©Todos los derechos compartidos

Respaldo a la vida
Categoría: Salud

“Se necesitan dadores, de cualquier grupo y factor. Presentarse en ayunas en…”.
El porcentaje de donación voluntaria de sangre en nuestro país es muy bajo, menos del 1% de los dadores son voluntarios.
Conceptos para entender que no solo es importante donar sangre cuando la necesita un allegado.

“Si acá hay un banco de sangre, entonces tiene que haber sangre”.
Esa es la teoría que maneja mucha gente cuando se encuentra en un hospital necesitada de sangre para algún familiar o allegado que se encuentra con esa urgencia y esto se debe a ideas erróneas.
Una de esas ideas con que si bien todos los hospitales tienen banco de sangre, a los mismos no debería llamárselos así, según señalan algunos profesionales. Uno no va a un banco convencional a sacar dinero sin antes depositarlo y en este caso pasa lo mismo ya que para poder obtener sangre primero es necesaria la donación.
Y el otro conflicto a corregir es la muy escasa donación voluntaria conocida como anónima o altruista, es decir aquella persona que por su cuenta decide dos o tres veces por año donar sangre en un hospital. Generalmente lo que existe es la donación por reposición, osea cuando se requieren dadores para situaciones urgentes.
Cada hospital, sea público o privado, debe contar con este servicio de medicina transfusional, así lo explicó el hematólogo Miguel Bartomioli (Mat. provincial 46764) responsable del “banco de sangre” del Hospital Glasman de la Asociación Médica cuya Unidad de Transfusión se encuentra en el Hospital Privado del Sur: “Los bancos de sangre públicos y privados siempre están transfundiendo a reposición, viene el dador que se pide a la familia y ahí uno tiene sangre. Lo que no tenemos es un stock de sangre lo cual sería ideal, la donación programada con gente voluntaria que dona sin ningún requerimiento, obligatoriamente a su conciencia va donando sangre periódicamente y ahí uno tiene un stock de dadores voluntarios que va utilizando durante todo el año”.
Esto lamentablemente no pasa y si bien se realizan campañas de concientización todavía sigue vigente el criterio de que si hay un banco de sangre teóricamente tendría que haber sangre en stock: “A nivel nacional, menos del 1% de los dadores son voluntarios. Nosotros tenemos un promedio de 5000 dadores anuales de los cuales no tenemos 100 voluntarios en el año”.

Cultura del donante
La hematóloga Vanesa Fernández (Mat. provincial 1583) es la jefa del Servicio Coordinador del Centro Regional de Hemoterapia que funciona en el Hospital Penna el cual capta donantes para hospitales públicos y privados de la ciudad y de la zona que comprende la Región Sanitaria 1.
Actualmente, cuenta la doctora, entre los sectores mencionados tienen centralizados 16 servicios de medicina transfusional. Según explica Fernández, se tiene cierta buena respuesta en cuanto a donantes por parte de las localidades de la región sanitaria ya que se envían bastantes unidades de sangre aunque reconoció que en porcentajes siempre son mayores los donantes de reposición y que los números son aún más flojos cuando hablamos de Bahía: “Probablemente tenga que ver con falta de información y de incentivo. Cuando uno solicita donantes la gente aparece, no es que no sea solidaria pero es como que aparece ante la urgencia. Sería bueno tener un stock de donantes voluntarios para estar preparados ante una urgencia, para aquellas personas que no tienen familia, que son de otra región o que son extranjeros.
Hay países donde existe la cultura del donante voluntario sistemáticamente que los hace sistemáticamente cada tres meses, aquí no está instalada esa cultura”.
Consultada acerca de cómo responde el servicio ante la demanda, Fernández señaló que “depende de la época, del día de la semana, de cuanto tengamos que distribuir, hoy por ejemplo tenemos un buen stock de 0+ que es importante tener, es el grupo más frecuente, con eso podríamos responder ante una urgencia y hay épocas en que no tenemos ese stock”. Además afirmó la necesidad de reinstalar campañas en los días mundial y nacional del donante voluntario que son el 14 de junio y el 9 de noviembre respectivamente.
Volviendo a la opinión de Bartomioli en relación a la demanda de sangre para pacientes, el hematólogo contó que esta es muchísima sobre todo porque es Bahía una ciudad donde se derivan muchos pacientes, donde se hacen cirugías de alta complejidad y donde hay varios centros de diálisis cuyos pacientes requieren transfusiones más el lamentable numero acrecentado de accidentes de tránsito.

No hay sangre difícil
La sangre es un medio que hoy no tiene ningún tipo de reemplazo en el mundo y de allí la importancia de la donación la cual lleva solo 30 minutos de tiempo y a la vez se realizan todos los estudios correspondientes a la sangre del paciente donante. Dice Bartomioli: “Esta es una ciudad muy grande en cuanto a población que pueda donar, si cada persona donase sangre una vez por año no sabríamos que hacer con la cantidad de sangre que habría en Bahía. Sería muy suficiente para Bahía y toda la zona, pero no ocurre”.
Cuando se piden por alguna radio dadores de determinados grupos a veces se crea la ilusión de que existen grupos de sangre difíciles de conseguir. En este caso el hematólogo aclara que: “No hay sangre más difícil, hay sangre difícil cuando se plantea la necesidad. El grupo más común es el 0+ y el A+, entre esos está el 80% de la población mundial pero si uno necesita 20 unidades de 0+ y tiene cuatro dadores es dificilísimo encontrar los otros 16. Hay días que parece una sonsera y otros en que no hay 0+ o tenemos 0- y no se utiliza”.
En este caso la dra. Fernández coincide con su colega y habla de sangre menos frecuente y no de sangre difícil: “En el momento de la urgencia difíciles son todas. Hay grupos sanguíneos menos frecuentes como el A- y B-, por lo general todos los RH- son menos frecuentes porque el porcentaje de la población es menor que respecto a otros grupos y el que tiene RH- solo puede recibir esa sangre”.
Por último Fernández insistió con la necesidad de instalar la cultura del donante al tiempo que invitó a todos aquellos que quieran hacerlo al Hospital Penna: “Pueden venir de lunes a viernes a este centro en el pasillo 1 entre 7.30 y 11.30. Pueden tomar té, café o un jugo con azúcar, nada que tenga leche o lácteos, tienen que haber descansado bien la noche anterior y en 20 minutos regala vida a una persona que necesita su sangre”.

Quien puede y quien no puede ser donante
* Puede cualquier persona en buen estado de salud, de entre 18 y 65 años.
* Los menores pueden ser autorizados por un mayor y los mayores de 65 con certificado médico
* No se le extrae sangre a embarazadas, a personas que hayan tenido hepatitis B o C, a personas operadas de cirugías grandes en el último tiempo o próximas a operarse.
* La negativa se extiende a aquellos que provienen de regiones endémicas de paludismo o que hayan recibido vacunación en el último tiempo siendo esto momentáneo y no definitivo para no poder donar.
* No deben donar aquellos que mantuvieron relaciones sexuales sin preservativo con parejas ocasionales o con personas de riesgo.

Tatuajes y piercings
Consultado sobre si las personas que tienen tatuajes o piercings pueden ser donantes de sangre, el dr. Bartomioli comentó que: “Si el tatuaje fue hecho en el último año aconsejamos que no donde porque los periodos de ventana, de incubación de enfermedades, fundamentalmente las hepatitis B y C y el VIH que son enfermedades virales que pueden estar durante el acto del tatuaje cuando se utilizan jeringas, agujas y elementos de venopunturas que han podido utilizarse con otras personas y que tengan restos de sangre, por eso aconsejamos no donar sangre durante un año de hecho el tatuaje porque pudo haber incubado la enfermedad y en los análisis después nos va a dar positivo. Si el tatuaje me lo hice hace cuatro años tengo la ventaja de que si hago el análisis de serología ya van a salir si es que se infectó durante el tatuaje. Lo mismo con el tema de piercings”.

facebook
Twitter
Follow
2008-06-14 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp