©Todos los derechos compartidos

La rubéola
Categoría: Salud

Se la consideraba una enfermedad propia de los chicos. Sin embargo, los casos posteriores a la introducción de la vacuna muestran un desplazamiento del riesgo de enfermar a adolescentes y adultos jóvenes.
¿Qué pasa con las embarazadas? ¿Cómo afecta la rubéola en nuestro país?

Vale la pena arrancar con un dato importante que dice que la protección, el estado inmunitario de nuestra población ha mejorado frente a la infección de la rubéola; lo que hace que haya menos casos que en épocas anteriores aunque todavía los sigue habiendo en un relevante número.
De allí la importancia de vacunarse y por eso las campañas que se organizan a nivel estatal. Y también la importancia de saber que aquella vieja enfermedad que afectaba a los más chicos sigue estando y ya no es cosa de niños. Ahora, ¿qué es la rubéola?

Historia
En el siglo XVIII distintos autores alemanes la describían como una enfermedad benigna, la consideraban una variante del sarampión o la escarlatina y no se le dio mucha importancia hasta 1941 cuando un oftalmólogo australiano encontró la asociación entre chicos nacidos con problemas oculares y cardiopatía congénita. A partir de ahí se comenzó a estudiar e investigar hasta que en los 60 se desaisló el agente etiológico de la enfermedad: “Que es un virus específico y provoca esta enfermedad benigna autolimitada en la infancia básicamente que hace un pico en la pre pubertad. Tiene una evolución luego de un periodo de incubación de 14 a 21 días, viene la etapa sintomática que generalmente comienza con una erupción en la cabeza y luego se distribuye al resto del cuerpo que dura de tres a cinco días. Esto puede acompañarse de síntomas generales como fiebre, decaimiento, inflamación de ganglios sobre todo del cuello y detrás de las orejas y a veces sobre todo en mujeres, dolores articulares o artritis”. La definición la brindó el médico pediatra Juan Pablo Esandi (Mat. Prov. 19554) quien se desempeña como sub director de Epidemiología en la Secretaría de Salud municipal.
Uno de los grandes problemas es que de un 30 a un 50% de los casos se presentan con un cuadro clínico leve o incluso asintomático lo que hace que pueda seguir habiendo transmisión del virus. La manera de prevenir la rubéola es con vacunación la cual viene haciéndose de manera oficial en Argentina desde 1998: “Hasta esa fecha el país venía padeciendo brotes epidémicos cada cuatro o cinco años ocasionando un número importante de casos, niños sobre todo y por transmisión de los niños a las mujeres”. Y aquí algo importante porque en caso de tratarse de embarazadas la pueden transmitir al feto, lo que se conoce como rubéola congénita.

Riesgos
Cuando hablamos de rubéola podemos referirnos a la infección en niños, en adultos y también a la infección neonatal que es cuando el producto de la concepción se contagia. El virus pasa a través de la placenta, de la mamá al bebé y éste hace una infección intra uterina. Y es aquí donde hay que prestar especial atención porque, dice Esandi, si esto ocurre en los primeros tres meses de gestación: “Deja secuelas que se manifiestan en el momento del nacimiento como las malformaciones cardíacas, problemas oculares, neurológicos, retraso mental, sordera. Siempre que el embarazo pueda llegar a término porque a veces incluso se da la muerte intrauterina, los abortos, partos prematuros, el retraso del crecimiento intrauterino, osea toda una serie de complicaciones importantes”.
En caso de que el embarazo llegue a término el bebe puede tener algunas manifestaciones e incluso ser portador del virus y por lo tanto una fuente de contagio: “Cuando más temprana es la infección en el embarazo más riesgos para el bebé. Pasada la etapa de las doce semanas las posibilidades de complicaciones son menores pero siguen habiendo”.

Cómo se contagia
La rubéola se transmite por contacto con las secreciones nasofaringeas de los enfermos que se producen al hablar, toser o estornudar o también al tomar contacto con objetos contaminados con sus secreciones. El contagio es uno de los principales problemas porque el paciente puede contagiar desde antes de comenzar los síntomas: “En el periodo de incubación, de uno a siete días antes de la erupción, el paciente ya está eliminando virus lo que hace que el virus siga circulando a pesar de las campañas de vacunación masiva y los esfuerzos estatales para mejorar la cobertura de la población, el estado inmune frente a la rubéola”. Y aquí es donde las diferentes infecciones por rubéola se relacionan porque si una docente embarazada tiene en su clase un chico con el virus en etapa de incubación, esa docente embarazada puede contagiarse antes de que el chico se brote.
En el caso de los chicos se los separa de ese ambiente durante una semana que es el tiempo que se considera contagioso después de comenzada la erupción. En el caso de embarazadas se realiza un seguimiento específico con un médico gineco obstetra.

A vacunarse
La rubéola es de declaración obligatoria por eso es importante que los profesionales denuncien la aparición de cada nuevo caso aunque esto no siempre ocurre: “Tenemos concretamente un problema de sub notificación”.
Así y todo la situación de nuestro país frente a la rubéola es buena e incluso en Bahía se tienen tasas altas de cobertura. La vacuna se aplica al año de vida junto con sarampión y parotiditis en lo que se conoce como vacuna triple viral.
En la ciudad existen 63 puestos oficiales de vacunación entre unidades sanitarias y vacunatorios privados. Hoy la vacuna es el arma más importante contra la rubéola: “Se recomienda la vacunación y la consulta precoz con el médico de cabecera ante la aparición de un cuadro febril, con erupción, indeterminado, ante la duda siempre es recomendable concurrir al médico”.

Adolescentes y adultos jóvenes
“Lo que se ha dado en estos últimos años es merced a la vacunación masiva y a las campañas de vacunación en menores de quince años, que la enfermedad se ha desplazado un poco y se ha empezado a ver casos en adolescentes y adultos jóvenes”. La infección en adultos suele manifestarse con síntomas más intensos como decaimiento, fiebre, catarro de vías aéreas o dolores articulares.

Campañas de vacunación masiva
“La introducción de la vacunación masiva en 1998 y las campañas de vacunación subsiguientes como las que se hicieron el año pasado y las que se van a hacer este año por parte del Ministerio de Salud han mejorado la protección, el estado inmunitario de la población frente a la infección de la rubéola. Esto hace que haya menos incidencia, menos ocurrencia de casos que en años anteriores pero todavía hay muchos por eso el gobierno sigue organizando campañas de vacunación”.

facebook
Twitter
Follow
2008-07-11 00:00:00
Relacionados
ESTEMOS CONECTADOS
campañas
144 600x600px (1)
137 (1)
adhesiones
adhesion facundo 600x325px (1)
adhesion lopez 600x325px (1)
última Edición
Cooperativa Ecomedios
Nos apoyan
Nosotros
Ecodías es una publicación de distribución gratuita.
©Todos los derechos compartidos.
Registro de propiedad intelectual Nº5329002

Los artículos firmados no reflejan necesariamente la opinión de la editorial.
Agradecemos citar la fuente cuando reproduzcan este material y enviar una copia a la editorial.


> Directora
Natalia Schnaider
> Secretario de redacción
Pablo Bussetti
> Diseño gráfico
Rodrigo Galán
> Redacción
Silvana Angelicchio, María Cielo Di Stéfano, Agostina Álvarez, Ivana Barrios, José Olmedo y Daniel Saladino
> Difusión en redes sociales
Santiago Bussetti y Camila Bussetti
> Colaboradores
Mauro Salvador, Claudio Eberhardt, Valeria Villagra, Sabrina Del Valle y Melisa Santanafesa.

es un producto de:

Matrícula INAES 40.246. 

Desarrollado por Puro Web Design.

RSS
Follow by Email
Telegram
WhatsApp