son mayores”.

UNA OPCIÓN
En el espacio virtual se pueden compartir impresiones, opiniones y crecimientos en la página de Facebook Maternando con amor. Ofrecen cursos y talleres arancelados: canciones de cuna, grupos de crianza, baile, talleres de arte para chicos, taller de masajes para bebés, educación emocional, parto natural, yoga para embarazadas.

Autor: Redacción EcoDias