©Todos los derechos compartidos

Prevención en las tablas
Categoría: Salud

El Colegio de Odontólogos Distrito X llevó a cabo, durante todo el año, una importante campaña de prevención de salud bucal a través de una obra de teatro destinada a niños y niñas.
La iniciativa dejó resultados más que positivos, por eso se extenderá durante 2010 incluyendo también, dentro del público, a los abuelos bahienses.

Suele decirse que los mejores en interiorizar métodos de prevención y de cuidados de la salud, son los más chicos. Hay cierto parámetro de edad en donde los niños ponen en práctica de manera efectiva todo aquello que se les enseña y dice. Por esa razón, esas edades son buenas para empezar a educar en cuestiones que hacen al bienestar de las personas y aprovechar también el efecto multiplicador que significan los chicos que, luego, llevan lo aprendido a su casa y lo transmiten a los más grandes.
Es el caso de la salud bucal. Todo lo que tiene que ver con nuestros dientes tiende a asociarse erróneamente a una cuestión estética y no a la idea de que cuidar la salud bucal que forma parte de la salud integral de las personas.
Desde el Colegio de Odontólogos Distrito X , con sede en Bahía Blanca, es esa última idea la que se intenta llevar a los más chicos, sobre todo en aquellos donde las necesidades son mayores y el aspecto educativo juega un rol importante: “Tenemos un programa que venimos desarrollando desde hace cuatro años y que se trata de una obra de teatro para chicos representada por el grupo Los Pepos”, explica a EcoDias Cristina Ragni, presidenta del Colegio: “Lo que quisimos hacer con esta obra es acercarnos a la comunidad convocándolos en algún teatro, escuela, lugar grande donde pudiéramos agrupar a un montón de chicos y llevar a cabo el mensaje de la prevención”.
El mensaje del que habla Ragni no hace hincapié únicamente en el cepillado de los dientes. En algunos de los lugares que se visitaron con la obra, había chicos que ni siquiera tenían un cepillo y que tampoco habían visto nunca una obra de teatro. Eso habla de carencias varias y de la necesidad de abarcar muchos aspectos a través de la campaña: “El hecho de estar citándolos en un teatro es una forma cultural de abarcar un pedacito de ese terreno. Tratamos de agrupar varias cosas. Fue ideado con ese propósito y nos llevó años darle forma. Ahora podemos decir que estamos en el pico porque terminamos el año con una mega función en el Teatro Don Bosco juntando alrededor de 1200 chicos. La convocatoria la hacemos en comunidades educativas con bastantes necesidades porque creemos que allí está la mayor necesidad”.

Aprender y disfrutar
El programa de prevención está orientado a chicos y chicas de entre 5 y 7 años ya que “es la edad donde sabemos que el chico capta todo lo que le estás diciendo, es cuando más lo va a incorporar y si le llega de una manera que lo cautiva, como puede ser una obra de teatro, encima que aprende le gusta”.
En la obra, los actores desarrollan un vocabulario muy claro a través del cual los chicos interactúan continuamente y en donde se repite varias veces la importancia de cepillarse los dientes y qué hacer luego de comer golosinas “y los chicos van respondiendo. Eso te da la pauta de que el mensaje les está llegando. Se hizo un trabajo tratando de cubrir la mayor cantidad de aspectos que pudiéramos. A la vez, ellos pueden transmitir el mensaje en sus casas. Nosotros damos la información sirviéndonos de la diversión”.
Señala Ragni que “hemos hecho un sondeo y en los lugares donde hay salas médicas trabajan los odontólogos de allí, se relacionan con las escuelas, dan charlas ahí, agrupan los lugares. En otros lugares, hemos mandado la función de títeres por falta de espacio. Los lugares se cubren desde todo punto de vista. Podemos decir que en estos tres años casi 20 mil chicos han visto la obra de teatro. En ese número incluyo Patagones, Pringles, Gral. Lamadrid, toda la región. Para nosotros es un objetivo cumplido porque no esperábamos semejante devolución”.

El público se renueva
La campaña del Colegio de Odontólogos va a seguir y así está establecido más allá de las autoridades que la institución tenga, pues “tiene que tener una continuidad porque es un hecho para la comunidad, para los chicos. Chicos va a haber siempre, por lo tanto tenemos que estar ahí permanentemente”.
Uno de los principales puntos de la prevención al que apunta el mensaje, es al uso del cepillo aunque hay otros muy interesantes y, tal vez, desconocidos: “Ni siquiera decimos que tienen que ponerle pasta, con que usen el cepillo estamos contentos. La pasta cumple el objetivo que querés darle. Si querés levantarte todas las mañanas y tener un gusto agradable en la boca, le ponés una pasta que podés conseguir en cualquier lado. Si vos tenés un problema en la boca que se soluciona con una pasta que es un medicamento, la usás. Pero en caso de que no tengas pasta y no tengas problemas, el cepillo cumple la misma función, la pasta no te va a eliminar lo que es la placa bacteriana, lo va a eliminar la técnica del cepillado”.
También se aconseja la visita al odontólogo, al menos, una vez por año sin necesidad de recurrir a un consultorio privado: “Que vayan a las salas, al hospital, al lugar más cerca que tengan pero que vayan. Ese mensaje en los chicos llega mucho porque uno lo ve en los lugares de asistencia odontológica donde hay repercusión. El mensaje llega, es fundamental”.
Y otro de los puntos, y que puede interesar mucho a los más chicos, es que no se prohíbe comer golosinas: “Recomendamos que después de comerlas se cepillen. Hay estudios que dicen que existen los momentos de azúcar que son cuando el chico tiene ganas de comer caramelos. Los tiene que juntar todos en una bolsita y comerlos en un solo momento del día, y después cepillarse los dientes y no comer intercalado. Eso ayuda mucho, es un hábito a incorporar”.
Obviamente, aclara Ragni, hay lugares en donde los chicos no saben de golosinas por cuestiones netamente económicas. Más allá de esto, y de que igualmente es bueno saberlo, la campaña ha rendido sus frutos: “Tratamos de cumplir lo que es la función del colegio como intentar de estar siempre con alguna campaña de prevención. Se ha logrado en base a esto y esto es nuestro camino a seguir”.
A la obra también la han visto algunos abuelos y ya se está pensando en incluirlos dentro de la campaña de prevención de 2010. El objetivo, en este caso, es alertar sobre temas que refieren a prótesis dentales y a las funciones de un mecánico dental: “Hemos notado que hay un mito que dice que el mecánico dental es más barato que el odontólogo, y lo que hay que recalcar es que el mecánico dental es un auxiliar del odontólogo. No tiene permitido actuar en las bocas de los pacientes y eso hay que recalcarlo porque hay casos muy importantes de problemas de salud debido a prótesis mal hechas por mecánicos dentales. Debido a eso, tenemos pensado insertar a los más grandes dentro de este tipo de eventos”.

facebook
Twitter
Follow
2009-12-11 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp