RECONOCIMIENTO Locales

Fecha: Miércoles, 6 Enero, 2021 - 00:00

Ciencia bahiense fue galardonada por Google

Los proyectos fueron reconocidos en la edición 2020 de los Premios de Investigación para América Latina (LARA) de Google que recompensa propuestas tecnológicas que buscan solucionar desafíos regionales.

Los trabajos científicos son liderados por dos investigadores del Instituto de Ciencias e Ingeniería de la Computación (ICIC), la doctora Ana Maguitman y el doctor Axel Soto. El espacio depende de la Universidad Nacional del Sur (UNS) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet).
Por el contexto de emergencia sanitaria, algunas de las propuestas seleccionadas se enfocaron en el desarrollo de herramientas para mejorar los procesos relacionados con el virus. En ese sentido se enmarca "Aprendizaje de representaciones moleculares para la reutilización de fármacos”, del investigador del ICIC, Axel Soto y la becaria doctoral, Virginia Sabando. Estudiaron técnicas basadas en redes neuronales utilizadas en inteligencia artificial al dominio químico, con el fin de generar nuevos algoritmos para aprender representaciones moleculares y sus características. Este abordaje observará un conjunto de moléculas que muestran actividad farmacológica sobre el SARS-CoV-2, analizando su similitud estructural y físico-química con otros compuestos activos sobre otros tipos de coronavirus.
Por su parte, el proyecto de investigación “Aprendiendo Modelos Causales de los Medios Digitales”, de la investigadora del ICIC, Ana Gabriela Maguitman y el becario doctoral, Mariano Maisonnave, orientado a extraer eventos del mundo real y otras variables relevantes de noticias y redes sociales con el propósito de construir modelos causales altamente interpretables. Para lograr este cometido, se integrarán técnicas de extracción de información, aprendizaje automático y Econometría.

Entender la complejidad
“Nos puso súper contentos porque para el área en la que nosotros trabajamos, Google es el máximo referente entonces que nos distingan nos llena de orgullo. El premio lo habíamos obtenido por primera vez en el 2019 y la verdad nos sorprendimos porque eran muchísimos postulantes y las chances de recibirlo eran pequeñas. Nos fue bien y luego ellos mismos nos contactaron para invitarnos a presentar un informe del trabajo que habíamos con la posibilidad de que nos otorgase por segunda vez el mismo premio así que hicimos el intento y tuvimos suerte”, indicó Maguitman.
“Desde el punto de vista teórico lo que trata de proponer es métodos para poder construir modelos que permiten entender mejor ciertos problemas que son complejos de tal manera que aquellos expertos que luego tienen que tomar decisiones tengan la información más organizadas, de entender mejor las variables que participan en ese problema, de realizar algunas predicciones, de encontrar patrones comunes, de encontrar explicaciones para ciertos fenómenos y nosotros lo estamos aplicando al área de Economía”, dijo. La propuesta puede adaptarse a otros campos de aplicación.
En cuanto a la instancia en la que se encuentran, añadió que “lo que estamos haciendo ahora es analizar diarios y periódicos y extrayendo eventos que tienen que ver con diferentes temas que nos van a permitir ver las diferentes relaciones y poder armar lo que se conoce como redes causales y poder comprender mejor los problemas”.
Respecto a las motivaciones y los pasos a seguir, Maguitman expresó “como investigadores lo que estamos acostumbrados a hacer es plantearnos la meta de ir mejorando siempre lo que se logró hacer. Siempre hay otros investigadores que propusieron algo dentro de la misma temática porque esto no es nuevo, lo que ocurre es que ahora con la facilidad de acceder a mucha información porque estamos en la era de los nuevos datos podemos hacer cosas mucho más interesantes y se plantean desafíos mejores y los resultados son más grandes. A medida que accedemos a mayor cantidad de datos, vamos interactuando con investigadores de diferentes áreas y nos vamos planteando nuevos problemas y desafíos para seguir trabajando. Nuestro objetivo es siempre ir mejorando, hacer una contribución científica que marque la diferencia de lo que existía y dejar lo nuevo que estamos proponiendo”.
“Desde nuestra área lo que buscamos es contribuir a la ciencia y publicar nuestros resultados científicos para que la comunidad también los pueda aprovechar, de hecho nosotros dejamos disponibles todo lo que son los datos, los códigos, los métodos para que se puedan usar de manera abierta”, concluyó la científica.
En definitiva, la contribución propondrá métodos novedosos y herramientas de software útiles para el análisis de dependencias entre grandes volúmenes de datos, orientados a la predicción y explicación de eventos en escenarios complejos. El trabajo se desarrolla en colaboración con los doctores Fernando Tohmé, Fernando Delbianco y Evangelos Milios. Cabe señalar que este proyecto fue seleccionado en 2019, y la compañía decidió financiarlo nuevamente en 2020.

Sobre los premios
Los Premios LARA de Google fueron lanzados en el 2013. Desde entonces ha beneficiado a 146 proyectos con 2.950 millones de dólares y a más de cien investigadores de toda la región buscando que, a través de la tecnología y la innovación, se generen soluciones que ayuden a miles de personas en todo el mundo. En su octava edición, reconoció trabajos relacionados al Covid-19 y otros aplicados a inteligencia artificial, salud y aprendizaje automático.
“Los ganadores de esta octava edición no solo demuestran la increíble capacidad y potencial que tienen la academia y la investigación en América Latina sino también son un ejemplo de resiliencia en un año como el 2020, que ha significado grandes retos para toda la humanidad”, destacaron desde la organización de Google durante la premiación.
En la presente instancia, se eligieron veintidós equipos de la región para apoyar sus investigaciones dentro de las áreas de Covid-19, aplicaciones de inteligencia artificial para el sector salud y aprendizaje Automático. Las propuestas elegidas por Google son oriundas de Brasil, Chile, Perú, Colombia, México, y dentro de los seleccionados, hay cuatro proyectos de Argentina conformados por investigadores del Conicet.

Autor: Redacción EcoDias